Que los peques lean no es tarea fácil, por eso aquí tienes una serie de consejos y recomendaciones para que os pongáis manos a la obra y os dejéis llevar por la imaginación.

Desde que somos pequeños, nuestros mayores nos dicen eso de “leer es bueno”. Pues bien, ha llegado el momento de inculcar a nuestros hijos la esencia de esta mítica frase. 

Los niños con 5 años de edad ya son capaces de leer sílabas y palabras sueltas. Con 6 y 7 años de edad, su capacidad de lectura ya es mayor, leen frases no muy extensas y tampoco complejas. Esto a ‘grosso modo’, porque creando hábitos desde mucho antes los niños pueden ser más prematuros en estas acciones.Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla 

Los científicos han demostrado que existen motivos por los que es bueno leer y según ellos la lectura actúa principalmente como escuela de empatía para los niños. Esto conlleva a que el niño desarrolle la capacidad de reconocer las cosas por “cómo quiero que sea” en vez de “como debe ser”. 

Además, ejercita la mente, “Gimnasia cerebral” lo llaman. Al igual que el ajedrez o los pasatiempos, prolonga la vida de nuestro cerebro e incluso lo ayuda a luchar contra enfermedades como el alzhéimer. 

Para ello, reconocen que lo mejor es comenzar muy temprano. Que los niños lean les ayuda a comprender que los hechos suceden de manera secuencial, por lo que aprenden a entrelazar causa, efecto y significado. Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla

Los científicos también coinciden en que es el mejor instrumento contra el estrés, es un arma de relajación impecable, que a los más pequeños les viene genial. Su hiperactividad y nervio debe ser combatido aunque solo funcionará si se lee a la vieja usanza, sobre papel. 

Estos motivos son totalmente comparables con los que deberían motivaros a vosotros como padres a inculcar a vuestros hijos la lectura como parte de la rutina diaria. 

Los beneficios de la lectura para los niños 

La lectura desarrolla las capacidades mentales y cognitivas del niño. A través de su contenido, ya sea un cuento o bien un tebeo u otro tipo de lectura, el libro consigue transmitir sensaciones y mensajes implícitos al lector y potenciar diferentes aspectos neurológicos. 

En general, estos son los beneficios que puede aportar al peque de la casa incorporar a su vida la rutina diaria de dedicar tiempo a leer un par de páginas de su cuento favorito: 

Potencia la imaginación y fomenta la curiosidad. Esto crea en el niño la capacidad de crear sus propios personajes y conseguir recrear la historia en su cabeza, reconocer a los personajes y sobre todo crea la intriga de conocer hasta dónde llega su historia. Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla

Desarrolla habilidades lingüísticas. Leer todos los días permitirá a tu hijo que tenga la capacidad de comprender y razonar en menos tiempo. Además la fluidez en el habla y la lectura depende de cuánto lee y sobre todo de si es capaz de hacerlo comprendiendo lo que acaba de leer. 

Estimula la memoria. Como ya aparece anteriormente, ejercitar el cerebro puede ser una prevención importante para enfermedades neuronales que se desarrollan en la última etapa de la vida. Esto beneficia los recuerdos, la capacidad de retener datos y de relacionar conceptos y hechos en concreto. 

Mejora la capacidad de entendimiento y argumentación. Leer invita a reflexionar. ¿Por qué le pasa esto a este personaje? ¿Cuál es el motivo por el que el protagonista decide actuar así? Todo acto lleva su causa y su consecuencia y la lectura es un buen maestro para esta norma. 

Ayuda a motivar al lector. A través de los libros, los niños y niñas motivan su interés por conocer más sobre las historias y lo convierten en un pasatiempo divertido y entretenido. Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla

Incrementa la capacidad de sociabilizarse. Permite que entre padres e hijos, a través de la práctica en equipo la relación se estreche y se cree un vínculo emocional más fuerte. Además, potencia la sensibilidad de los niños de cara a los sentimientos que experimentan en las lecturas (alegría, tristeza, miedo, etc). 

Mejora la capacidad de concentración. Sumado al beneficio de estimular la memoria crean un conjunto muy positivo de cara al futuro. Si el cerebro está acostumbrado desde joven a concentrarse y memorizar, a la hora de estudiar se notará el enriquecimiento  y la influencia en sus resultados académicos. Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla

Potencia la creatividad. Transporta a los niños a un mundo paralelo creado por ellos y no les pone límites. Ellos eligen qué, cómo y quiénes aparecen en sus pensamientos. Leer invita a volar con la imaginación. 

¿Cómo conseguir que tus hijos se aficionen a la lectura? 
Esta parte es exclusivamente tarea de los padres y madres. Hay ciertas “reglas no escritas” que ayudan a motivar al pequeño indirectamente para que leer forme parte de su rutina

  • Dar ejemplo. Para los peques, los padres y hermanos son los referentes y espejos donde mirarse. Deja que tus hijos te vean leyendo y lo entenderán como algo que les beneficia. Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla
  • Leer en voz alta. La costumbre de contarles un cuento por las noches es más enriquecedor de lo que parece y ayuda a motivar su interés. Además de crear un vínculo estrecho entre padres e hijos, obliga a los peques a prestar atención para seguir la historia. 
  • Comentar la lectura. Esto potencia la comprensión y les invita a reflexionar sobre lo que están descubriendo. Les permite conocer nuevos términos, resolver dudas y potencia la intriga sobre lo que va a pasar. Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla
  • Elegir cuentos que les gusten. Tratar de seguir una línea de personajes que le gusten, libros con algo de interactividad como los de Gerónimo Stilton, sagas de historias como Kika Superbruja
  • Crear rutinas. Por ejemplo, pasar 1 hora al día en la biblioteca, en la que tus hijos podrán experimentar la responsabilidad de elegir sus propios libros y sentirse con la necesidad de seguir buscando y seguir leyendo. Por qué es buena la lectura para los niños: tips para fomentarla
  • Convertir al libro en una recompensa. Que leer sea algo positivo, que signifique que ha terminado a tiempo sus deberes, que se ha portado bien en el viaje o que ha ayudado en casa. Cuanto más cueste conseguirlo, más se esforzarán en tenerlo. 

Después de tener en cuenta todo esto, no olvides algunas cosas que convierten en negativa la experiencia de la lectura para los niños, como por ejemplo: desprestigiar las lecturas escolares, repetir lecturas por obligación o tratar de avanzar su aprendizaje con textos más complejos e incomprensibles. 

Todos estos tips y consejos para que tu hijo aprenda a querer la lectura son fáciles de llevar a cabo y seguro que dan resultados. Tómalo con calma, elegid un buen libro y disfrutad en familia de la experiencia de leer.