Consigue tus objetivos y crea un equipo de trabajo fuerte y equilibrado con la implementación de un plan de incentivos en ventas.

Las empresas que trabajan con equipos de ventas suelen enfrentarse ante numerosos desafíos como evitar el estancamiento de éstas o conseguir incrementarlas. Para afrontar dichos retos conseguir estimular al equipo es fundamental. Por eso, cada vez hay un mayor número de empresas que apuestan por implementar un plan de incentivos en ventas para estimular a sus empleados. 

¿Cómo funcionan dichos programas? La verdad es que pueden variar mucho en función de los objetivos de la empresa y de la recompensas que se planteen pero el objetivo final de todos es el mismo: la motivación. Mantener a los trabajadores implicados en su trabajo diario y focalizados en un objetivo común les hará más efectivos en sus tareas y los resultados finales serán mucho mejores.

Incentivos en ventas: cómo aumentar el éxito en tus vendedores

Con el paso de los años se ha comprobado que una manera de mantener ese ritmo de motivación y eficacia es a través de los planes de incentivos. Pero, ¿qué características deben reunir éstos? Aquí unas pistas para que sean todo un éxito:

Intenta innovar y no ofrecer siempre lo mismo: Repetir siempre el mismo tipo de recompensas te hará predecible y desmotivará a los trabajadores. Procura ser ingenioso y oferta premios distintos en cada concurso que convoques. Una buena opción es alternar las recompensas económicas con las materiales. También puedes incluir otro tipo de estímulos como viajes, cursos de formación o premios que involucren a la familia del ganador. Si no se te ocurre nada recurre a una empresa o agencia especializada en la definición de este tipo de programas.

Las recompensas deben ser a corto plazo: Este es uno de lo errores que se comenten más habitualmente y que hace que en muchas empresas los planes de incentivos no sean efectivos. Plantear las recompensas a largo plazo (generalmente a un año) es un fallo, ya que no se puede mantener el ritmo ni la tensión durante tanto tiempo. Es mejor plantear estos alicientes en un corto periodo de tiempo (un mes es lo más apropiado), así se consigue una explosión de energía que mantienen a los trabajadores alerta.

Incentivos en ventas: cómo aumentar el éxito en tus vendedores

Equilibrar los premios entre lo económico y lo material: Al contrario de lo que se suele pensar, no siempre lo económico es lo más importante. Es cierto que muchos empleados valoran tener una prima extra por un trabajo bien hecho, pero también se valoran positivamente otro tipo de recompensas. Flexibilidad horaria, compatibilidad familiar y laboral, más vacaciones, teletrabajo… Son tan sólo algunas de las opciones que se pueden incluir dentro de un programa de ventas y que gustarán por igual a todos.

Incentivos en ventas: cómo aumentar el éxito en tus vendedores

Establece diferentes niveles de incentivos: Si cuentas con un amplio equipo de ventas llegarás a la situación de que no todos los empleados tienen el mismo nivel, pues los habrá con más y con menos experiencia. Por eso, es importante que no los metas a todos en el mismo saco porque si no siempre ganarán los mismos. Sobre todo te interesa motivar a las nuevas fuerzas de ventas, así que crea recompensas propias para éstos que hagan que les merezca la pena el esfuerzo.

Plantea el programa de una manera atractiva: A veces el factor que hace que un plan de incentivos no sea todo lo efectivo que se esperaba reside en que no se ha presentado de una manera atractiva al personal. Organiza un evento, como un cóctel o una comida de empresa, y haz una exposición llamativa de todo aquello que puede conseguir el equipo de ventas si consiguen los objetivos. Al llamar su atención habrás ganado gran parte de su implicación y compromiso. La comunicación es esencial si quieres que todo vaya sobre ruedas.

Incentivos en ventas: cómo aumentar el éxito en tus vendedores

A pesar de los resultados, continúa con los planes de incentivo: Cuando se implementa por primera vez un plan de incentivos la ilusión suele ser mayor a los resultados, pero no hay que desanimarse. Aunque los resultados no sean los deseados, es importante mantener una continuidad en éstos para que mejoren a largo plazo. Intenta plantear dos o tres concursos al año y, a ser posible, que estos coincidan con las épocas del año en las que las ventas son más bajas. Así conseguirás aportar un valor añadido y hacer crecer la implicación de los trabajadores en dichas temporadas.

Incentivos en ventas: cómo aumentar el éxito en tus vendedores
Con perseverancia y trabajo en equipo se conseguirá el éxito de ventas, pues sobre todo se trata de comprender a tu plantilla y ofrecerles aquello que desean para que todo sea un win-win para ambas partes. Escúchalos, entiende sus inquietudes, ponte en su lugar y comparte con ellos experiencias que les puedan facilitar el día a día en el trabajo. Con ese punto extra de empatía habrá una mayor conexión y los empleados se sentirán más identificados con la empresa y con sus metas. Así es como lograrás la eficacia en tus planes de incentivos en ventas.