Los peques de la casa son los nativos digitales más preparados en las nuevas tecnologías pero la educación para una búsqueda segura y adecuada depende de los padres. ¿Quieres saber cómo conseguirlo? Seguridad y confianza en un solo 'clic'.

Hoy en día todo el mundo tiene acceso a internet a través de las nuevas tecnologías, es más, un estudio realizado en 2015 por el Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestra que el 93.6% de la población entre 10 y 15 años accede a internet mínimo una vez por semana. 

Este porcentaje es sorprendente ya que de todos ellos, el 67% dispone de teléfono móvil y la media de edad en la que lo adquieren es de 13 años, justo en el momento en el que se encuentran en proceso de niñez a adolescencia. 

Los niños de hasta 8 años prefieren hacer uso de la red a través de dispositivos móviles como tablets. 

Teniendo en cuenta que el porcentaje de población que hace el mismo uso de internet es del 74.7% desde los 16 años hasta los 74, las cifras son alarmantes. 

Con ello, ¿qué tenemos que tener en cuenta? Que el acceso a internet puede ser igual de educativo que peligroso. Mucha información disponible, libre y sin filtros al alcance de cualquiera. 

Para los adolescentes y los niños, internet es una fuente de descubrimiento, juego y diversión, pero sin un control puede resultar más que dañina. 

¿Cómo poner freno al descontrol y la sobreinformación? Gracias a la misma red, se pueden descubrir aplicaciones y herramientas útiles que pueden servir de ayuda. Ya son muchas las compañías telefónicas que disponen de “canguros on-line” pero el mismo Google va más allá. 

Te presentamos Kiddle, el navegador de Google adaptado para niñosKiddle, el buscador para niños más seguroEs la revolución de la red segura, permite que los más peques y curiosos hagan búsquedas evitando contenido peligroso o inadecuado. Y también permite que los padres estén más tranquilos.

¿Quieres conocer más? 

Kiddle es un navegador representado por un simpático robot que permite a los niños curiosos encontrar todo tipo de información SEGURA en la red. Kiddle, el buscador para niños más seguroSu principal característica es que está en inglés, aunque las búsquedas se pueden realizar en español y el resultado aparecerá en ambos idiomas. 

Esto puede ser interesante para que los niños aprendan un poco de lengua inglesa o directamente se acostumbren a buscar en inglés

El orden de los mismos resultados también es algo característico de este portal. En este caso realizamos una búsqueda, “cooking”, y con ella la información aparece distribuida en “rangos”. Kiddle, el buscador para niños más seguro

  • Enlaces 1, 2 y 3. Los tres primeros resultados que aparecen son lugares creados exclusivamente para niños. Contenido adaptado con los niños como público objetivo. 
  • Enlaces 4,5,6 y 7. Lugares escogidos y supervisados por los editores de Kiddle (vocabulario, lenguaje, temática, etc). 
  • Enlaces 8 o más. Páginas expertas creadas para adultos pero filtradas a través de Google Safe Search. 

Si por el contrario, la búsqueda que realizan es una palabra obscena, malsonante, grosera o violenta, el buscador cancela automáticamente la misma dando a entender que es un error. Kiddle, el buscador para niños más seguroEsto permite que te asegures plenamente de que tus hijos no podrán acceder a contenido no deseado cuando no estés supervisando. 

En cuanto a la forma visual de la página de resultados también está adaptada al público nativo digital. Los enlaces están dispuestos en un tipo de letra grande, más claro y legible para que sea más sencilla su comprensión. Kiddle, el buscador para niños más seguroAl igual ocurre con las imágenes, los primeros resultados están acompañados de imágenes o dibujos en gran tamaño para que su lectura sea más rápida. 

En cambio, si lo que más os preocupa es la capacidad de retención de información por parte de internet, Kiddle trabaja con la mayor seguridad en línea

Para ello, se encarga de borrar cada 24H todos los logs y búsquedas para que no quede rastro de la actividad que ha estado haciendo vuestro hijo a lo largo del día. Tampoco guarda los datos e información que se solicita al usuario para acceder a páginas con registro, etc. 

Con todo esto puedes estar tranquila porque tus hijos no corren ningún peligro en la red.  

Como consejo, estaría bien que os sentéis con los peques y les expliquéis, de la manera más sencilla, qué pueden y no compartir por internet. Hablar de los peligros con ellos puede concienciarlos, ponerles ejemplos, marcarles aplicaciones o portales a los que no deberían acceder hasta cierta edad… Eso es cosa de padres. 

También es recomendable que, si desde pequeños utilizan internet como buscador, realicéis las búsquedas en equipo, esto permitirá que tu hijo crezca viéndoos como una compañía y no como un control. 

De seguridad y de pequeños descubridores entienden en nuestros hoteles, ¿por qué no ponéis en práctica lo de buscar en equipo y echáis un vistazo a nuestras ofertas familiares? 
¡Nuestra web es totalmente segura con contenido apto para todos los públicos!