Fomentar el trabajo en equipo y la consecución de objetivos es fácil si se sabe cómo estimular a los empleados. Con estos 6 juegos para empresas será pan comido.

Desde los años 90 las actividades de team building se han convertido en una realidad del sector empresarial español. Aunque son más comunes entre las grandes empresas y las multinacionales, los juegos para empresas están ganando cada vez más adeptos debido a sus altas tasas de efectividad. Según datos de Team Bonding  el 45% de los empleados de empresas con programas formativos no se plantean cambiar de trabajo. Además, está científicamente probado que se retienen mejor los conceptos cuando se explican a través de un caso práctico en vez de mediante una charla. 

Los juegos para empresas son la excusa perfecta para pasar un rato distendido fuera de la oficina, al mismo tiempo que se inculcan los valores de la empresa y se fomenta el trabajo en equipo. Generalmente funcionan mejor los juegos en exterior y por grupos, ya que con ellos se sale del entorno habitual de trabajo y se fomentan las relaciones personales entre compañeros. Los juegos con mayor índice de éxito son los siguientes:

Cómo motivar a un equipo con estos 6 juegos para empresas

1. La telaraña.

Esta actividad consiste en trazar con cuerdas una gran red que simule una tela de araña. Los participantes tienen que imaginar que en el centro de la red hay una araña que les puede atacar. Por lo tanto, el juego consiste en que todos los miembros del equipo tienen que cruzar la malla sin tocar las cuerdas para que la araña no les pique. Para ello hay que trazar una estrategia entre todos, ya que cada jugador tiene que hacer un recorrido distinto.

Los miembros que hayan superado la prueba tendrán que ayudar a los que todavía no la han realizado. Con este juego se incentiva la concentración, la capacidad de coordinación y la cooperación entre los integrantes de un equipo. También se ejercita la capacidad para trazar estrategias y la búsqueda rápida de soluciones en el caso de que algo salga mal.

2. Juego de orientación.

Para jugar a este juego es necesario estar en un lugar abierto como un bosque o el campo. Previamente al inicio de la actividad se esconderán por el terreno varios objetos que habrá que encontrar. Con la única ayuda de un mapa y una brújula, los participantes se dividirán en dos equipos y tendrán que localizar las piezas. El equipo que mayor número de objetos encuentre ganará.

El liderazgo, la toma de decisiones, el trabajo en conjunto y la comunicación son los valores principales que se trabajan en este ejercicio. Además de pasar un buen rato, los jugadores establecen relaciones los unos con los otros y generan lazos de unión entre sí.

Cómo motivar a un equipo con estos 6 juegos para empresas

3. El pastor y las ovejas.

En este juego cada equipo debe seleccionar un líder que será el pastor y el resto de miembros serán las ovejas. Privadas de visión, las ovejas deberán establecer con su pastor un método de comunicación para que éste las guíe. El objetivo de la actividad es llegar hasta el corral siguiendo las instrucciones acústicas del pastor. El equipo que logre hacerlo en menos tiempo será el ganador.

De nuevo en este ejercicio se promueve la resolución de situaciones en conjunto. Bajo el espíritu del trabajo en equipo, los participantes desarrollan la coordinación de esfuerzos, la comunicación y la orientación. Además, en el caso de ser los vencedores, se experimentará la satisfacción del trabajo colectivo bien hecho.

4. Tiro con arco.

Casi todo el mundo conoce el juego del tiro con arco, pero en esta actividad en concreto varía un poco para adaptarse a las dinámicas de grupo y empresariales. Se juega por equipos, aunque existen turnos individuales de tiro. Los puntos que obtenga cada jugador se sumarán a un marcador global junto a los del resto de integrantes del equipo. Hay una ronda de tiro por cada jugador y al término de ésta el equipo que más puntos haya obtenido será el vencedor.

En el tiro con arco se ejercita la concentración, la puntería y la destreza. La práctica en conjunto de este juego ayuda a los jugadores a focalizarse en la consecución de un objetivo común. El depender de las capacidades de los demás, no sólo de las de uno mismo, fortalece la confianza en las personas que nos rodean y afianza los lazos de unión.

Cómo motivar a un equipo con estos 6 juegos para empresas

5. Carrera de esquís.

Para este divertido juego en equipo hacen falta unos esquís gigantes en los que quepan varias personas. Los participantes tienen que abrochar sus zapatos a las sujeciones del esquí e intentar realizar un recorrido previamente establecido en el menor tiempo posible. En este ejercicio es fundamental la coordinación entre todos los integrantes para evitar caerse y ser eliminados.

Con esta actividad se fomenta el espíritu de trabajo en equipo, la unificación de esfuerzos, la comunicación entre personas y la capacidad de liderazgo. Asimismo, se trabaja la resolución de situaciones de conflicto mediante la creatividad. La carrera de esquís es un ejemplo de aprendizaje basado en la experimentación.

6. Carrera de sacos.

Otro juego de toda la vida aplicado a los programas empresariales. En este caso los sacos son para un conjunto de personas, generalmente grupos de seis. Se trata de llegar a la meta uniendo fuerzas y dando saltos al unísono para no caerse. La carrera se realiza simultáneamente junto al resto de miembros del equipo, con lo que la sensación de competitividad es mayor. Lógicamente, el equipo que llegue antes a la meta será el vencedor.

En la carrera de sacos se está trabajando la compenetración entre jugadores, la coordinación y la unión de fuerzas ante un objetivo común. Al mismo tiempo se estimula la competencia desde un punto de vista lúdico y positivo. 

Cómo motivar a un equipo con estos 6 juegos para empresas

 

Si te han convencido estos juegos para empresas y estás buscando un lugar donde ponerlos en práctica, en AR Hotels & Resorts tenemos todo lo que necesitas.