Los mejores ingredientes para cuidar el rostro y el cabello son los de origen natural. Te proponemos 6 mascarillas caseras con las que mimar tu piel.

La gran mayoría de los cosméticos están formulados con ingredientes naturales como frutas, plantas o vegetales. Esto se debe a las numerosas propiedades beneficiosas que tienen éstos para la piel y también para el cabello. Sin embargo, hay algunos alimentos que no son recomendables porque exceden los niveles de PH de la piel. Para saber qué ingredientes son buenos lo mejor es consultar una tabla con el PH de los alimentos.
Mascarillas caseras para el rostro y el cabello

Con esta información podrás realizar tus propios cosméticos sin que sean ni demasiado ácidos ni demasiado alcalinos. Algunos ejemplos de mascarillas caseras con alimentos naturales y con un PH óptimo son los siguientes:

Mascarilla de yogur natural para el cabello.

El yogur natural es un excelente hidratante que ayuda a que el pelo retenga la humedad y no se debilite. Para preparar una mascarilla a base de yogur natural hay que verter en un recipiente un yogur entero y añadir una clara de huevo y ocho gotas de limón. Después hay que batirlo todo bien hasta que quede homogénea la mezcla y esparcirla sobre el pelo evitando que entre en contacto con la zona de la raíz. Se deja sobre el cabello durante 20 minutos y transcurrido el tiempo se aclara con mucha agua fría. Con este procedimiento se conseguirá hidratar el pelo y, sobre todo, darle mucho brillo.

Mascarillas caseras para el rostro y el cabello

Mascarilla de leche de coco para suavizar el pelo.

Tener un pelo sedoso es lo que hace que éste luzca sano y fuerte. Para conseguir la deseada suavidad en una melena se puede realizar una mascarilla a base de fresas y leche de coco. En el recipiente de una licuadora se vierten seis fresas, un vaso de leche de coco y cuatro cucharadas de avena molida. Se licua todo para que quede lo más líquido posible y después se esparce por el pelo. Se deja durante 25 minutos y, por último, se retira con agua fría. Para notar los efectos hay que repetir el procedimiento un par de veces por semana.
Mascarillas caseras para el rostro y el cabello

Mascarilla de aceite de almendras para puntas secas.

Las puntas del pelo son una de las partes más débiles de una melena y las que primero muestran los signos de una cabellera con problemas. Por eso hay que cuidarlas con tratamientos específicos para ellas. El aceite de almendras es un excelente reparador para las puntas abiertas, por ello es conveniente, que tras una ducha y con el pelo todavía húmedo, aplicar un poco de este aceite para sanar. Se deja actuar durante diez minutos y después se aclara con agua. Si puedes evitar secarte el pelo tras realizar este ritual de belleza mucho mejor, ya que hará más efecto.
Mascarillas caseras para el rostro y el cabello

Mascarilla de miel y vinagre de manzana para el rostro.

Esta mascarilla es depurativa y además hidrata y nutre la piel. Para prepararla hay que verter dos cucharadas de miel en un pequeño bol y después añadir otras cuatro de vinagre de sidra de manzana. Tras mezclarlo todo bien y que quede una masa compacta, se aplica sobre el rostro y se deja actuar durante un cuarto de hora. Transcurrido este tiempo se retira la mascarilla en dos pasos, primero con agua templada y después con agua mucho más fría para activar la circulación y que el cutis absorba mejor los nutrientes.
Mascarillas caseras para el rostro y el cabello

Mascarilla de aceites naturales para limpiar el cutis.

Para limpiar la piel y eliminar las imperfecciones como espinillas o pequeños granitos no hay nada mejor que los aceites naturales, pues éstos disuelven la grasa solidificada que obstruye los poros de la piel. Para aplicar esta mascarilla tan sólo hay que humedecer previamente la piel y después con ayuda de un disco de algodón repartir el aceite por todo el rostro. Para que haga efecto hay que dejarlo actuar durante 5 minutos y después retirar con abundante agua. Si tienes la piel grasa mejor que optes por aceite de aceite de cáñamo, mientras que si eres de piel seca el más indicado es el aceite de almendras.
Mascarillas caseras para el rostro y el cabello

Mascarilla de té verde para revitalizar el rostro.

El té verde tiene muchas propiedades para el cutis, entre las que destacan el efecto antienvejecimiento y la eliminación del acné. Para preparar una mascarilla de té, primero hay que realizar la infusión y, cuando esté lista, añadir dos rodajas de pepino. Se introduce durante unos minutos en la nevera para que se enfríe más rápido. Cuando esté lista tendrás que limpiar el rostro con tu rutina habitual y como último paso con ayuda de un algodón restregar el té verde por el cutis. Aguanta durante 15 minutos y después retíralo con agua fría. Realiza este procedimiento un par de veces por semana para poder observar los resultados.
Mascarillas caseras para el rostro y el cabello


Aunque todas estas mascarilla las puedes realizar en tu casa de manera habitual, siempre es recomendable acudir cada cierto tiempo a un centro wellness especializado en bienestar y estética en el que puedas realizarte tratamientos específicos para tu tipo de piel y las necesidades específicas que ésta pueda tener.