Es una de las grandes citas del ciclismo junto al Giro y la Vuelta a España, pero para muchos el Tour sigue siendo un gran desconocido. Desvelamos las particularidades de la carrera ciclista por excelencia.

Como cada mes de julio, el Tour de Francia se convierte en el evento deportivo del verano. Seguidores o no del deporte de las dos ruedas, todos estamos al tanto de lo que acontece en la carrera ciclista más exigente de la temporada. 21 etapas de más de 100 km cada una que llevan hasta la extenuación a los participantes.

Sin embargo, pese a que todos conocemos la carrera y sabemos el nombre de algún ganador, muchos desconocemos la historia de ésta. ¿En qué año fue la primera edición?, ¿quién fue el primer ganador?, ¿qué ciclistas españoles han triunfado en el Tour? ¿Qué hacen los deportistas para prepararse ante un reto así? Éstas y otras curiosidades sobre la gran cita ciclista del año quedan al descubierto.

Un poco de historia

La primera peculiaridad del Tour de Francia la encontramos en cómo nació, pues no fue idea de un grupo de ciclistas como cabría esperar, sino que fueron un periodista y el director del periódico l’Auto quienes idearon la primera competición ciclista por etapas. Fue allá por el año 1903 cuando Géo Lefèvre y Henri Desgrange decidieron promocionar su publicación creando el primer Tour de Francia de la historia. El vencedor fue el francés Maurice Garin tras completar los 2.428 km de la cursa divididos en seis etapas.

Con el paso de los años el Tour se fue consolidando, viendo incrementado su número de participantes hasta que llegó la I Guerra Mundial y la competición se vio interrumpida durante tres años (de 1915 a 1918). Lo mismo volvería a ocurrir unos años más tarde con la II Guerra Mundial cuando el parón fue todavía más largo (de 1940 a 1946). Estas son las únicas épocas en las que no se ha podido celebrar la prueba francesa, desde entonces se ha desarrollado de manera ininterrumpida, llevando en la actualidad un total de 102 ediciones.

Polémicas e hitos

Si algo ha ayudado al Tour a adquirir la fama que tiene en la actualidad es la multitud de controversias y escándalos en los que se ha visto salpicado. Casos de dopaje, huelgas e incluso muertes han hecho que la carrera esté en el punto de mira año tras año. El capítulo más polémico de la cursa se dio en el año 2013 cuando Lance Armstrong confesó que los siete títulos que había ganado de manera consecutiva eran fruto del dopaje.

Sin embargo, el Tour también ha dejado grandes momentos para la historia del deporte, como los cinco tours consecutivos de Miguel Indurain, el único deportista que lo ha conseguido. Esta carrera no está considerada una de las grandes citas deportivas porque sí, es una de las competiciones más duras a nivel físico y mental, de ahí que tanto ciclistas amateurs como profesionales la hayan convertido en el paradigma del ciclismo moderno.

Cómo prepararse para un Tour

Si después de leer todo lo anterior sigues interesado en prepararte para una competición de dichas características, te damos algunas claves para afrontarla. Al tratarse de una prueba tan exigente, la preparación es fundamental,así como la elección del lugar en el que desarrollaremos la fase de entrenamiento.

AR Hotels & Resorts tiene una gran tradición ciclista, pues desde los años 90 ha acogido a ciclistas de élite durante su training camp de invierno. La climatología y las rutas que existen en los alrededores convierten a Calpe en una localidad excelente para el entrenamiento de deportistas. Felice Gimondi, ganador en los sesenta, o Vincenzo Nibali, actual campeón del Tour de Francia, han pasado por las instalaciones del Hotel AR Diamante Beach para prepararse de cara a la temporada ciclista. En su paso por AR Hotels & Resorts los expertos han hecho hincapié en tres aspectos esenciales para prepararse de cara a una carrera como el Tour:

1. La preparación mental.

Todos los profesionales del ciclismo hacen hincapié en que esta cuestión es una de las más importantes, ya que la exigencia de una cursa como el Tour es muy elevada. Para ello, el experto en coaching Jean-Baptiste Wiroth recomienda trabajar de manera objetiva las debilidades y fortalezas de cada uno y desarrollar habilidades para manejar dichas dificultades con serenidad.

2. El desarrollo de la resistencia física.

Afrontar las tres semanas que dura el Tour de Francia no es una tarea fácil. La prueba ciclista francesa alterna etapas de montaña, con otras llanas o urbanas, lo que supone un reto para todos los deportistas. Hay que estar preparado para competir en cualquier superficie a un ritmo elevado, para ello se recomienda hacer rutas más largas de lo habitual o en superficies poco comunes.

3. La consecución del peso idóneo.

El peso del ciclista juega un papel fundamental en la cursa. Hay que acercarse lo máximo posible al peso ideal de cada uno para evitar tener que levantar más carga de la necesaria, ya que los desniveles y los ascensos son continuos en esta carrera.

Siguiendo estos consejos y estando dispuesto a pedalear durante muchas horas, nos acercamos un poco más a lo que sienten esos héroes de las dos ruedas que todos los meses de julio se dejan la piel para conseguir el preciado maillot amarillo.