La talasoterapia es una metodología que emplea los elementos marinos como terapia relajante. Te contamos todo sobre esta eficiente técnica.

La talasoterapia es una técnica basada en la utilización terapéutica de los diversos elementos marinos: agua del mar, algas, arena, climatología, etc. Esta metodología tiene sus orígenes como tratamiento médico de curas marinas a mediados del siglo XVII, gracias al médico Richard Russel. Aun así, desde la Grecia clásica ya se creía que el mar tenía propiedades fortalecedoras y curativas, y se empleaban dichos elementos para esa finalidad.

La talasoterapia ha evolucionado mucho desde esos años hasta la actualidad, dando lugar a toda una corriente de spas y balnearios centrados únicamente en su uso. Según los últimos datos que se disponen del sector publicados en Hosteltur, la talasoterapia atrajo a 2’7 millones de turistas extranjeros hasta balnearios españoles en 2012.
¿Qué es la talasoterapia? El mar como factor relajante

Propiedades de la talasoterapia.

Esta técnica se emplea tanto a nivel preventivo como curativo en centros especializados para ello, así como por profesionales expertos en la materia. Algunos de los beneficios de la talasoterapia son los siguientes:

  • Disminución de dolencias corporales
  • Funciones estimulantes y revitalizantes
  • Mejora de afecciones respiratorias (Asma, rinitis, bronquitis, sinusitis…)
  • Mejora de afecciones dermatológicas (eccemas, psoriasis, acné, dermatitis atópica…)
  • Mejora de problemas psicológicos (estrés, ansiedad, depresión, insomnio…)
  • Disminución de la flacidez y la celulitis
  • Reducción del envejecimiento de la piel
  • Mejora de la circulación sanguínea
  • Recuperación de lesiones musculares

       
Aunque como se aprecia las propiedades de la talasoterapia son muchas, no está recomendada para personas con las siguientes dolencias:

  • Cardiopatía
  • Hipertensión
  • Fiebre o patologías infecciosas
  • Problemas psicológicos
  • Enfermos de cáncer o con deterioro orgánico avanzado
  • Mujeres embarazadas en el último trimestre de gestación

 ¿Qué es la talasoterapia? El mar como factor relajante
Aplicaciones de la talasoterapia.

La talasoterapia es una metodología que engloba distintas técnicas de aplicación. Éstas se pueden dividir entre naturales y artificiales.

Técnicas naturales: Son aquellas que se realizan al aire libre aprovechando los componentes del medio marino que tenemos a nuestro alcance.

  • Coberturas de arena de la playa: eliminan las células muertas de la piel, favorecen el rejuvenecimiento de la misma y la hidratan y suavizan.
  • Baños marinos al aire libre: ayudan a eliminar residuos de la dermis, mejoran enfermedades cutáneas y estimulan la relajación corporal.
  • Helioterapia (curas de sol): mejora la renovación celular y de la piel, incrementa los niveles corporales de vitamina D y mejora el estado anímico.
  • Aeroterapia (respirar ambiente marino): mejora el sistema respiratorio y evita que los bronquios se cierren.
  • Envolturas de barro marino: renuevan la piel, la hidratan y suavizan, y estimulan la renovación celular.

Técnicas artificiales: Son las que se realizan en centros de talasoterapia, spas y balnearios.

  • Baños en piscinas con agua marina: activan la circulación, relajan los músculos corporales y estimulan el sistema nervioso.
  • Duchas de contraste: sensación sedante y relajante, efecto revitalizante y energizante.
  • Chorros a presión: efecto descontracturante y relajante, acción tonificante y estimulante.
  • Envolturas de algas o lodos: efecto analgésico, hidratante, reafirmante y reductor.
  • Baños de vapor marino: mejoran el sistema respiratorio abriendo los bronquios y facilitando la circulación del aire.
  • Peeling corporal: favorece la eliminación de las células muertas de la piel, ayuda a regenerar la piel, activa la circulación e hidrata la dermis.
  • Baños parciales marinos (manos, pies, piernas, etc.): descontractura las diferentes zonas de tratamiento, así como favorece la relajación y la circulación sanguínea.
  • Tratamientos faciales: Tienen un efecto antiedad y reafirmante. Además, hidratan, nutren y revitalizan el cutis.
  • Técnicas anticelulíticas: Efecto anticelulítico gracias a los componentes marinos que tienen propiedades que eliminan los cúmulos de grasa de la piel.
  • Masajes: Estimulación corporal a través de aceites con compuestos marinos que hidratan y suavizan la piel, a la par que la revitalizan.

¿Qué es la talasoterapia? El mar como factor relajante
Técnicas estéticas de la talasoterapia.
 
Además de los beneficios curativos, la talasoterapia también se puede aplicar a nivel estético. En el spa del hotel AR Diamante Beach disponemos de distintos tratamientos que toman los elementos marinos como base:

  • Exfoliación marina: Consiste en masajear el cuerpo al mismo tiempo que se le ayuda a eliminar las células muertas de la dermis. Suaviza la piel, la hidrata y hace que ésta luzca mejor y más elástica.
  • Hidratación corporal: Tratamiento de 60 minutos que elimina la sequedad de la piel hidratándola al extremo. Se divide en tres fases, primero una exfoliación, después una envoltura y por último un masaje con los beneficios del mar y de la aromaterapia.
  • Masaje marino: Masaje en el que se estimula el cuerpo con los diferentes elementos beneficiosos del mar y de la aromaterapia. Relaja, estimula la circulación y tiene un efecto remodelante.
  • Hidratación facial delux: Favorece la rehidratación del cutis a través del uso de componentes marinos y vegetales. Recupera la brillantez de la piel y hace que ésta luzca mucho más tersa.
  • Baño cleopatra: Un baño rico en proteínas de la leche y en colágeno marino que hidrata y nutre la piel. Tratamiento de bienestar para el cuerpo y para la mente que suaviza visiblemente la dermis.

¿Qué es la talasoterapia? El mar como factor relajante