¿Estás pensando en organizar un evento en estas fechas tan señaladas y no sabes cómo adornarlo? ¡Nosotros te damos las claves principales para triunfar!

A menos de dos semanas de la Navidad, el ambiente festivo ya ha inundado calles, tiendas, establecimientos y, por qué no, eventos. Las luces brillan, los villancicos poco tardarán en sonar y los turrones pasarán a protagonizar los platos de cualquier mesa. Este período festivo es, además, una gran excusa para la celebración de encuentros que, sin duda, adquieren tintes navideños.

La iluminación, las invitaciones, la comida, el ambiente y todo lo que imaginas puede tener trascendencia a la hora de adornar un evento en estas fechas. La decoración navideña, en esta línea, puede suponer un quebradero de cabeza para muchos, pero es una forma excelente de diferenciarte de la competencia y cautivar a los asistentes para estrechar lazos con ellos.

Sin embargo, organizar un evento con decoración navideña no es tarea fácil si lo que se pretende es evitar caer en los tópicos. El objetivo, en estos casos, ha de perseguir la creación de un mundo de fantasía capaz de generar una experiencia positiva en quienes presencian el encuentro. ¿No tienes claro cómo hacerlo? ¡No te preocupes! A continuación, te damos los mejores consejos para adornar un evento en Navidad.

Los colores son los protagonistas

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia, pero la gama cromática predominante es la base fundamental para generar ese ambiente navideño capaz de embriagar a propios y extraños. En ese sentido, cuando hablamos de Navidad, las posibilidades se reducen a dos: apostar por lo tradicional o innovar a base de dorados y plateados mezclados con colores neutros.

En el primero de los casos, el rojo y el verde son los tonos que se asocian a estas fechas, principalmente por ser los colores de la planta más conocida de la Navidad, el acebo. El reto, sin embargo, está en saber combinarlos para salirse de lo común y asombrar a los asistentes, y la mejor manera de lograrlo es emplear ambos colores en diferentes elementos. Por ejemplo, vestir las sillas con tela blanca y dejar un pequeño detalle en rojo acompañado de una rama de pino o recibir a los visitantes con flores de Pascua.

Por otra parte, si el evento es más moderno, los adornos plateados o dorados son una buena elección. Eso sí, hay que evitar caer en el error de sobrecargar el ambiente, y la forma más óptima de conseguirlo es mezclar dichos adornos con colores neutros, como pueden ser el blanco o el negro. Asimismo, el toque rústico es aquí una opción excelente para subir un peldaño más en la escalera de la sofisticación. La elegancia será, entonces, la característica que cautivará a los asistentes.

La comida es la gran aliada

El cuidado de la presentación de cualquier elemento ornamental es clave en todo tipo de eventos. En ese sentido, no se puede olvidar que la comida del catering juega un papel fundamental y, por consiguiente, es susceptible de convertirse en la mejor amiga de la decoración navideña de un encuentro celebrado en estas fechas.

Las ideas son numerosas. Nos referimos, por ejemplo, a cupcakes adornados con ‘copos de nieve’, figuras de mazapán con temática de Navidad (calcetines, renos, regalo, estrellas…), trufas de chocolate con fresas y nata haciendo de gorro de Papá Noel o el clásico bastón de caramelo.

Asimismo, una buena idea es optar por poner una candy-bar adecuada a un evento celebrado en esta festividad. Los colores predominantes son, de nuevo, el elemento esencial, pero los detalles, como ya avanzábamos antes, marcan la diferencia. La comida ha de estar relacionada con la temática, pero también los adornos de este rincón, con guirnaldas, estrellas, luces, piñas, hojas y un largo etcétera.

Las invitaciones son la carta de presentación

La primera toma de contacto que los futuros asistentes tienen con el evento es la invitación a éste, por lo que su diseño tiene que ser navideño si el encuentro así se describe. Las oportunidades son dos. Por un lado, para aquellos que, aparte de un encuentro navideño también apuesten por un evento ecológico, lo mejor es mandar esas entradas por correo electrónico con un aspecto visual dominado por la creatividad y, por supuesto, relacionado con la Navidad.

Si, por otra parte, los organizadores del evento optáis por el camino de la invitación en papel, el diseño de ésta también ha de estar estudiado y cuidado para dejar patente que el encuentro tendrá tintes vinculados a esta festividad. Una buena manera de ahorrar costes, además, es hacer esas tarjetas vosotros mismos y, de esa manera, aprovechar para crear una postal que no sólo sirva de entrada, sino también de felicitación de las fiestas que están por venir.

Los centros de mesa, los imprescindibles de la decoración navideña

Uno de los elementos más bonitos de los adornos de la Navidad son, sin duda, los centros de mesa, pues ellos brindan muchas posibilidades de ornamentación y aportan un plus de elegancia al ambiente del sitio donde nos encontremos.

Es cierto que, a pesar de ello, no todos los eventos tienen mesas donde poder lucirlos. Sin embargo, los centros de mesa pueden ser unos buenos elementos decorativos de escenarios, stands, estanterías o recepciones de un congreso, ponencia o reunión celebrados en estas fechas tan señaladas.

Las piñas, las velas, las grandes copas de cristal, las luces, las hojas o las clásicas bolas son algunos de los materiales que suelen rellenar estas estructuras. El arte, no obstante, está en saber combinarlos y, como las ideas son muchísimas, aquí puedes encontrar múltiples centros de mesa para Navidad.

La iluminación es la encargada de darle sentido al ambiente

Las luces son otro de los imprescindibles de la Navidad, pero también de los eventos, pues ellas son las encargadas de transformar el espacio para darle ese toque mágico, acogedor y fantasioso que requiere un encuentro navideño. Gracias a la iluminación, en definitiva, se consigue ese espíritu que, dicen, es propio de estas fiestas.

En ese sentido, se puede dar luz a un evento con velas en los centros de mesa (encantarán si, además, desprenden aroma), con guirnaldas de luz amarilla volteando los puntos clave de la sala o con cables de bombillas LED localizados en elementos como árboles, candy-bar, atril o photocall, entre otros. Éste último, además, debe estar tematizado con la Navidad para que la decoración sea, por tanto, perfecta.

Ahora ya sabes cómo adornar un encuentro con toque festivo, pero queda escoger el lugar donde lo pondrás en práctica. El hotel AR Diamante Beach es, sin duda, el rincón perfecto para ello, porque dispones de más de diez salas que puedes decorar como desees contando, asimismo, con la ayuda de un equipo de expertos especializados. ¿Quieres saber más información? A un sólo clic: