Existen diferentes tipos de zapatillas de ciclismo en función de la modalidad ciclista. Te enseñamos a diferenciarlas según sus características.

Según los últimos datos de la DGT (Dirección General de Tráfico) a través del Barómetro Anual de la Bicicleta que datan del año 2011, el 40% de la población española utiliza la bicicleta con frecuencia. De éstos, el 73’3% tiene al menos una bicicleta en propiedad o, lo que es lo mismo, tres de cada cuatro españoles tiene una bicicleta en su casa. Sin embargo, con el resto de equipamiento ciclista las cifras no son tan elevadas. Los usuarios habituales de bicicletas no tienen asimilada la importancia del equipamiento ciclista para la práctica de este deporte. El casco, el maillot, los guantes y, sobre todo, las zapatillas son importantísimas, pues si no se emplean pueden provocar problemas físicos y lesiones de gravedad.
 
Las zapatillas de ciclismo juegan un papel importante porque repercuten tanto en la práctica del ejercicio como en la salud del ciclista. Existen varias tipologías de zapatillas, en función de la modalidad de ciclismo que se realice. Cada una tiene sus particularidades y especificaciones, por eso hoy vamos a analizarlas todas para que puedas diferenciarlas y así saber cuál se adapta más a tus necesidades.

Tipos de zapatillas de ciclismo, ¿cuáles son sus diferencias?
Tipos de zapatillas ciclistas.

Cada disciplina del ciclismo tienen sus singularidades. Las bicicletas no son las mismas, los terrenos por los que se circula tampoco y eso provoca que el esfuerzo sea distinto en función de la modalidad ciclista. Por ello, cada una de estas tipologías tienen unas zapatillas recomendadas específicamente para su práctica. Las más habituales y comunes entre los ciclistas son las siguientes:

Zapatillas de montaña: La característica principal de estas zapatillas es la dureza de sus suela, esto se debe a que en el ciclismo de montaña se circula por terrenos irregulares que requieren mucha estabilidad. Lo bueno es que normalmente estas suelas están hechas de goma, lo que las hace más flexibles y adaptables a la forma del pie del usuario. Existen distintos sistemas de cierre, siendo los más comunes los de gancho, velcro y lazo. Dentro de las zapatillas de montaña existen muchos rangos de precio, en función de los elementos no esenciales que puedan incluir. Por ejemplo, impermeabilidad, picos de pies, doble sistema de agujeros, etc.

Tipos de zapatillas de ciclismo, ¿cuáles son sus diferencias?

Zapatillas de carretera: Al contrario que las zapatilla de montaña, las de carretera son mucho más rígidas. El motivo de esta especificidad es que los ciclistas puedan transmitir toda la potencia de sus piernas a los pedales. Funcionan con un sistema denominado ‘clipples’ que sirve para enganchar la zapatilla al pedal y que éstas vayan sujetas. Suelen ser ligeras y tener una buena ventilación, sin embargo no son aptas para caminar mucho rato, ya que su dureza hace que el pie no se pueda flexionar bien. Es importante que las zapatillas de carretera se adapten al pedal de tu bicicleta, puesto que éste puede ser de dos o de tres agujeros.

Tipos de zapatillas de ciclismo, ¿cuáles son sus diferencias?

Zapatillas de spinning: Esta modalidad de ciclismo estático y en sala también requiere sus zapatillas específicas. Aunque el spinning se puede practicar con zapatillas de deporte normal, es aconsejable el uso de una zapatilla indoor que aporta mayor sujeción al pedal. Éstas son zapatillas muy flexibles, ya que al ser una modalidad estática la rigidez del calzado no es tan importante. Además, poseen tacos de goma en la suela que facilitan el andar, por lo que resultan mucho más cómodas que el resto.

Tipos de zapatillas de ciclismo, ¿cuáles son sus diferencias?

Zapatillas de triatlón: Las zapatillas destinadas a la práctica de triatlón son bastante similares a las de carretera, aunque las pocas diferencias que tienen son muy significativas. Son zapatillas con menos cierres para facilitar el cambio de calzado que suele ser necesario en los triatlones. Además, los cierres de velcro en las zapatillas de triatlón se abren desde dentro hacia fuera, al contrario que el resto. El interior suele estar forrado de materiales que repelen el agua e incorporan tecnología que favorece la ventilación del pie.

Tipos de zapatillas de ciclismo, ¿cuáles son sus diferencias?

Zapatillas de tipo casual: Éstas son las que están destinadas a los usuarios de bicicletas que no las emplean con un fin deportivo o competitivo, sino como un medio de transporte. Se trata de un calzado que prima ante todo la comodidad del portador. No llevan tacos en la suela para hacer más fácil el caminar al usuario y son un híbrido entre las zapatillas deportivas y las de senderismo. Existen algunos tipos que ofrecen aberturas para que el pie transpire, asemejándose más a una sandalia que a una zapatilla de ciclismo.

Tipos de zapatillas de ciclismo, ¿cuáles son sus diferencias?

Como se ve, la elección de un calzado adecuado depende muchos factores: la modalidad de ciclismo que practiques, la bicicleta que tengas, la condición física, el peso, la comodidad, el terreno, etc. Por eso lo mejor es acercarse hasta un punto de venta especializado y dejarse aconsejar por un experto en la materia, al igual que se hace antes de decantarse por un tipo y marca de bicicleta concreta.