Los recién casados pueden disfrutar de los lugares de luna de miel de ensueño en España, porque no es necesario viajar muy lejos para vivir una gran experiencia.

La inversión de los españoles en el viaje de luna de miel crecerá en 2019 un 8% respecto a hace una década. Según los datos del informe de Viajes Carrefour, el gasto medio en el viaje de novios es de 4.500 euros por pareja. Y se contratan dos días más de media en estancia respecto a 10 años atrás. Para muchos enamorados este es el viaje más grande que van a realizar, y quieren asegurarse de que la experiencia es inolvidable. Luna de miel en España: los destinos más románticos.

Sin embargo, desplazarse hasta la Riviera Maya, Bali, Tailandia o Maldivas no es imprescindible para realizar un viaje excepcional, porque destinos para una luna de miel en España hay muchos. En ellos, los recién casados pueden encontrar rincones románticos inigualables que se unen a una gastronomía única y extraordinaria, entre las más sabrosas del mundo. 

 

Sitios para ir de luna de miel en España

A la pregunta de cómo elegir el destino perfecto para la luna de miel, una cosa es segura: en España encuentras opciones para todos los gustos. La playa es el destino preferido entre los enamorados, y el litoral peninsular e isleño de este país no decepciona. Mediterráneas, cantábricas o atlánticas, las aguas se mezclan con pueblos, ciudades y accidentes geográficos que regalan imágenes románticas difíciles de superar. Descubre los lugares de luna de miel de ensueño en España que te fascinarán:

Los mejores destinos para tu luna de miel en España

La Costa del Sol 

Playas de arena fina y dorada bañadas por aguas cristalinas. Más de 160 kilómetros de costa poblados por localidades pintorescas. El litoral de Málaga tiene todos los ingredientes que una pareja necesita para disfrutar de su viaje de novios: sol, tranquilidad, gastronomía, historia, cultura, actividades y excursiones por municipios como Nerja, Torremolinos, Marbella, Fuengirola o Mijas. Una semana es suficiente para perderse por alguna de las mejores playas de Andalucía.

 

Costa Blanca

Rendirse a los encantos del corazón de la Costa Blanca es fácil. Calpe es un municipio bañado por el Mediterráneo más azul, custodiado por una gran roca de 332 metros de altitud y rodeado de algunas de las playas más bellas de España. Paisajes de ensueño que se mezclan con un rico patrimonio cultural resultado de las visitas de íberos, romanos o fenicios en épocas pasadas. Las Salinas, el Peñón d’Ifach, los Baños de la Reina, el casco antiguo, las calas, la muralla roja de Ricardo Bofill… son algunos de los rincones que los recién casados han de visitar si se deciden por Calpe.Spa para parejas en Calpe - AR Hotels

Además, la oferta hotelera es inmejorable. La cadena AR Hotels & Resorts cuenta con alojamientos preparados para demostrar el romanticismo más puro. Entre ellos, destacan AR Diamante Beach y The Cookbook Hotel, ambos con habitaciones amplias dotadas de las mejores comodidades, ofertas de spa en Calpe en centros de bienestar con instalaciones y masajes para dos y una variedad gastronómica rica y exquisita. Características a las que se suman también paquetes vacacionales con actividades en pareja para recomendar ese viaje de novios con el que todos sueñan. 

 

Islas Canarias 

Un gran destino para ofrecer si los novios buscan aventura sumada a romanticismo. El Hierro, Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura, La Palma o La Gomera. Cualquiera de ellas es mágica, única y maravillosa. Paisajes volcánicos, reservas naturales, actividades al aire libre, playas paradisíacas e interesante flora y fauna endémica. Además, el buen clima que, durante todo el año, hace en estas islas las convierte en perfectas para una luna de miel en cualquier época.

 

La Costa de Meiga 

Los recién casados están dispuestos a ir hasta el fin del mundo con su pareja. Aquí lo pueden hacer de verdad. La gallega Costa de Meiga es una zona poco famosa con abruptos acantilados que se pueden ver en el trayecto hasta Finisterre, visita muy recomendada por considerarse, antiguamente, como el fin de la tierra conocida. Los pueblos de pescadores, los verdes valles, las aldeas celtas y las extensas playas de arena fina son los protagonistas de este gran viaje.Los mejores destinos de luna de miel en España

Costa Brava 

Una luna de miel con acento francés. Aunque parte de Blanes, esta zona litoral limita con el país vecino en Portbou, pueblos separados por calas y playas únicas que, en su día, fueron el rincón favorito del pintor Salvador Dalí. A ello, asimismo, se unen las Islas Medas, enclave perfecto para la práctica de deportes acuáticos. Las posibilidades son casi infinitas en la Costa Brava: relajarse en las calas más resguardadas, iniciarse en el submarinismo, conocer la naturaleza o acercarse hasta la casa del mismísimo Dalí. 

 

Costa Verde 

Ofrecer playa y naturaleza es sinónimo de Asturias. Un paisaje de contrastes que mezcla mar y montaña, pero también bosques, cuevas e islas, entre otros. Aquí, la tranquilidad del litoral llama la atención si se compara con otros lugares costeros de la geografía española. Además, los pueblos regalan estampas muy románticas en zonas históricas o portuarias. En este sentido, destacan Tapia de Casariego, Cudillero, Luarca, Ribadesella o Llanes. 

 

Cantabria 

Un destino para todos los gustos. Quienes buscan historia e interior pueden encontrarse con las Cuevas de Altamira, pero aquellos que quieren playa, sol y tranquilidad tienen la opción de pasar por la playa de Comillas o por alguna otra de las más de 60 que hay en Cantabria. Santillana del Mar, Arnuero, Ruiloba o Santander son algunas de las localidades que merece la pena conocer. Las actividades más recomendadas son perderse por las reservas naturales, visitar los parques y recorrer la costa.

¿Cuáles son los mejores destinos para pasar tu luna de miel en España?

Granada 

Una ciudad para enamorados. Espíritu andaluz y esencia del Medio Oriente se mezclan en barrios como el Albaicín y espacios como la Alhambra para generar una postal única. De hecho, en Granada se puede ver uno de los atardeceres más bonitos de España. El Mirador de San Nicolás ofrece una panorámica de la Alhambra, que adquiere un tono rojizo cuando el sol cae para dar paso a la noche. Un segundo mágico, como mágico es también perderse por las calles y los monumentos de la ciudad y disfrutar, por supuesto, de la rica gastronomía.