Una ruta tranquila y muy recomendable para descubrir cada secreto del municipio alicantino: el recién estrenado carril bici, que conduce a los lugares más emblemáticos de Calpe.

Sevilla, Valencia, Zaragoza, Pontevedra, Barcelona… cada vez son más las ciudades españolas que apuestan por la bici como medio de transporte. El objetivo, para muchos, fomentar los desplazamientos sostenibles y ecológicos en las localidades del mundo. Y Calpe es una de ellas. Este municipio ha elaborado el ‘Plan de Movilidad Sostenible de Calp’, que incluye el interesante, y ya ejecutado, proyecto ‘BiciCalp’. 

Dicho proyecto, que contaba con un presupuesto superior al medio millón de euros, ha permitido la construcción de un carril bici de 16,3 kilómetros que, unido a 8,2 kilómetros de ciclo calle, posibilita que Calpe tenga 24,5 kilómetros para el ciclismo urbano. El primero de ellos se encuentra en la acera, mientras que determinadas vías han sido declaradas ciclo calles por la falta de espacio fuera de la calzada.  Carril bici en Calpe: ¡recorre sus rincones a golpe de pedal!  Fuente: Calp ciutat sostenible

Recorrer el carril bici de Calpe apenas requiere esfuerzo, porque su dificultad técnica es baja. En ese sentido, la superficie de gran parte de la ruta es llana, pues la altura máxima es de 84 metros. Un itinerario que, por tanto, puede ser completado en poco más de una hora y media a una velocidad de 30 kilómetros por hora (la máxima permitida).

‘BiciCalp’ permite, entonces, disfrutar del ciclismo y la bicicleta, aunque nace con el objetivo de promover el transporte sostenible y potenciar los hábitos saludables entre los ciudadanos de la localidad alicantina. Por ello, el recorrido abarca gran parte del término municipal, circunstancia que puede convertirse en una extraordinaria (y sana) oportunidad de conocer la villa d’Ifach a pedaladas.

Porque en el cicloturismo también pensaron quienes diseñaron el proyecto. De hecho, el carril bici tiene como finalidad conectar los lugares de interés de Calpe, por lo que se le pueden atribuir tres usos. Por un lado, el diario, entendiendo la bicicleta como medio de desplazamiento; por otro, recreativo, que busca pasar un buen rato sobre las dos ruedas; y, finalmente, turístico, aprovechando para hacer paradas en los emblemáticos rincones hasta los que conduce.

Si eres un apasionado de los pedales y buscas un itinerario tranquilo que, al mismo tiempo, aporte gran valor cultural, recorrer el carril bici de Calpe es una buena manera de comenzar. Además de practicar tu deporte favorito, puedes conocer lugares como los siguientes:

  • Peñón d’Ifach. El guardián del Mediterráneo es una gran roca que entra en el mar y es hogar para las más significativas gaviotas de Calpe. Sus 332 metros de altura y sus 50.000 metros cuadrados de superficie imponen, pero merece la pena pararse a contemplar su grandiosidad y apuntarlo en la lista de pendientes para recorrerlo una vez acabada la ruta.  Carril bici en Calpe: ¡recorre sus rincones a golpe de pedal!
     
  • Parque de La Vallesa. Se trata de una zona verde de 10.000 metros cuadrados con gran valor ecológico. Su suelo de tierra es, además, ideal para salir del carril bici y aprovechar para elevar, aunque sea muy poco, la dificultad de la ruta inicial. 
     
  • Salinas. Un oasis en medio de la ciudad. Se trata de una zona húmeda que, para muchos, se ha convertido en el mejor espejo del municipio gracias al reflejo de sus aguas. Aguas que, por cierto, son el cobijo preferido de cantidad de flamencos. El carril bici está preparado para rodear este maravilloso espacio natural. Carril bici en Calpe: ¡recorre sus rincones a golpe de pedal!
     
  • Paseo Ecológico Príncipe de Asturias. Su superficie de 30.600 metros cuadrados discurre por la base sur del flamante Peñón y, a pesar de estar construido en piedra natural, puede recorrerse en bicicleta. Pedalada a pedalada, aparecen zonas ajardinadas, miradores, escolleras o, simplemente, el Mediterráneo.
     
  • La Casanova. Una antigua masía fortificada de finales del siglo XVII que se ha convertido en uno de los hitos patrimoniales, históricos y arquitectónicos más destacados de Calpe. Una buena excusa para bajar de la bici, descansar y conocer el interior de este caserón. 
     
  • Casa del Cocó. Ésta es otra de las edificaciones más conocidas del municipio alicantino. De estilo rural, antiguamente se empleaba para el almacenamiento de los productos agrícolas recolectados en la cosecha, pero también para el uso de corrales ganaderos o para bodega. En su momento, la Casa del Cocó fue una gran productora.  Carril bici en Calpe: ¡recorre sus rincones a golpe de pedal!
     
  • Cala Calalga. El carril bici no desciende al nivel del mar, pero sí bordea esta pequeña cala de rocas donde reina la tranquilidad. Una parada perfecta para bajar de la bici y darse un refrescante chapuzón que ayude a continuar.

El alojamiento perfecto para una escapada ciclista

Una vez completados los 24,5 kilómetros de ‘BiciCalp’, te quedarás con ganas de conocer en profundidad todos esos rincones que habrás visto de pasada a 30 kilómetros por hora. ¿Por qué no alargar la estancia un par de días? Calpe tiene motivos suficientes para hacerlo. Un clima envidiable que te permitirá disfrutar de todos los planes, una oferta de ocio muy amplia y divertida y, por último, un inigualable hotel para ciclistas.  Carril bici en Calpe: ¡recorre sus rincones a golpe de pedal!

AR Diamante Beach es ese hotel en el que te sentirás como en casa, porque tiene todo para deportistas como tú: garaje con boxes para bicicletas, buffet especializado para darte todas las fuerzas que necesitas, gimnasio para complementar la rutina de entrenamiento, spa para relajarse después de una intensa jornada y habitaciones con todas las comodidades para asegurar tu buen descanso.

Asimismo, desde este hotel, parten cantidad de rutas ciclistas por diferentes territorios y de distintas dificultades que aseguran un viaje ciclista de 10. Hotel que, por cierto, elabora interesantes ofertas para que tu estancia sea, si cabe, mejor. ¿En qué consisten éstas últimas? ¡Estás a un ‘clic’ de tener la respuesta! ¿Te animas?