Los meses de frío pueden ser un obstáculo si pedalear es tu pasión. Sin embargo, existen opciones que permiten continuar con el entrenamiento de ciclismo en invierno para mantener la forma y preparar la siguiente temporada.

Cuando el frío, la lluvia e incluso la nieve se convierten en pronóstico habitual, los amantes de los deportes al aire libre ven reducidas sus opciones para practicar su pasatiempo favorito, como ocurre en el caso de los ciclistas. No solo el clima, también la escasez de horas de luz limita el tiempo para practicar ciclismo u otros deportes en el exterior. Pero, ¡que no cunda el pánico! No es necesario renunciar al ejercicio: solo hay que saber cómo entrenar en invierno si eres un amante del ciclismo y qué medidas adoptar para seguir pedaleando hasta el final. 

ciclismo en invierno

Entrenamiento de ciclismo en invierno: qué hacer para mantenerte en forma

 
Existen formas de seguir manteniendo la musculatura fuerte y tonificada en la época invernal que te ayudarán a mejorar tu rendimiento sobre la bicicleta. Por esto, hemos realizado una recopilación de 5 opciones, que se pueden combinar, para continuar con tu entrenamiento en invierno de ciclismo: 
 

1. Practicar ciertas modalidades de ciclismo

 
Hay que tener siempre presente que la seguridad debe ser una máxima para cualquier ciclista, sea cual sea la modalidad que practique. Pero hay ciertas modalidades que son más apropiadas para el invierno, como el ciclismo de carretera o el ciclocross, cuyas competiciones se disputan únicamente  en otoño e invierno. Dichas modalidades se caracterizan por tener ciclos más cortos, pero de mayor intensidad, lo que permite un calentamiento más rápido. Ten en cuenta que es importante equiparse adecuadamente: cambiar las zapatillas por botas de invierno, utilizar baggies impermeables con culottes largos debajo, llevar un cortavientos impermeable, usar guantes finos (permiten la sensibilidad) y gafas con cristales claros. 
 

2. Entrenar en interiores

plan entrenamiento bicicleta
 
Existen máquinas que ayudan a simular el pedaleo en una bicicleta en un interior, lo que resulta perfecto para días en los que llueve o nieva con intensidad y tienes tiempo limitado. El rodillo, de hecho, permite hacer ejercicios que es complicado llevar a cabo en carretera: pedaleo de alta cadencia, cargas con un número elevado de vatios o trabajo en series de sprint. Tampoco olvides el ciclismo indoor (también conocido como spinning) que, además, ofrece la posibilidad de practicarlo en grupo, te permitirá conocer gente y te resultará divertido y ameno. 
 

3. Hacer un plan de entrenamiento semanal 

Para todo buen deportista, la constancia es una de las claves para mantener su rendimiento en niveles óptimos. Por este motivo, te resultará muy útil hacer un plan de entrenamiento de ciclismo en invierno, especialmente si tu tiempo es limitado ya que te ayudará a organizarte. Alterna días de alta intensidad con días de recuperación, en los que puedes realizar estiramientos, darte un masaje o pasar tiempo en la sauna. Un truco: el Pilates y el Yoga pueden ser dos disciplinas complementarias que te ayudarán a fortalecer y tonificar, a corregir la postura y a evitar lesiones. Este y otros trucos podrán servirte para mejorar tu entrenamiento ciclista. Y, por supuesto, no olvides cuidar tu alimentación y mantenerte hidratado durante las sesiones de entrenamiento. 
 

4. Utilizar ropa adecuada en invierno

como hacer ciclismo en invierno
 
Durante esta época del año, la vestimenta para practicar ciclismo puede llegar a ser un quebradero de cabeza. Por eso, lo mejor es ir vestido con diferentes capas para que puedas ir guardando aquellas que te sobren. Una de las claves es escoger bien qué tipo de ropa necesitas, principalmente tienes que buscar prendas que te aíslan del frío y te abriguen. También es muy importante que sea transpirable y que pueda evaporar el sudor desde el cuerpo hacia el exterior. 
 
En cuanto a las capas, el truco está en llevar tres.  La primera capa nos ayuda a alejar la humedad producida por el sudor de la piel. Lo mejor es utilizar una camiseta térmica. La segunda capa sirve para retener el calor y evitar así la pérdida de temperatura. Para eso, podemos utilizar un maillot específico de invierno o, si llevamos una camiseta térmica de manga larga y no hace excesivo frío, el maillot clásico de verano. 
 
Y por último, la tercera capa tiene por objetivo aislarnos del frío, el viento y la humedad del exterior. Podemos usar un chaleco, una chaqueta específica o un cortavientos. Recuerda no pasarte con las capas porque una vez empieces a pedalear no sabrás qué hacer con tantas prendas. 
 

5. Viajar a lugares con clima templado

Destinos ciclistas en invierno
 
Si vives en el norte o con proximidad a zonas de montaña, hacer una escapada a lugares con un clima templado es una gran oportunidad para pedalear al aire libre en invierno. ¿Por qué no practicas ciclismo de ruta por la Costa Blanca? Uno de los destinos más recomendados es Calpe, gracias a su orografía y sus más de 300 días de sol al año. Precisamente, este municipio es testigo de una de las etapas de la Vuelta Ciclista. Además, podrás encontrar una gran variedad de rutas ciclistas por Calpe para poder disfrutar de nuestro deporte favorito y de la naturaleza que envuelve a este fantástico destino de la Comunitat Valenciana.
 
Cada vez son más los hoteles para ciclistas en España. Precisamente en Calpe se encuentra AR Diamante Beach, aunque ahora se encuentre cerrado temporalmente aquí podrás encontrar una gran variedad de servicios para que tú solo tengas que preocuparte de subirte a la bici: dieta personalizada, boxes para las bicicletas con toma de luz y agua, gimnasio, SPA… Además, The Cookbook Hotel cuenta con una oferta Cycling Point donde podrás alojarte y disfrutar dietas saludables que se adaptan a tus entrenamientos para que saques el máximo partido a tu estancia en Calpe.  Contacta con nosotros para conocer más acerca de nuestros hoteles con servicios para ciclistas.