¿Eres de esos que padece un catarro más de dos veces en un año? Aquí tienes los mejores consejos para huir de los molestos constipados.

Llega el otoño y los virus de los resfriados buscan cuerpos en los que residir. El ciclo comienza y pocas son las personas que se libran de caer en las redes del constipado.

Es cierto, el frío no es el causante de los catarros, pero sí ayuda a preservar ese virus desencadenante en nuestros organismos, razón por la cual los meses de octubre a febrero son aquellos donde más resfriados se registran. 

Dolor de garganta, tos, estornudos, moqueo, afonía, molestias en la cabeza y hasta fiebre. ¿Os suena? Sí, son los síntomas de cualquier constipado, y estamos seguros de que, por lo menos, los padeces una o dos veces al año.

Muchos, o todos, tratamos de evitar el catarro cuando se acerca su época dorada, pero los esfuerzos, en ocasiones, son en vano, y no son pocos aquellos que dicen que no se puede eludir por completo. 

Sin embargo, tener un sistema inmunitario fuerte y un estilo de vida saludable son las premisas fundamentales que ayudan a evitar los constipados. Por ello, aquí te dejamos algunos consejos para saber cómo prevenir un resfriado.

Cuida la higiene personal ¿Cómo prevenir el resfriado? ¡Este año no me pilla!

Una de las medidas más sencillas y eficaces para prevenir un catarro es lavarse las manos, ya que éste se transmite por contacto directo. Los virus que causan los constipados suelen estar en esta parte del cuerpo y cualquier cosa que toques con ellas quedará infectada. No obstante, si limpias tus manos regularmente, podrás evitar tu contagio, pero también el de los demás.

En ese sentido, no es suficiente sólo con mojarlas, sino que has de frotarlas con jabón durante unos 20 segundos, como mínimo, y enjuagarlas bien. Otra opción es desinfectarlas con un limpiador de manos específico. 

Fortalece el sistema inmunitario ¿Cómo prevenir el resfriado? ¡Este año no me pilla!

El sistema inmunitario es el mecanismo de defensa natural de nuestro cuerpo y, como avanzábamos antes, mantenerlo fuerte reduce la probabilidad de contraer un resfriado (y muchas otras enfermedades). Pero, ¿cómo consigo hacerlo más resistente?, te preguntarás. La respuesta la encontrarás en los siguientes tips:

  • Llevando una dieta saludable y equilibrada, con frutas y verduras variadas entre los alimentos principales, rica, además, en vitaminas, fitoquímicos y oligoelementos.
  • Huyendo del sedentarismo con la práctica regular de ejercicio, pero sin sobrepasar tus límites. La actividad física reactiva las defensas. 
  • Evitando el estrés. Estar más nervioso de lo común reduce nuestras defensas y, en consecuencia, el sistema se debilita. 
  • Descansando y durmiendo las horas suficientes (entre 7 y 9). 
  • Esquivando el contacto con personas infectadas para que el virus no invada tu organismo. 
  • Rechazando hábitos nocivos, como el consumo regular de alcohol y tabaco, sustancias que debilitan el sistema inmunitario.

Otros consejos para saber cómo prevenir el resfriado

El cuidado de la higiene personal y del sistema inmunitario son los pasos básicos para evitar los catarros, aunque existen otros aspectos que también ayudan a escapar de las redes del constipado. Hablamos, en primer lugar, de vigilar la reacción de los estornudos.

Taparlos con las manos es un error muy común, pues ésta es la manera más fácil de contagio. La solución, por tanto, pasa por toser sobre las mangas o, mejor aún, sobre un pañuelo de papel que, seguidamente, se pueda tirar. 

Por otro lado, estar resfriado supone segregar mucosidad y, en algunos casos, padecer fiebre. En ambos, se pierde líquido y, por ese motivo, hay que beber lo suficiente para reemplazarlo. Tomar agua es lo mejor, pero también puedes hidratarte con zumos, caldos o tés sin cafeína. 

¿Qué hago cuando ya estoy acatarrado? ¿Cómo prevenir el resfriado? ¡Este año no me pilla!

Si el constipado ya forma parte de ti, no hay vuelta atrás, has de pasar por él porque no hay una cura concreta. No obstante, existen algunas prácticas que te hacen sentir mejor, como el reposo.

Además, puedes recurrir a los medicamentos, siempre consultando a un médico, para aliviar los síntomas, pero debes tener en cuenta que estos no contribuyen a la rápida desaparición del resfriado.

Asimismo, es importante que no se transmita a otras personas. Para lograrlo, evitar el contacto directo, quedarse en casa, desinfectar las superficies y objetos manejados con frecuencia y lavarse las manos constantemente son las mejores soluciones.

Los mitos del constipado

El resfriado es una enfermedad de la que todo el mundo sabe o, más bien, cree saber. ¿Cuántas veces has escuchado eso de que la vacuna de la gripe evita un catarro o que la vitamina C ayuda a curarlo?

De repente, cualquiera se convierte en el más experimentado en constipados y los consejos llueven sobre quien lo padece, pero lo cierto es que no son pocos los mitos que circulan  en este mundo tan común. La doctora Sandra Fryhofer explica, para el Huffington Post,  cuáles son algunos de ellos, y nosotros añadimos otros más .

  • Un resfriado puede acabar por convertirse en gripe. Esta afirmación es falsa, porque ambas enfermedades respiratorias están provocadas por virus distintos, a pesar de la semejanza entre sus síntomas. Por consiguiente, la vacuna de la gripe no sirve para prevenir un catarro, dado que está pensaba para atacar al virus de la primera y no de éste último.
  • Hay que evitar el ejercicio cuando hace frío. Tampoco es cierto, ya que la práctica de actividad física, como hemos argumentado, ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, principal mecanismo de defensa de nuestro cuerpo. Ello significa que, a fin de cuentas, hacer ejercicio previene el resfriado. ¿Cómo prevenir el resfriado? ¡Este año no me pilla!
  • La vitamina C ayuda a curar un constipado. Es cierto que una dieta de alimentos ricos en vitaminas y minerales previene el catarro porque, como en el caso anterior, tiene importantes beneficios sobre el sistema inmunitario. No obstante, la ingesta de suplementos vitamínicos con el fin de curar o evitar un resfriado no es una solución, pues no está demostrado científicamente.
  • Los vahos o la miel alivian los síntomas de un catarro. Sí, pero es una mejoría subjetiva, pues tampoco hay una explicación  o experimento científico que así lo corrobore. 
  • Los antibióticos ayudan a acabar con un resfriado. ¡Mentira! Estos medicamentos están pensados para acabar con las bacterias, pero no con los virus, y recordemos que un constipado está provocado por lo último.¿Cómo prevenir el resfriado? ¡Este año no me pilla!
  • Sólo se resfrían aquellas personas que están bajas de defensas. Fortalecer el sistema inmunitario ayuda a prevenir un resfriado, pero no es una garantía para poder afirmar que quienes lo consiguen nunca padecen esta enfermedad. Por tanto, un individuo sano también puede resfriarse más de una vez al año. 

Ahora ya sabes cómo prevenir el resfriado para que éste no sea un problema que te impida escaparte con tu pareja a Calpe o a cualquier otro lugar con encanto que te ayude a romper con la rutina, relajarte y revivir la llama del amor. ¿Estás preparado?