Los rodillos para bicicletas son muy útiles para que los ciclistas puedan continuar su entrenamiento en casa. Escoge cuál es el más adecuado para ti.

En ocasiones motivos como el mal clima, la falta de tiempo o las lesiones impiden a los ciclistas salir a rodar por la carretera. Por ello, los rodillos se han convertido en un elemento esencial para que estos deportistas puedan seguir entrenando en un gimnasio o, incluso, en su propia casa. 

Los rodillos para bicicletas son dispositivos que permiten utilizar las bicis de calle de una manera estática. Existen diferentes tipos de rodillos y es importante saber diferenciarlos, ya que dependiendo del nivel y la experiencia de cada persona será conveniente comprar uno u otro.

Tipos de rodillos para bicicletas elige el más adecuado para ti
Clases de rodillos para bicicletas.

¿Necesitas comprar un rodillo y no sabes cuál? Es normal que en este punto te asalten dudas como qué tipo de rodillo debes comprar, cuánto dinero merece la pena gastarse o con cuál conseguirás la sensación más realista. Para ayudarte en el proceso de compra hemos elaborado un comparativa entre las diferentes clases de rodillos para bicicletas con sus pros y sus contras.

Tipos de rodillos para bicicletas elige el más adecuado para ti

1. Rodillos magnéticos.

Éstos son los más popularizados entre los aficionados al ciclismo, ya que son los más económicos. Son dispositivos rígidos y plegables elaborados con metal que suelen ofrecer una resistencia poco realista. Ésta se produce a través de imanes que el rodillo lleva incorporados en la parte delantera y se puede regular gracias a un mando que se incorpora al manillar de la bici.

Entre las ventajas de los rodillos magnéticos está, obviamente, el precio que oscila entre los 100 y los 200 euros, y la posibilidad de regulación. Sin embargo, también tienen inconvenientes: son poco realistas, se desgastan fácilmente y son bastante ruidosos.

2. Rodillos de transmisión directa.

Estos son de los mejores que encontramos en la actualidad, de hecho son los que emplean muchos equipos profesionales en el calentamiento antes de una carrera contrarreloj. Realmente son rodillos fluidos que enganchan la cadena de la bici directamente al rodillo. Así se consigue menos desgaste en la cubierta de la rueda trasera, así como una sensación mucho más real. 

Las ventajas de los rodillos de transmisión directa es que son muy silenciosos (es casi como circular por carretera), no hay desgaste para la rueda trasera y son los más realistas. En cuanto a los convenientes encontramos su elevado precio (alrededor de los 900 euros), que no se pueden regular por mando y que no tienen incluido el cassette.

3. Rodillos de equilibrio.

También conocidos como rollers, son los que usan los profesionales de ciclismo en pista para calentar antes de una prueba. Son rodillos con los que especialmente se trabaja el equilibrio y la destreza sobre la bicicleta. Al no oponer casi resistencia al pedaleo se pueden alcanzar cadencias muy altas. No son los más adecuados para entrenar, sino para desarrollar la pericia sobre la bici.

Sus puntos positivos son, por un lado que con ellos se trabaja muy bien el equilibrio (algo difícil de mejorar de otra forma) y por otro que son muy silenciosos y permiten practicar el sprint. En cambio, resultan poco adecuados si lo que se quiere es realizar un entrenamiento a largo plazo porque ofrecen poca resistencia y no hay regulación por mando.

4. Rodillos fluidos.

El nombre de estos rodillos proviene del tipo de resistencia que oponen al ciclista, ya que esta proviene de un fluido que suele ser aceite y que se encuentra junto al rodillo. Son los más reales y, al mismo tiempo, los más innovadores, ya que empiezan a incluir funcionalidades eléctricas. Estéticamente son muy parecidos a los magnéticos pero éstos no tiene mando de regulación, es la cadencia de pedaleo la que marca la intensidad.

El rango de precios entre los que se mueven los rodillos fluidos está entre los 200 y los 500 euros, son muy realistas y silenciosos pero desgastan mucho la cubierta trasera. Las mejores marcas de rodillos, tanto de los fluidos como del resto, son Elite y Tacx.

Tipos de rodillos para bicicletas elige el más adecuado para ti
Factores para elegir el rodillo correcto.

Tras conocer los distintos tipos de rodillos, así como sus ventajas e inconvenientes llega el momento de elegir. Para ello te recomendamos que tengas en cuenta diversos factores:

El uso que le vayas a dar: Si vas a usar el rodillo de una manera esporádica lo mejor es que te decantes por el magnético o el de equilibrio, mientras que si vas a hacer un uso intensivo de él los fluidos o los de transmisión directa son los adecuados.

Para qué lo vas a utilizar: Si lo que quieres es emplearlo para entrenar a largo plazo te aconsejamos que escojas cualquier rodillo menos los de equilibrio. En cambio, si lo que quieres es practicar tu destreza sobre la bici, entonces los de equilibrio son los indicados.

El dinero que te quieras gastar: Si no le vas a dar mucho uso no hace falta que te gastes una fortuna, elige los magnéticos o los de equilibrio que suelen ser los más económicos; mientras que si vas a gastarlos diariamente entonces decántate por los de transmisión directa o fluidos.

Tipos de rodillos para bicicletas elige el más adecuado para ti