Empieza el año y los gastos parecen amontonarse después de los excesos de la Navidad. Por ello, necesitas estos consejos para vencer la cuesta de enero y llegar a fin de mes con tranquilidad.

Las fiestas navideñas están a poco tiempo de poner punto final y se acerca uno de los momentos más temidos de todo el año: la cuesta de enero. Los excesos de estas fechas por regalos, cenas, escapadas o aguinaldos dan la bienvenida al nuevo 2017, en la mayoría de las ocasiones, con un descuadre en el presupuesto mensual que obliga a apretarse el cinturón en uno de los meses más difíciles.

Y es que en enero vuelven, como cada 30 días, las facturas, los impuestos o los gastos fijos de cualquier familia, pero la cuenta bancaria, sin embargo, está ahora más resentida de lo normal después de momentos de compras, comidas y vacaciones.

Pocas veces se cumple, por tanto, ese propósito anual de gastar menos en Navidad, sobre todo para aquellos que tienen niños. Llegó la temida cuesta de enero: pistas de cómo superarla

La situación es, en definitiva, complicada y, sin duda, obliga a la contención y planificación de los gastos durante, como mínimo, el primer mes del año. ¿Cómo hacerlo?, te preguntarás.

Siguiendo estos tips, superar la cuesta de enero será más fácil de lo que piensas. ¡Prepara papel y boli, porque arrancamos! 

Huye del endeudamiento

No son pocos aquellos que piensan en un préstamo como la salvación a todos los esfuerzos económicos que demanda la cuesta de enero.

No obstante, se ha de evitar caer en esa trampa que, de momento, no estaba prevista y cuya consecuencia es deber más dinero. Es mejor, en ese sentido, optar por otras fórmulas, como son un adelanto de la nómina o la ayuda entre familiares.

Además, es importante eludir, salvo emergencia evidente, el uso de tarjetas de crédito que contribuyen a incrementar el endeudamiento. Pagar en efectivo es, de hecho, la mejor solución para el control del gasto sorteando aquellas tentaciones que, en realidad, uno no necesita o no se puede permitir. 

Planifica todos los gastos y las deudas contraídas

Llegó la temida cuesta de enero: pistas de cómo superarlaLa constancia es fundamental. Es decir, mantener los mismos gastos todas las semanas intentando que no se descuadre es una buena forma de huir del derroche.

Para ello, sin embargo, es necesaria una planificación previa capaz de dictaminar la cantidad de dinero que se puede desembolsar en el periodo de tiempo marcado, en función de los gastos necesarios y las deudas a las que haya que hacer frente.

De esta manera, se requiere apuntar cuáles son las obligaciones monetarias que han de pagarse en el año que entra y los costes fijos, variables y extra. Asimismo, añadir a la lista los ingresos ayuda a ver la capacidad real de enfrentarse a la cuesta de enero. Esta fórmula posibilita conocer los gastos, las ganancias y las oportunidades de pago y ahorro. A partir de ahí, es recomendable elaborar un presupuesto doméstico.

Por otro lado, esta operación afecta a toda la economía familiar y, por ese motivo, es fundamental compartirla hasta con los más pequeños para fomentar y fortalecer, según ‘Cinco Días’, una educación financiera responsable para el futuro. 

Prioriza los gastos y evita los desembolsos superfluos

Llegó la temida cuesta de enero: pistas de cómo superarlaParece un consejo obvio, pero es muy útil y, para muchos, requiere recordarlo. Hablamos, en ése caso, de eliminar los gastos triviales y poco útiles para la economía familiar, porque existen otros que son imprescindibles, como las facturas, la comida o la salud. Es decir, hay que despedirse de esos pequeños caprichos que, incluso, pueden llegar a desequilibrar el presupuesto.

Desde ‘Entrepeneur’ dicen que una de las mejores maneras de lograrlo es huyendo de los “gastos hormiga”, esos pequeños desembolsos que, a final de mes, suman una cantidad importante de la que, en realidad, se puede prescindir, pues hay otros costes que son mucho más relevantes.

Eso sí, nadie dice que no se puedan retomar cuando las finanzas domésticas se estabilicen.

Realiza un consumo responsable y sensato

Llegó la temida cuesta de enero: pistas de cómo superarlaEnero es tiempo de gastos, pero también de rebajas. ¡Cuidado! En estos casos, hay que evitar la tentación y no comprar nada más allá de lo necesario y, por descontado, ajustado al presupuesto familiar. ¡Hay que huir de la fiebre consumista y apostar por un consumo responsable! Atención, además, a esos productos ‘gancho’ que, con suculentos descuentos, tratan de captar la atención, pero no son más que gastos superfluos para la economía doméstica.

Existen, por otra parte, gastos fijos, como la luz, que pueden reducirse con un consumo también responsable, utilizando bombillas LED, apagando por completo los dispositivos cuando no se utilicen o cerrando las ventanas para no encender la calefacción. Si, asimismo, nos centramos en el carro de la compra, es importante planificarla antes de hacerla y acudir al supermercado sin apetito. 

Sigue estos trucos psicológicos

Los primeros meses del año están llenos de novedades muy tentadoras para los consumidores, y pueden llegar a desequilibrar los planes para superar la cuesta de enero.

En esta línea, la mente tiene un gran poder para ayudar a no caer en gastos innecesarios, aunque con estos tips psicológicos, el proceso será todavía más sencillo:

  1. Pasa por alto los reclamos y anuncios publicitarios que, en esta época, pueden ser tan dañinos para los bolsillos si se cumplen sus consejos al pie de la letra.
  2. Establece un tope de gastos para el mes de enero y mantén una disciplina que lleve el propósito a buen término.
  3. Lista en un papel todo lo que quieres comprar antes de salir a por ello para huir de compras añadidas que no son vitales.
  4. Analiza y compara los precios de un mismo producto, aunque de distintas marcas, para hacerte con el más económico.

Con todos estos consejos, estás más que preparada para superar la cuesta de enero con un éxito asegurado. No obstante, si todavía quieres más información, ponte en contacto con nosotros y entérate de todas nuestras ofertas para premiar tu esfuerzo con ahorro.