El invierno se acerca y no son pocos los valientes ciclistas que, a pesar del frío, salen a pedalear. Por ese motivo, hemos detallado todo lo que necesitas para disfrutar de este deporte con las temperaturas más gélidas.

Poco menos de un mes es el tiempo que queda para meternos, de lleno, en pleno invierno. Las temperaturas caen, la nieve decora las cimas de algunas montañas y el frío ya es una constante en nuestro día a día.

Salir de la cama es, en esta época, todo un reto cada mañana, pero todavía quedan algunos valientes que madrugan con un gran objetivo: recorrer rutas pedaleando sobre su bicicleta. Todo un desafío digno de admirar.

Si eres de estos atrevidos ciclistas, estamos seguros de que consultar el tiempo que hace en el lugar por el que vas a salir a rodar es el primer paso de tu rutina.

A partir de ahí, comienzas a pensar qué puedes ponerte, pero cuando hablamos de ropa de ciclismo de invierno, la cosa se complica. En ese sentido, entran en juego factores como el clima de la localidad, pues no es el mismo en la costa alicantina que en el centro de España.

Por ello, es muy importante conocer el destino, porque pasar frío no es agradable, pero tampoco es bueno abrigarse en exceso. La teoría de las capas es una buena solución a esta incertidumbre: la primera, la camiseta térmica; la segunda, el abrigo, y la tercera, el cortavientos. Si optas por ésta, podrás ponerte o quitarte en función de cómo evolucione la temperatura a lo largo de la jornada. 

En cualquier caso, de la misma manera que detallamos un equipamiento ciclista completo para el verano, a continuación, especificamos toda la ropa de ciclismo de invierno, de pies a cabeza, que debe haber en tu armario si eres un loco de los pedales. 

Ropa de ciclismo de invierno: la cabeza Ropa de ciclismo para invierno. ¡Que el frío nunca sea una excusa!

  • Casco. El casco es la prenda básica de cualquier ciclista, ya sea invierno o verano, pues de este complemento depende la seguridad del deportista. Esta pieza es diferente según el tipo de ciclismo practicado (montaña, carretera o urbano), pero su colocación es de vital importancia: encaja la barbilla, ajusta las correas y acomoda el apoyo occipital. A pesar del frío, no te preocupes por los agujeros del casco, son esenciales para la transpiración.
  • Gorro. La cabeza es una de las partes del cuerpo que más calor desprende y, si sales en bici en invierno, conservarlo es primordial para no pasar frío. Por ello, has de hacerte con un gorro de tela transpirable e impermeable para mantener el calor, evacuar el sudor e impedir el paso del agua a la cabeza en caso de lluvia. Esta prenda puede, además, tapar las orejas.
  • Gafas. Sí, tienes razón, estamos en invierno y es posible que no haga sol, pero las gafas no sólo defienden de las radiaciones, sino también del viento y las bajas temperaturas para prevenir la irritación de los ojos por el aire. Es muy importante, por consiguiente, que te cubran bien con el fin de asegurar la máxima protección de tu vista.
  • Orejeras. Las orejas son una de las partes del cuerpo que más sufre con el frío, dado que éste puede causar hasta dolor en ellas. Ya hemos comentado que puedes hacerte con un gorro que las tape. No obstante, existen otras opciones si ésta no te convence. ¿Por qué no cubrirlas con unas orejeras, por ejemplo? Nosotros recomendamos aquellas hechas de forro polar fino.
  • Braga. La braga es una buena alternativa al gorro y a las orejeras cuando nos referimos a practicar ciclismo en invierno. Este complemento abriga toda la cabeza, incluida la boca, por donde puede entrar el frío al respirar.  Es, además, una prenda muy versátil, porque puedes taparte hasta la cara cuando hace más frío o dejarla sobre el cuello si, a medida que avanza el día, las temperaturas suben.

Ropa de ciclismo de invierno: tronco Ropa de ciclismo para invierno. ¡Que el frío nunca sea una excusa!

  • Maillot. El maillot de invierno se distingue por su tejido más grueso y, por supuesto, por su manga larga. Sin embargo, decidirte por esta última es recomendable tan sólo en los meses más gélidos, mientras que puedes cubrirte con un maillot de manga corta, sobre todo en otoño, y abrigarte con una chaqueta en las primeras horas de la mañana, cuando las temperaturas son más bajas. Como recomendación, el maillot de invierno es bueno cuando rondan los 10 ºC. 
  • Camiseta térmica. ¿Vas a salir a rodar en zonas con menos de 10 ºC? Entonces, emplear una térmica como camiseta interior es una decisión excelente. Estas prendas cubren mucho al tiempo que dejan transpirar el sudor. Asimismo, las tienes de manga larga y corta, para que te decidas por aquella que mejor se adecue a tus necesidades.
  • Chaqueta o cortavientos. El agua de la lluvia y el aire son dos fenómenos capaces de intensificar la sensación de frío de nuestro cuerpo, por lo que un cortavientos o una chaqueta son imprescindibles para combatirlo. Las características que definen estos complementos son la resistencia al agua, la incorporación de paneles reflectantes para ser vistos y el tejido térmico para una transpiración y aislamiento simultáneos.

Ropa de ciclismo de invierno: manos y brazos Ropa de ciclismo para invierno. ¡Que el frío nunca sea una excusa!

  • Guantes. Las manos, con el frío, sufren, todavía más si tenemos en cuenta su roce con el manillar. Si ya recomendábamos guantes cortos para practicar ciclismo en verano con el fin de evitar quemaduras, en invierno es mejor que esta prenda cubra los dedos por completo. Tipos hay muchos, pero es cierto que lo básico de todos ellos es un buen agarre y un tejido que impida el paso del aire. Para ello, los mejores guantes son aquellos que tienen una membrana hidrófuga, que favorecen la transpiración y repelen el agua.
  • Manguitos. Los manguitos son el complemento perfecto del ciclista que pedalea en zonas de temperaturas moderadas. En estos lugares, el fresco es el protagonista de la mañana, aunque suele desaparecer a medida que pasan las horas, por lo que puedes deshacerte de esta prenda si el sol calienta demasiado para lo abrigado que puedes ir.

Ropa de ciclismo de invierno: piernas y pies Ropa de ciclismo para invierno. ¡Que el frío nunca sea una excusa!

  • Culotte. Este es otro de los complementos imprescindibles del equipamiento ciclista y su elección determina tu comodidad, ya que es la prenda encargada de proteger la zona perineal. Su calidad, por tanto, ha de ser extraordinaria, especialmente la de la badana, que debe ofrecer una amortiguación perfecta.

De la misma manera que con el culotte de verano, tampoco has de ponerte ropa interior con el de invierno, el cual se caracteriza por ser largo. Eso sí, el tejido puede variar, por lo que has de decidirte por uno más fino si vas a pedalear en zonas menos gélidas o, por el contrario, térmico cuando tus salidas sean más frías.

  • Perneras y rodilleras. El complemento perfecto combinado con un culotte corto para aquellos lugares de clima moderado. Cuando el fresco se suaviza, es fácil deshacerse de ellos.
  • Botas. Con los pies fríos no se piensa bien, y tampoco se hace ejercicio, pero no te preocupes porque existen zapatillas de ciclismo para invierno, caracterizadas por tener una caña más alta sellada con velcro para impedir la entrada de viento. El empeine, por su parte, también está cerrado y, además, deja transpirar el pie. Asimismo, has de encontrar la medida perfecta que posibilite mover los dedos con ligereza con el fin de evitar su entumecimiento.
  • Cubrebotas. ¿No tienes unas botas de invierno? La solución es taparlas con un cubrebotas, que se definen por ser impermeables, térmicos y aisladores del viento. Existen de distintos materiales, aunque los mejores suelen ser los de neopreno, pues protegen del aire y del viento. En zonas menos frías, puedes optar por una puntera.

Todas estas prendas aseguran el disfrute de una jornada helada sobre las dos ruedas. No obstante, si eres un amante del buen tiempo, Calpe es el rincón ideal para practicar ciclismo en otoño e invierno gracias a su clima agradable durante todo el año.

De hecho, muchos de los equipos profesionales se trasladan hasta la Costa Blanca para entrenar en pretemporada, y no son pocos aquellos que se alojan en AR Diamante Beach, el hotel ideal si eres un loco de los pedales. ¿Quieres saber por qué? ¡Consulta toda la información!