Del foie gras al quiche, de los crêpes al roquefort. La gastronomía francesa es conocida por ser una de las más completas del mundo y un auténtico placer para los paladares más exigentes.

Declarada Patrimonio Mundial Inmaterial por la UNESCO en el año 2010, la gastronomía francesa es una de las más prestigiosas a nivel mundial. Conocida por su haute cuisine (alta cocina elaborada con productos de extrema calidad) pero también por sus platos regionales, la gastronomía gala supone un auténtico viaje a través del paladar.

Con cinco restaurantes incluidos dentro de la lista de los 50 mejores del mundo elaborada por Restaurant Magazine y con la mejor chef femenina del mundo, Hélène Darroze, nadie puede poner en duda la calidad de los platos franceses. El foie, los quesos, el armañac, la quiche...Son innumerables los elementos gastronómicos que aporta la restauración francesa al mapa culinario mundial.

Queso francés


A cada región, un plato

Uno de los secretos del éxito de la cocina francesa es su variedad, ya que en cada región del país encontramos una cultura culinaria distinta, lo que da lugar a platos muy dispares entre el norte y el sur, el este y el oeste.

Divididos por zonas, estos son los principales alimentos de cada área del país:

  • Cocina del norte: Se caracteriza por una fuerte influencia belga, por lo que en sus guisos predomina la patata, las judías y la carne de cerdo. Y para beber, cerveza.
  • Cocina del este: Con un claro predominio de lo alemán, en los platos del este de Francia siempre están presentes las salchichas, el tocino y la cerveza.
  • Cocina del noreste: Popular por la famosa crème fraîche, la gastronomía de esta zona del país tiene como base de sus recetas la mantequilla y la manzana.
  • Cocina del sureste: Su proximidad con Italia se refleja en la alimentación de esta comarca que se sirve de las finas hierbas, el tomate y las aceitunas.
  • Cocina del suroeste: Es uno de los territorios que más alimentos ha exportado a nivel mundial, pues de allí procede el famoso foie gras y el armañac, pero también encontramos las setas y el aceite como ingredientes básicos de sus platos.

Productos típicos de Francia


Los mejores platos de la gastronomía francesa

Entre tanta variedad es difícil elegir, pero es cierto que hay algunas recetas que predominan sobre otras dentro del país vecino. Desde postres hasta entrantes pasando por platos principales, estas son las mejores recetas de la cocina gala:

  • Ratatouille: Originario de la ciudad de Niza, las verduras son la base de esta comida. Berenjena, tomate y calabacín se cocinan con aceite de oliva para dar lugar a este plato con nombre de película. Muy habitual en las mesas de la Europa mediterránea, es un alimento ligero ideal para los meses estivales.
  • Fondue: Puede ser de queso, de chocolate, de carne… La fondue es una crema originaria de la frontera franco-suiza que sirve como acompañante o como salsa donde mojar otros alimentos. El punto original de este plato es que es compartido, es decir, se sitúa en el centre de la mesa en una fuente donde todos los comensales pueden degustarlo.
  • Quiche: Esta tarta salada tiene una base de pasta y está rellena por varios alimentos como huevo, nata, jamón, beicon y queso. Existen diferentes recetas en función de su composición pero la originaria es la quiche lorraine procedente de la región de Lorena, al noroeste de Francia.
  • Galettes: Son la versión salada de los conocidos crêpes. Provienen de la región de Bretaña y se realizan con trigo sarraceno y agua. Se pueden rellenar con cualquier ingrediente (pescado, verduras, embutidos, carne, etc).

Crepes de calabaza al roquefort

  • Coq au vin: Un guiso de pollo cocinado al horno y aderezado con vino tinto que se acompaña de diversas verduras como zanahoria, ajos, perejil y cebolla. Es un plato extendido por todo el país, por lo que no está claro su lugar de origen pero todo apunta a que fue la zona de Auvernia, donde es muy común la comida casera y los embutidos.
  • Quenelle: Esta pasta de sémola de trigo es similar a las albóndigas españolas. Se elabora con harina, leche y huevos y tiene forma redondeada. Se sirve como acompañante de carnes o pescados y se condimenta con bechamel, salsa de tomate o, incluso, arroz.
  • Tarta tatín: Es una tarta de manzana ligeramente diferente a la habitual, ya que se elabora a la inversa. La base está compuesta de manzanas caramelizadas con azúcar y mantequilla y lo último que se añade es la masa. Al servir se da la vuelta para que lo que quede a la vista sean los trozos de manzana.
  • Crêpes: Aunque de nacionalidad francesa, se ha convertido en un postre internacional que se puede encontrar en cualquier parte del mundo. Fino y de forma redondeada, el crêpe está hecho de harina de trigo y se suele untar con chocolate, nata o caramelo. También acepta la inclusión de frutas como el plátano o las fresas.

Seguro que tras leer estas líneas se te ha abierto el estómago y estás planteandote realizar una escapada gastronómica al país vecino, pero no es necesario desplazarse hasta tan lejos para disfrutar de estas delicias. En AR Diamante Beach contamos con dos excelentes restaurantes (Audrey’s y La Pérgola) en los que podrás degustar platos de nouvelle cuisine de inspiración francesa. ¡Ven y date un auténtico banquete!