En Pascua descansar, cantar, saltar a la comba y… comer mona de Pascua. ¿Por qué no preparáis la vuestra y la convertís en el animal que más os guste? Aquí tienes su historia y ¡la receta!

Todos sabemos que con la llegada de la Semana Santa las preferencias se rigen según la edad de las personas. Los ancianos y gran parte de los adultos (creyentes) viven este festivo con devoción y respeto hacia sus creencias, y disfrutan de los actos que giran en torno al ámbito religioso. En cambio, otra pequeña parte de los adultos y en su mayoría, los niños, aprovechan estos días para descansar, desconectar y… ¡comer la mona de pascua! Mona de Pascua: Descubre cómo hacerla y saboréala en familia en Calpe

Este dulce es el preferido por todos los públicos en estas fechas tan señaladas, sobre todo cuando viene acompañado por un buen huevo de chocolate. En España, aunque su consumo se ha extendido, originariamente es típico de comunidades como Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares. 

Realmente este dulce puede comerse todo el año, aunque la tradición habla de que es la merienda perfecta de final de cuaresma, desde el Miércoles de Ceniza hasta el Domingo de Resurrección. 

¿Realmente conoces la historia de la mona de pascua? 

Su nombre proviene del término árabe ‘munna’ que significa “provisión de la boca”. En la época de los moriscos era un regalo que hacían a sus señores como símbolo de fertilidad, esperanza y renacimiento. 

Realmente, hay muchas versiones del origen de este alimento, pero todas son curiosas y representan la esencia del mismo en la semana pascual. 

Se habla de que por motivo de la severa abstinencia que caracterizaba la Cuaresma años atrás, los cristianos se dedicaban a recoger huevos desde el Miércoles de Ceniza para bendecirlos el Sábado Santo y repartirlos el Domingo de Pascua entre los seres queridos. Mona de Pascua: Descubre cómo hacerla y saboréala en familia en Calpe

La historia también habla de que era tradicional pintarlos de color rojo por la sangre derramada por Jesús y más tarde se comenzaron a pintar de otros colores. 

Se conoce que a principios del siglo XIX, por toda Europa ya se empezaron a elaborar huevos de chocolate con regalos en su interior, aunque con los años esta costumbre se ha desarrollado según los territorios. 

En España, el lugar donde más se arraigó esta tradición, los padrinos y abuelos tenían la costumbre de regalar a los pequeños de las casa este alimento el Domingo de Pascua. En la mona ponían tantos huevos como años tenía el niño o la niña hasta llegar a los 12 años, que era la edad máxima en la que se hacía este regalo, o al pasar la primera comunión.

Curiosidades sobre esta costumbre 

En Valencia se encuentra el pueblo de España donde más se producen monas de Pascua, Alberic, tanto es así que durante todo el año se pueden consumir. Por esta misma razón, la Comunidad Valenciana se conoce como la más tradicional en cuanto a la mona de Pascua y ha extendido sus recetas por sus tres provincias: Valencia, Castellón y Alicante. Mona de Pascua: Descubre cómo hacerla y saboréala en familia en Calpe

Fuera del periodo pascual, se conoce como ‘pan quemado’ o ‘toña’, aunque no se vende tan decorada ni trabajada como en Semana Santa. 

La costumbre habla de introducir el huevo en la masa y combinar las formas imitando a animales. Además también se recubre de anisetes de colores o pepitas de chocolate y azúcar. 

Otra costumbre muy típica en la Comunidad Valenciana es comer la mona de Pascua para merendar, tras haber comido un poco de pan con la conocida ‘longaniza de pascua’. En Valencia sobre todo, las abuelas han enseñado una tradición a sus nietos durante muchas generaciones en la que se hace un ritual para comerse el huevo. 

Se coge el huevo con la mano derecha, y poniéndote frente a un amigo o familiar, recitan: “Ací em pica, ací em cou, i en el front t’esclafe l’ou”, mientras se tocan el hombro derecho, luego el izquierdo y finalmente lo golpean contra la frente del de delante para romperlo. Mona de Pascua: Descubre cómo hacerla y saboréala en familia en Calpe

En Catalunya la costumbre es diferente, las monas de Pascua no utilizan la bollería para dar forma a sus personajes, simplemente se ciñen a utilizar el chocolate para hacer todas las figuras que se les ocurra, sin importar su tamaño. En este caso, tienen costumbre de regalarlo a los pequeños el Lunes de Pascua. 

¿Qué hay de su elaboración? 

Realmente, la mona de Pascua tiene una receta muy fácil. Los únicos ingredientes que se necesitan según la receta tradicional son: harina, huevos, azúcar, levadura y agua caliente. 

Para que podáis ponerla en marcha, aquí tienes la receta completa con todos los pasos a seguir: Mona de Pascua: Descubre cómo hacerla y saboréala en familia en Calpe

¿Lo tenéis todo listo para vuestra mona de pascua? Preparad una cesta de mimbre como se hacía tradicionalmente y guardar en ella vuestra mona de pascua, pan, longaniza de pascua, algún zumo, agua fresquita y una comba para saltar. 

Vuestro plan pascuero está completo, ahora solo os falta elegir destino para pasar la Semana Santa y disfrutar de vuestra merienda más dulce y casera. 

Aquí puedes encontrar algunos de los mejores destinos donde se celebra esta festividad, aunque sin duda, Calpe es un lugar perfecto. 

Playa, montaña, sol, buen clima, aire libre, naturaleza… En Calpe hay un sin fin de actividades planeadas para Semana Santa y además, es muy fácil encontrar planes alternativos para disfrutar con los peques de la casa. 

Rutas cicloturistas, senderos para descubrir nuevos rincones, parques temáticos cercanos a pocos minutos de la localidad, e incluso podéis visitar el casco antiguo para conocer un poco más de historia mientras merendáis en familia. 

¿Qué más puedes pedir? Infórmate y viaja a Calpe para disfrutar de tu mona de Pascua