Afrontar el fin de mes con números rojos no es fácil para nadie, y menos si tienes familia numerosa. ¿Por qué no intentas poner en marcha este ‘plan ahorro’?

Cuando se trata de dinero, cualquier cosa se pone seria. Y para las familias con muchos miembros todavía más. 

Hay familias que parecen increíbles. 3 hijos, una madre ama de casa, un padre con sueldo medio, coches, seguros, gastos varios,... ¿Cómo hacen para llegar a fin de mes sin problemas? 

Según el estudio que elaboró la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) en 2008, criar un hijo costaba, a lo largo de su vida, 150.000€ aproximadamente. Teniendo en cuenta que estos resultados son de antes de la crisis, podemos aumentar las cifras un poquito más. 

Si, 150.000€ es mucho dinero. Imagina si en vez de tener un hijo, tienes dos, o tres, ¡o más!. Hablamos solo del dinero a invertir en la manutención, educación y crecimiento de los hijos, a parte gastos básicos, etc. 

La realidad es que una familia con niños pequeños gasta mucho dinero al mes, y que una con bebés, mucho más. Así que si esta es tu situación, aquí tienes algunos trucos para ahorrar y controlar los gastos de tu hogar para poder llegar a fin de mes sin tener el agua al cuello. Familia numerosa, ¿cómo llegar a fin de mes?

CONTROL DE LA ECONOMÍA FAMILIAR
En primer lugar sería conveniente que tuvieras una organización económica estable. Parece complicado pero actualmente hay herramientas que pueden facilitarte la tarea, por ejemplo FintonicFamilia numerosa, ¿cómo llegar a fin de mes?

Es recomendable que tengas claros tres puntos primordiales para que las cuentas cuadren a fin de mes y te permitan poder ahorrar algún dinero. 

  1. Comprueba las ganancias. Tanto como si sois una unidad unifamiliar, como si solo aporta ingresos uno de los miembros, como si lo hacéis ambos.
    Es importante controlar cuánto dinero entra en casa cada mes. 
  2. Suma la media de gastos al mes. Cuenta con todos los gastos que tienes a lo largo del año y trata de averiguar cuál es la media de consumo para cada uno de los sectores: alimentación, educación, gastos de hogar, manutención, mantenimiento de los vehículos… 
  3. Fija un presupuesto mensual. Pero si lo haces, cúmplelo. Siempre es beneficioso marcarse un “límite” de gastos para evitar “caprichitos” de última hora. 

A esto puedes sumarle una propuesta un tanto tentadora pero que agradecerás a final de año, cuando llegue el momento de viajar o comprar regalos para los niños. Ahorra cada mes en una hucha cerdito, es más fácil de lo que piensas. 

Si crees que meter 20€ al mes va a ser muy complicado, prueba con la última tendencia en ahorro: guarda todas las monedas de 2€ que lleguen a tu bolsillo. No son muycomunes cuando te dan cambio, y es la moneda de mayor valor, puede resultar productivo. 

HERENCIA POR CORRESPONDENCIA 
¿Quién no ha llevado la ropa de sus hermanos, primos, o incluso padres? Es algo tradicional y asentado en la historia de cualquier familia. Reutilizar la ropa “seminueva” que al mayor se le queda pequeña o no quiere. La herencia del más pequeño es la peor. Pero no es solo cosa de ropa. 

Seguro que también has jugado con los juguetes de segunda o tercera mano de tu familia. Crecer con los hipopótamos tragabolas, con los juegos reunidos Geyper o incluso con esas muñecas maquiavélicas que solo mueven los ojos de un lado al otro. Grandes juegos que han marcado la infancia de la mayoría de los niños, fuera cual fuera su época. 

AHORRA EN EDUCACIÓN 
Primera clave, reutiliza libros. O cómpralos en apps de segunda mano como Relibrea. Solo tienes que asegurarte de que comparten la misma edición que el que necesitan en el cole, y sobre todo, de borrar los ejercicios hechos en el libro para que tus hijos no lo tengan tan fácil. 

Al igual que ahorrar en libros, puedes ahorrar en ropa y transporte. Infórmate del autobús escolar que pase por tu zona o simplemente lleva a tus hijos al cole en autobús de línea. Si os pilla muy lejos, podéis hablar entre padres y hacer viajes por semanas con diferentes niños. Familia numerosa, ¿cómo llegar a fin de mes?

En cuanto a la ropa, aunque suponga una inversión previa considerable, puedes plantearte matricular a tus hijos en un cole con uniforme, así solo tendrás que preocuparte de la ropa para el fin de semana y el volumen de compras será menor. 

EVITA COMPRAR POR IMPULSO 
Los caprichos de temporada, las ocasiones “especiales”, los ofertones de entretiempo, etc, son tácticas de marketing para que inviertas en algo innecesario y tentador. ¡No lo hagas! Piensa que ese dinero puede mejorar un fin de semana, un regalo de cumpleaños o incluso permitirte una noche de cena “de ricos” en casa. 

La compra impulsiva es la “enfermedad” más extendida sobre la faz de la tierra, y no solo en el género femenino, los hombres también tienen sus “caprichitos”. 

PRODUCTO DE PRIMERA NECESIDAD
Este paso es el más complicado. Pocos consiguen cumplirlo. 
Cuando vayas a hacer la compra, lo primero que tienes que hacer es una lista con lo que necesitas. SOLO lo que necesitas. Nada de “por si acaso” ni “alomejor”... Solo lo estrictamente necesario. Familia numerosa, ¿cómo llegar a fin de mes?

Evita pasillos donde sepas que no hay nada que necesites, para ello intenta organizar tu lista por sectores (frutas y verduras, pescadería, carnicería, congelados, panadería…). Una vez consigas esto, el siguiente paso está ‘chupado’. 

Intenta, en los productos que no resulten determinantes, como la leche, el pan, la verdura envasada, y productos de conserva, que tengan marca blanca. Son mucho más baratos y en ocasiones, mejores que los de marca comercial. Al final de la compra notarás la diferencia en el dinero que ahorrarás. 

Después de conocer estos trucos, no está de más tener en cuenta que, según los resultados del estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística, el 70% de los españoles declara no disponer de suficientes ingresos para ahorrar. 

Los mismos que por ello renuncian a las vacaciones, salidas nocturnas e incluso comprar ropa. Pero seguro que tu eres de ese 6 de cada 10 de los españoles que consigue ahorrar.

Si a ello le sumas ofertas que puedes encontrar para hacer alguna escapada, como las que te ofrece AR Hotels, que son inmejorables en relación calidad/precio, tendrás la motivación extra para ponerte en marcha con el ‘Plan ahorro’.