Prestigio, impacto económico inmediato y legado a largo plazo son los beneficios de la organización de una Eurocopa o unos Juegos Olímpicos. La seguridad, el primer paso. Barcelona, un gran ejemplo de organización.

Francia derrotó a Turquía y le arrebató la celebración de la Eurocopa de 2016 por su grandes avales: ya había organizado otros eventos deportivos internacionales como la Eurocopa de 1984 o el Mundial de 1998, disponía de una gran infraestructura turística y contaba con transportes de calidad que cubrían la totalidad del territorio nacional. Sin embargo; la actualidad está poniendo en el candelero la organización de grandes eventos deportivos y la necesidad de mejorar el aspecto fundamental, la seguridad de todos los ciudadanos y de los más de 8 millones de asistentes al torneo.

¿Cómo se organiza un evento deportivo? Aprende de la Eurocopa
En la llamada “Eurocopa de la seguridad”, la UEFA ha invertido en ello alrededor de 34 millones de euros y el estado francés 12 millones, la misma cantidad que las nueve ciudades anfitrionas, lo que se traduce en un despliegue humano de alrededor de 90.000 personas entre policías (67.000), militares (10.000) y agentes de la seguridad privada (13.000). Un esfuerzo que, sin embargo, no han sido suficiente para que evitar los incidentes de los ultras rusos e ingleses en Marsella que dejaron 35 heridos, uno de ellos crítico.

Según José Luis Gómez Calvo, experto en Planes de seguridad para eventos de masas y actividades deportivas y recreativas en declaraciones para el diario 20 Minutos, hubo dos errores fundamentales por parte de la organización que propiciaron los sucesos de Marsella "por un lado, en el control de acceso (se introdujeron bengalas y petardos al campo); y por otro, en la gestión de espacios (lo próximas que estaban ambas aficiones)”. 

¿Cómo se organiza un evento deportivo? Aprende de la Eurocopa
El terrorismo y la criminalidad

El de los ultras, sin embargo, es solo una parte del problema de la Eurocopa, que a priori habían dejado en primer plano al terrorismo yihadista, que desde los atentados de noviembre y enero había puesto a París, y Francia en general, en alerta roja. La seguridad no es, sin embargo, un aspecto nuevo al que se enfrenta la FIFA; ya le trajo de cabeza, en el mundial de Sudáfrica de 2010 por las elevadas cifras de criminalidad del país, que le obligaron a invertir grandes cantidades y esfuerzos en seguridad privada.

¿Cómo se organiza un evento deportivo? Aprende de la Eurocopa
En el Mundial de Brasil la cosa no fue muy diferente y se extremaron las medidas tanto en los propios campos como en las inmediaciones de los terrenos de juego. A días del comienzo de los Juegos Olímpicos y con retrasos, problemas organizativos y recortes, la sensación de inseguridad en Río ha empeorado al hilo de la gran recesión económica que está viviendo el país. Los datos hablan por sí solos: en los primeros cuatro meses del año se registraron 1.700 homicidios en el todo el estado, 200 más que en el mismo periodo de 2015. Tal es el miedo que hasta algunos deportistas brasileños, como el ex futbolista Rivaldo, desaconsejan a los atletas internacionales participar en los Juegos: “Aconsejo a todos los que tienen intención de visitar Brasil o venir a las Olimpiadas en Río que se queden en su país de origen. Aquí estarás corriendo riesgo de muerte”, expresó en en su cuenta de Instagram.  

¿Cómo se organiza un evento deportivo? Aprende de la Eurocopa
Por otro lado,organizaciones como  Amnistía Internacional están denunciando los abusos de autoridad de la policía contra los derechos humanos. Y, por si fuera poco, otra sombra planea sobre el país: la contaminación de las aguas en la Bahía de Guanabara y el virus del Zika, otro factor que ha desalentado a los deportistas. El mismo Pau Gasol, por ejemplo, han expresado sus temores y sus dudas de participar.

El legado de los macroeventos deportivos: las lecciones de Barcelona
Otro de los grandes debates que se están llevando a cabo a raíz de los Juegos de Brasil es si cuándo estos terminen lo que dejarán en la ciudad será efectivamente lo que habían prometido: educación, cultura y sostenibilidad y si la organización de unos juegos, en general, es rentable para una ciudad.

Según el analista deportivo, Nicolás Fernández “A diferencia del impacto económico efímero que se experimenta con los Juegos Olímpicos, la organización de una Eurocopa deja una herencia que perdura varios decenios”. De hecho, más allá de la propia competición, el legado olímpico es el principal atractivo que supone para una ciudad celebrar unos Juegos. Del aspecto deportivo, que conlleva el aumento de la práctica de deportes y las instalaciones para el uso de la ciudadanía a la infraestructura cultural, social y urbanística.

¿Cómo se organiza un evento deportivo? Aprende de la Eurocopa
De todas las ciudades anfitrionas, si hay una que ha sabido sacarle todo el jugo a la competición, esa ha sido Barcelona, cuyo mayor éxito ha sido, además de la impoluta organización, la creación de una estrategia a largo plazo alrededor de los cinco anillos: gracias a ello se recupararon algunas playas que estaban abandonadas, se crearon nuevos barrios y espacios verdes, se mejoraron las telecomunicaciones y se desarrolló una boyante industria turística y una imagen de marca de la ciudad que ha atraido millones de euros de inversión internacional. Otro gran ejemplo, más reciente, es Londres, que solo seis años después está ya viendo la recuperación de los 11.000 millones de euros invertidos en 2010.

¿Cómo se organiza un evento deportivo? Aprende de la Eurocopa
Está por ver si los Juegos Olímpicos de Río y el mundial de fútbol de Qatar, que tendrá que combatir los efectos de las altísimas temperaturas en el público y en los jugadores a cuenta de talonario, se unirán a este grupo de exitosos o serán un fiasco como los mundiales de invierno de Sachi de 2014, los más caros de la historia, donde se construyeron 20 estadios nuevos en zonas prácticamente desoladas que hoy nadie usa, los de Atenas 2004, cuyas instalaciones olímpicas son privatizadas a precio de derribo, o en Atlanta, donde después de los Olímpicos la obesidad no solo no descendió sino que creció.

 Si estás pensando en organizar un evento deportivo en la Costa Blanca visita las instalaciones del hotel AR Diamante Beach en Calpe.