Es marzo. ¡Huele a pólvora! Las fallas están a la vuelta de la esquina. Calpe ya está preparándose para estas fiestas del fuego. ¿Por qué no disfrutarlas de una manera diferente y junto al mar Mediterráneo?

Valencia está de fiesta. Una semana queda para inaugurar, de manera oficial, sus queridas Fallas. Y decimos oficialmente porque este acogedor ambiente dio el pistoletazo de salida el pasado 26 de febrero, cuando se celebró la ‘Crida a les Falles’. Las máximas representantes invitaron a falleros, valencianos y mundo entero a compartir esos días de luz, color, sonido, música y, por supuesto, sentimiento.

Días maravillosos para quien viene a disfrutarlos. Las calles se convierten en un museo con fecha de caducidad. Los monumentos se plantan el día 15 para quemarse el 19. Los falleros se visten con sus mejores galas del siglo XIII, XIX o ‘a l’antiga’. La indumentaria también es protagonista. La banda sonora corre a cargo de mascletàs y fuegos artificiales, pero la pólvora se alía con los acordes de músicos que componen la armonía fallera. Artistas, costureros, pirotécnicos, literarios y, sobre todo, comisiones se unen con un mismo fin: disfrutar de sus fiestas; disfrutar de las Fallas. Fallas en Alicante. ¡Ven a disfrutarlas en AR Hotels!

Unión, por cierto, que la UNESCO ha estudiado hasta declararla, el pasado noviembre, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Sí, las Fallas son de todos. De quienes trabajan todo un año por ellas y de quienes deciden disfrutar de su majestuosidad, grandeza y espectáculo. Tú lo tienes claro. Este año quieres ser de uno de ellos. 

No obstante, a pesar de que estas fiestas surgen en la ciudad de Valencia, con el paso del tiempo han conquistado otros pueblecitos de la Comunidad Valenciana. Por descontado, también la Costa Blanca. Las Fallas en Alicante se celebran en localidades como Denia, Pego Benidorm ¡y Calpe! Venir aquí para conocer la tradición de esta celebración es una magnífica idea para una escapada en pareja, porque podrás aprovecharte de momentos de intimidad que no serás posibles entre las aglomeraciones de Valencia. 

Calpe es, en ese sentido, uno de los municipios con más fiestas del litoral alicantino. Las Fallas no faltan. Y no lo hacen desde que la comisión ‘Falla del Calp Vell’ se fundó en 1983. Más de 30 años de historia son suficientes para hacer que merezca la pena su visita. La plaza de la Constitución del pueblo se llena de luz y color para dar la bienvenida a la pólvora, el fuego, la cultura y el arte. Este año, desde el 17 y hasta el 19 de marzo. Tienes, entonces, una cita. Fallas en Alicante ¡Ven a disfrutarlas en AR Hotels!

El balcón del Ayuntamiento, eso sí, se vestirá de gala un par de días antes. Las Falleras Mayores de Calpe tendrán algo que decir. Ellas invitarán a todos a disfrutar de unos días inolvidables que se sumarán a la historia fallera de la localidad. La Crida inaugurará esas fiestas que no tienen freno hasta que los monumentos desaparecen entre las llamas la noche de San José. Mientras tanto, cenas en la calle, paellas y chocolatàs, pasacalles, mascletàs, castillos de fuegos artificiales y verbenas serán algunas de las citas programadas para todo aquel que quiera conocer la esencia de las Fallas. Fallas en Alicante ¡Ven a disfrutarlas en AR Hotels!

Los actos más importantes, no obstante, son la Plantà de los monumentos, la Ofrenda a Nuestra Señora de las Nieves (la patrona del municipio), la misa en honor a San José y la Cremà de la falla infantil y la mayor. Estos son los más significativos. Los que no te puedes perder. Los históricos. Los que te encantarán.

La escapada, asimismo, puede ser muy romántica si te hospedas en hoteles como AR Diamante Beach o The Cookbook Hotel. Éste último está a siete minutos en coche y a 20 minutos andando de las Fallas de Calpe. Poco tiempo separa la fiesta del paraíso del amor. Porque The Cookbook Hotel es eso, un lugar idílico para las parejas más tiernas. 

Cuenta, en ese sentido, con tan sólo 17 habitaciones (intimidad en estado puro) dotadas de las mejores comodidades para una estancia inolvidable. Hay tres tipos, pero todas tienen cama king size, terraza, minibar, aire acondicionado y la opción de late check-out. Asimismo, las parejas podéis disfrutar aquí de una sesión gratuita en su spa privado. Fallas en Alicante ¡Ven a disfrutarlas en AR Hotels!

Es la gastronomía, sin embargo, el punto fuerte de este hotel. Dos opciones opuestas, aunque deliciosas. La sofisticación frente a lo cotidiano. José Manuel Miguel y su equipo han elaborado la carta de Komfort y están al frente de los fogones de Beat para deleitar a tu paladar con sabrosos snacks, platos y postres que, seguramente, querrás repetir. El ambiente de ambos es acogedor, romántico, embriagador. El mejor escenario para reconocer lo mucho que os amáis. 

La otra opción, AR Diamante Beach, también te conquistará.  Ocho minutos en coche serán suficientes para desplazarte hasta la plaza de la Constitución y disfrutar de las Fallas. Poco tiempo para ir y volver a uno de los hoteles más elegantes de Calpe. Con el mediterráneo y el Peñón d’Ifach en el horizonte, este establecimiento garantiza una estancia de lujo. Habitaciones, piscinas, gastronomía… Gastronomía, por cierto, que llega a la elegancia culinaria de la mano de Rafa Soler y su restaurante Audrey’s. ¡Regalaos una verdadera velada romántica! 

A pesar de todo, sabemos que quedaréis enamorados del spa. Cerca de 2.000 metros cuadrados de superficie que cuentan con zonas de relax, hidroterapia, jacuzzi, sauna y una amplia carta de tratamientos y masajes para compartir en pareja. Un recorrido de bienestar para dos. Fallas en Alicante ¡Ven a disfrutarlas en AR Hotels!

Las Fallas en Alicante son, en definitiva, una buena manera de conocer la tradición de la fiesta valenciana por excelencia, aunque desde un lugar menos aglomerado. Calpe es, en ese sentido, la más sabia decisión, porque la oferta hotelera para mantener vivar vuestra llama del amor es inigualable. Disfrutarás el doble en establecimientos como AR Diamante Beach o The Cookbook Hotel. Déjate seducir por el olor a pólvora, porque te encantará.