La alimentación, el descanso o la actividad física son factores clave para un desarrollo saludable de los más pequeños. Te proponemos un plan para que tus hijos crezcan fuertes y muy sanos. ¡No te pierdas ni un detalle!

La alimentación es el factor que más repercute en el estado de salud de los niños, las horas de sueño marcan su rendimiento en el día a día y el deporte actúa como actividad fundamental a la hora de cumplir con unos hábitos saludables. La combinación de estos tres elementos ayuda a un desarrollo físico, mental y emocional de los más pequeños, sin olvidar, por supuesto, el importante papel que juegan los padres y las relaciones con el entorno para lograr un crecimiento sano y vigoroso.

El Día Mundial de la Salud es motivo suficiente para recordar la rutina que debe seguir un niño con el objetivo de llevar una vida saludable. En ese sentido, el equilibrio es la razón de ser de todo plan: equilibrio en la dieta, en el deporte y en el descanso. Día Mundial de la Salud: el mejor plan para que tus hijos crezcan sanos

La variedad es, además, la perfecta compañera de esa armonía en cuanto a los hábitos. Variedad, en definitiva, de alimentos, pero también de ejercicios, relaciones y planes para la diversión y el entretenimiento.

Una mezcla de estos factores de manera equilibrada y variada tiene como resultado la felicidad y el bienestar, que dependen, sobre todo, de la compañía de los padres en esa dieta, ejercicio o descanso. Dormir con ellos, jugar con ellos o comer con ellos hará que los pequeños se sientan apoyados y conectados con vosotros desde sus primeros recuerdos. Una garantía, en suma, de crecimiento y desarrollo sano. Día Mundial de la Salud: el mejor plan para que tus hijos crezcan sanos

No obstante, a la alimentación adecuada y al ejercicio adaptado, además, también hay que añadir el respeto a la autonomía de tus hijos, especialmente a medida que se van haciendo mayores. Así lo manifiesta una profesora de Psicología Clínica de la universidad de Nueva Inglaterra para ‘salud180’, quien estima oportuno dar mayor libertad para que, poco a poco, los peques vayan tomando sus decisiones, estudiando sus consecuencias y aprendiendo de ellas. 

Estas consideraciones son básicas para la confección de un plan saludable con la finalidad de que los niños crezcan sanos y fuertes. Por ello, se han reunido cada una de ellas en la siguiente infografía, gracias a la cual será muy fácil identificar las necesidades que tu pequeño tiene para un buen desarrollo físico y mental. Día Mundial de la Salud: el mejor plan para que tus hijos crezcan sanos

Estos consejos son básicos para lograr una buena salud de los más pequeños y, de todos ellos, el más destacado es la alimentación. Ésta ha de ser variada, equilibrada y moderada, es decir, debe aportar los nutrientes necesarios, pero sin excederse. Las tomas, en ese sentido, tienen que estar repartidas en cinco comidas al día, entre las cuales destaca el desayuno y la ración de mediodía. El almuerzo, la merienda y la cena deben ser algo más ligeros. 

La actividad física, por su parte, es resultado de hacer deporte, pero también del tiempo de juego o la hora del recreo, por lo que no será difícil cumplir, como mínimo, con 60 minutos al día. En esta línea, lo más importante es combatir el sedentarismo y, por tanto, huir de largos periodos frente a la televisión o entreteniéndose con los nuevos dispositivos móviles. Día Mundial de la Salud: el mejor plan para que tus hijos crezcan sanos

¿Un lugar en el que los niños se divertirán, jugarán, comerán bien y, además, se relacionarán con otros al tiempo que fortaleceréis vuestro vínculo familiar? ¡Calpe es la respuesta! Allí encontrarán multitud de planes para pasarlo en grande y no parar, aparte de espectaculares hoteles que garantizarán un descanso de 10. Volverán, en definitiva, renovados, con las pilas cargadas y más sanos que nunca. ¡Porque el Día Mundial de la Salud no sea sólo el 7 de abril!