Para crear un equipo de trabajo fuerte nada mejor que emplear incentivos laborales. Si no lo crees, lee los 8 beneficios que te harán cambiar de idea.

Muchos expertos aseguran que los incentivos están arraigados en la naturaleza humana, ya que todo lo hacemos con el fin de obtener una satisfacción seamos conscientes de ello o no. Por eso, el terreno laboral no debería ser una excepción. Los incentivos laborales contribuyen a mantener a las personas contentas y motivadas en su puesto de trabajo, siempre y cuando se entienda bien en qué consisten. Para ello, nada mejor que aplicar la conocida regla periodística de las 6 w’s:

  • ¿Qué? (What?): Los incentivos laborales son métodos de reconocimiento del desempeño laboral que impulsan la motivación de los trabajadores.
  • ¿Quién? (Who?): Los sujetos que se ven beneficiados por los incentivos laborales son los empleados de una empresa que aplica dicho tipo de políticas en su plantilla.
  • ¿Cuándo? (When?): Dependiendo de la periodicidad de los incentivos estos pueden ser semanales, mensuales, anuales, bianuales, semestrales, trimestrales, etc.
  • ¿Cómo? (How?): La retribución de los incentivos dependerá del tipo de éstos, es decir, de si son remuneraciones económicas o no.
  • ¿Dónde? (Where?): Los incentivos laborales siempre se aplican en el contexto empresarial y es positivo dar los reconocimientos en la misma oficina frente a todos los compañeros de trabajo.
  • ¿Por qué? (Why?): Porque son una forma positiva de mantener una plantilla feliz y motivada ante la consecución de los objetivos de la empresa.

Los incentivos laborales: 8 beneficios para tu equipo
7 beneficios de los incentivos laborales.

Con la implementación de un programa de incentivos en una empresa todo el mundo sale ganando, tanto empleados como empresarios. Los empleados obtienen una recompensa extra por el trabajo bien hecho, mientras que los empresarios consiguen mejores resultados dado que sus trabajadores se esfuerzan más por conseguir las metas laborales.

Por lo tanto, son muchos los beneficios que se deducen de los incentivos laborales, algunos de los más importantes son los siguientes:

Reconocimiento del éxito: Los incentivos son la mejor forma de repartir el éxito entre quienes han sido los responsables de ocasionarlo. Reconocer a las personas ante un trabajo bien hecho siempre es positivo y les estimulará para continuar en la misma línea.

Mejor desempeño laboral: Con los incentivos laborales se mejora el desempeño de los trabajadores en sus tareas diarias. Como éstos saben que obtendrán una recompensa si consiguen alcanzar lo objetivos marcados, se esforzarán más en el trabajo y mejorarán su productividad.

Los incentivos laborales: 8 beneficios para tu equipo

Asignar objetivos concretos a cada persona: Fijar metas concretas a los empleados es beneficioso para la empresa, ya que permite a los trabajadores estar más focalizados en lo que hacen y no desviarse del camino. Los incentivos consiguen que todo el personal se centre en lo que hace para cumplir con una finalidad.

Mejora del trabajo en equipo: Los incentivos favorecen el trabajo en equipo, sobre todo cuando estos se entregan en conjunto. Esto es muy común en equipos comerciales cuyos resultados a final de mes se suman y computan como uno sólo. Si la recompensa es grupal hará que todos los componentes remen en una misma dirección y se evitarán fisuras en el equipo.

Los incentivos laborales: 8 beneficios para tu equipo

Recompensas imparciales: Los pagos de incentivos están directamente relacionados con la productividad de una persona. Si ésta cumple con los objetivos que se le han marcado será retribuida, mientras que si no los consigue no obtendrá nada. Es una medida justa para recompensar el trabajo bien hecho.

Plantilla más profesional: Los incentivos laborales consiguen que a largo plazo una empresa cuente con un excelente equipo de trabajo, ya que en ella permanecerán aquellas personas que mejores resultados obtengan. Al mismo tiempo, si los incentivos con los que se premia a la plantilla son interesantes, esto atraerá a personal más cualificado a la empresa.

Los incentivos laborales: 8 beneficios para tu equipo

Evitar los tratos de favor: Con los incentivos se combate el favoritismo o los tratos de favor que muchas personas perciben en las empresas en las que trabajan. Los incentivos premian imparcialmente a aquellas personas que son buenas en lo que hacen y que alcanzan las metas que les marca la empresa.

Mayor control de la productividad: A nivel corporativo, los incentivos son positivos para los directivos de la empresa porque pueden llevar un mejor control de las personas que son productivas para el negocio. Con ello pueden definir su plantilla buscando perfiles similares en el mercado laboral.

Todos estos beneficios derivan de los dos tipos de incentivos que existen:

  • Incentivos económicos: sobresueldos, bonos, comisiones, pagas extra, etc.
  • Incentivos no económicos: formación, vacaciones extra, flexibilidad horaria, viajes de incentivo, ayudas asistenciales, etc.

Los incentivos laborales: 8 beneficios para tu equipoSea cual sea la naturaleza del incentivo, éste siempre será un motivo de ánimo para que todos los profesionales de una empresa se tomen su labor mucho más en serio y se esfuercen día a día por ofrecer lo mejor de sí mismos.