Los seminarios, congresos y convenciones son los eventos más comunes en el sector empresarial. Si quieres saber más sobre ellos sigue leyendo.

La RAE define el término evento como “suceso importante y programado de índole social, académica, artística o deportiva”. Es curioso que no mencione los eventos de carácter empresarial o corporativo, pues representan una de las ramas más importantes del sector. Tampoco hace distinción entre las distintas tipologías de eventos que existen, lo que crea cierta confusión.

Los actos empresariales o de negocios pueden dividirse en función de sus características, siendo los seminarios, convenciones y congresos los más representativos. De hecho, según la Asociación de Palacios de Congresos de España (APCE), en 2014 se celebraron en España 386 congresos, 277 convenciones y 1.113 jornadas y seminarios. Entre todos sumaron casi cuatro millones de asistentes, tanto nacionales como internacionales, que generaron un impacto de 1.300 millones de euros en nuestro país. Estos datos demuestran la importancia a nivel económico de esta industria.

Diferencias entre seminarios, congresos y convenciones
Seminarios, congresos, convenciones: definición y diferencias.

Ante el amplio abanico de actos de empresa que se pueden llevar a cabo, el gran reto para los organizadores y event planners es saber cuál escoger. Cada uno tiene sus propias características y funciones, por lo que habrá que conocer bien las diferentes tipologías antes de decidirse por uno:

  • Congreso: Es una reunión periódica en la que se juntan diversos miembros o personas pertenecientes a un mismo organismo, profesión, asociación, etc. La duración de un congreso oscila entre los dos y los cinco días, y la finalidad es ponerse al tanto sobre las últimas novedades en la temática a la que se dedican los asistentes.
  • Seminario: Es una reunión de carácter educativo en la que se imparten conocimientos a los participantes para mejorar su formación. Suelen ser grupos reducidos de personas (no más de 50) y la duración media ronda los dos días. En todo seminario hay un grupo de expertos que da charlas charlas instructivas a los asistentes para mejorar su conocimiento.
  • Convención: Es una reunión de empresa cuya finalidad es estudiar la marcha de la misma, los objetivos, resultados, valores, etc. También tiene un propósito integrador con el que se pretende motivar y hacer equipo entre los diferentes miembros de la empresa para poder alcanzar los objetivos en conjunto.

Diferencias entre seminarios, congresos y convenciones

De estos tres tipos de eventos los congresos son los que están más sujetos a cambios o diferenciaciones, ya que se pueden dividir en función de su organización, temática, objetivos, etc. Algunas de las divisiones más comunes son las siguientes:

  • Por contenido: En función del ámbito o la temática que se vaya a tratar en el congreso, estos pueden dividirse en científicos, sociales, económicos, deportivos, académicos, tecnológicos, culturales...
  • Por organización: Dependiendo del ente organizador los congresos pueden ser sociales o privados. Los primeros son los que están abiertos a todo el mundo y tienen el fin de transmitir a la sociedad algún avance. Mientras que los segundos están destinados a un colectivo concreto y las temáticas que se tratan no tiene relevancia para el resto de la sociedad.
  • Por periodicidad: Los congresos pueden ser ordinarios o extraordinarios. Los primeros son los que se celebran con una periodicidad fija (anual, bianual, trimestral…); mientras que los segundos son los que se convocan con motivo de algún hecho inusual que requiere una reunión.

Diferencias entre seminarios, congresos y convenciones
Origen y actores en la organización de eventos.

El origen de la organización de eventos no está muy claro, pues hay indicios de que en sociedades de la antigüedad ya se celebraban reuniones de pequeños colectivos. Aún así, los indicadores más claros de reuniones datan de la Edad Media cuando se dieron los primeros desplazamientos de personas para reunirse por motivos religiosos. Los eventos, por tanto, surgieron como necesidad de las personas de juntarse en colectivos por motivos culturales, económicos y sociales.

Desde sus inicios hasta la actualidad los eventos han evolucionado muchísimo, pues de pequeñas reuniones han pasado a convertirse en grandes actos internacionales que pueden acoger a cientos de personas. Tal desarrollo ha desembocado en que surja todo un sector profesional entorno a los eventos. En esta industria podemos encontrar muchos actores que de una manera o de otra forman parte de la rueda, pero los más importantes sería los siguientes:

  • Los bureau: Son organizaciones sin ánimo de lucro financiadas por organismo públicos que tienen como objetivo promocionar a una ciudad como lugar ideal para celebrar eventos. Los bureaus aglutinan a diversas empresas relacionadas con el sector como pueden ser hoteles, compañías de transportes, centros de convenciones e incentivos, etc. En resumen, tiene como finalidad potenciar un destino a nivel económico, cultural y social.
  • Organizadores de eventos: Son instituciones u organismos, bien públicos o privados, que buscan conseguir una serie de objetivos a través de la organización de eventos. Entidades como universidades, colegios profesionales o fundaciones son algunos de los organismos que más eventos realizan.
  • Operadores profesionales: Son agencias especializadas que se dedican exclusivamente a la organización y gestión de eventos. Aportan garantías profesionales, dada la experiencia en la organización de este tipo de actos y ofrecen un servicio personalizado a las entidades instauradoras del acto.

Diferencias entre seminarios, congresos y convenciones