A lo largo del año hay que cuidar de nuestro cuerpo, pero en verano hay que ser un poco más estrictos. Qué mejor que conocer unas claves y hacerlo con productos naturales. Y tú, ¿te cuidas?

Con el verano bien entrado la principal preocupación de todo aquél que quiera un bronceado impecable es aprender a cuidar su piel. El sol es una de las amenazas más importantes y continuas que recibe el cuerpo en el estío y por ello hay que aprender a combatir todos los efectos negativos que este puede causar. 

Tratamientos corporales naturales. ¡Como la vida misma!Veamos si tienes la lección aprendida para cumplir con el “ritual” veraniego. ¿Qué hay que hacer antes de salir a tomar el sol? Ponerse crema, mucha crema. Prepara en tu bolsa todo el equipamiento. Necesitarás dos cremas. Una para la piel y otra especialmente para la cara. A esta hay que cuidarla de manera más considerada. 
Factor 50 si son los primeros días (o semanas, según tu tono de piel).Ten en cuenta que llevas todo el año sin exponer la dermis a ningún factor tan agresivo, por lo que la sensibilidad es mayor. 

En la cara asegúrate de que cuentas con otro factor 50 para evitar manchas y posibles quemaduras que después pasan factura en forma de peladura o esas temidas arrugas. Este ritual lo tienes que llevar a cabo cada media hora en la primera semana, así evitarás pelarte como una cebolla. 

¿Qué hábito hay que mantener, incluso incrementar? El de beber agua. Los 2 litros son OBLIGATORIOS. El agua fresquita siempre viene bien, y en verano el cuerpo lo agradece. Refresca, hidrata y mantiene la temperatura corporal. Aunque lo más importante es que mantiene humedecida la piel para que los rayos no sean tan dañinos. 

¿Qué evitar? Dormirse tomando el sol y tomar azúcar antes de salir. Nada de lagartijas tostadas al sol. Tampoco un atracón de frutas antes de ir a la playa. 
Dormirse al sol implica saltarse el ritual y permitirle al sol entrar en tu piel. Tomar azúcar agudiza el proceso de atracción y no ayuda a mantener la ‘línea’ del cuidado solar. 

¿Qué hacer después de tomar el sol? Embadurnarse de aloe vera (tener una plantita en casa nunca viene mal) y after sun. Hablando de remedios naturales, puedes optar por elaborar tu propio tratamiento regenerador, además muy eficaz, para después del sol. Toma nota: Tratamientos corporales naturales. ¡Como la vida misma!
Dicho esto, no falta decir que es necesario llevar algún sombrero, gorra o incluso sombrilla para que el contacto no sea directo. Una botella de agua bien fría para los momentos de flaqueza y porqué no, algún alimento fresco para las defensas. 

La mejor alternativa. 

Si a tí lo que te gusta es sentirte cuidada y además, que lo hagan con los mejores productos naturales, este plan te interesa. G.K. Chesterton dijo “Dime lo que comes y te diré lo que eres”, pues bien, en el cuidado de tu cuerpo, más de lo mismo. 

Tratamientos corporales naturales. ¡Como la vida misma!¿Has escuchado hablar alguna vez de las exfoliaciones naturales? En el hotel AR Diamante Beach, son especialistas. Las exfoliaciones son el paso definitivo y preliminar entre la sesión de hidroterapia y el masaje corporal. ¿Su finalidad? Conservar todas las propiedades nutritivas y antioxidantes de la piel, aportándole suavidad y elasticidad. 

Estas se realizan con untuosos aceites de almendras prensados en frío, y las exfoliaciones más efectivas son: 

-Miel Cristalizada
-Flor de Sal
-Lavanda
-Aloe Vera

Todo productos naturales, pensados expresamente para tu cuidado y tu salud, pero no te vamos a contar más. Si quieres que te cuiden y sobre todo, sentir que tu piel también lo está descubre las ofertas que te ofercen en el Spa del Hotel AR Diamante Beach. Y no te vuelvas a preocupar del sol.