Compaginar el trabajo con las labores del hogar es complicado y más si tienes hijos. Por eso, aquí lanzamos 8 consejos para la gestión del tiempo.

Cualquier madre, pero especialmente las que trabajan, tienen serias dificultades para compaginar su actividad laboral con las tareas de la casa. En este tipo de situaciones es esencial llevar una correcta gestión del tiempo para evitar el estrés y las situaciones de nervios. Aunque cada persona tiene sus hábitos y su propia forma de hacer las cosas, existen una serie de consejos que siempre viene bien tener en cuenta y que seguro que mejorarán tu vida diaria:

Cómo organizarte si eres madre 8 consejos para la gestión del tiempo

Planear con antelación.

Si eres una persona a la que le gusta tenerlo todo organizado, lo mejor es que diseñes un planning o calendario de tareas donde esté todo planificado. Dedica cada día de la semana a un trabajo específico, por ejemplo los lunes a poner lavadoras, los martes a cambiar las sábanas, los miércoles a ir a hacer la compra, etc. Si consigues seguir a rajatabla la planificación crearás un hábito sin el que no podrás vivir porque ya sabes lo que se dice, 21 días consecutivos haciendo lo mismo provocan que un comportamiento se convierta en un hábito.

Cómo organizarte si eres madre 8 consejos para la gestión del tiempo

Aprender a priorizar tareas.

El día tiene 24 horas, si aceptamos que ocho de ellas las dedicamos a trabajar y otras ocho se deberían destinar a dormir, sólo quedan ocho horas restantes para hacer todas las tareas diarias: llevar y recoger a los niños del colegio, hacer la comida y la cena, poner lavadoras, limpiar la casa… La lista de labores del hogar es infinita y, siendo realistas, es difícil cumplir con todos estos cometidos en ese lapso de tiempo. Por ello, es importante dar prioridad a unas cosas sobre otras. Relega las cosas que no sean esenciales al fin de semana y concéntrate en lo fundamental.

Levantarse temprano.

Como reza el dicho popular ‘Al que madruga Dios le ayuda’ y más si tienes niños en casa. Despertarse unas horas antes de que ellos lo hagan te dará la oportunidad de disfrutar de un tiempo muy valioso en el que estarás tú sola para hacer tus quehaceres sin que nadie te distraiga. Además, los expertos dicen que las primeras horas del día son las más productivas, ya que recién levantados estamos más activos y con energías renovadas.

Cómo organizarte si eres madre 8 consejos para la gestión del tiempo

Delegar y compartir tareas.

En una familia las labores del hogar hay que compartirlas entre todos, por lo que cada miembro debería desarrollar un rol para que nadie tenga una carga excesiva de trabajo. Asimismo, si ostentas un puesto de trabajo importante en el que tienes mucha responsabilidad, es esencial que adquieras el hábito de delegar en tus compañeros. Tienes que asumir que tú sola no puedes con todo y que más vale pedir ayuda que hacer las cosas mal y a destiempo.

Cómo organizarte si eres madre 8 consejos para la gestión del tiempo

Saber decir no.

Uno de los principales problemas de muchas personas es que no sabemos decir no a tiempo y nos cargamos de ocupaciones que realmente no tienen nada que ver nosotros. Por ejemplo, cuando algún compañero de trabajo o familiar nos pide un favor que no nos viene bien realizar pero al que nos sabe mal negarnos. Esto es un problema porque la realización de dichos favores resta tiempo a nuestras labores cotidianas. Por ello, es básico aprender a decir no a tiempo para curarnos en salud y quitarnos de encima trabajos innecesarios. 

Hacer una cosa detrás de otra.

A veces pensamos que haciendo varias cosas a la vez ahorramos tiempo cuando no es así. Desempeñar varias funciones al mismo tiempo hace que realmente no estemos centrados en ninguna de ellas. Vale la pena hacer las labores una detrás de otra porque, aunque en un día no te dé tiempo a hacer muchas cosas, al menos tienes la garantía de que lo que has hecho está bien. La organización y la gestión del tiempo es la clave para poder cumplir con todos los quehaceres diarios.

Cómo organizarte si eres madre 8 consejos para la gestión del tiempo

Buscar ayuda.

Si llega un momento en el que no tienes tiempo para descansar y estás continuamente estresada con la organización de la casa, es tiempo de que busques ayuda externa. Contratar a una chica que vaya un par de días a casa a echarte una mano con la limpieza o con el cuidado de tus hijos te puede aportar muchos beneficios, sobre todo a nivel psicológico y personal. Estarás más tranquila y relajada y podrás focalizar todos tus esfuerzos en el resto de trabajos pendientes, así como en tu carrera profesional.

Dedícate tiempo a ti misma.

Ante todo no dejes que el exceso de trabajo te reste tiempo para hacer aquello que más te gusta. Ir al gimnasio, leer un libro, salir a correr, ver una película… Es conveniente tener un hobbie que te permita desconectar y liberar el estrés. Si cuentas con una vía de escape podrás afrontar los retos de cada día con energías renovadas, mientras que si no irás acumulando tensión que a la larga será perjudicial para tu salud.

Cómo organizarte si eres madre 8 consejos para la gestión del tiempo