Aguas con sabores: sanas, ricas y con propiedades para tu cuerpo. Descubre nuestro buffet en el spa del hotel AR Diamante Beach.

“All you can drink”. Ese es el lema que deberás tomar al pie de la letra cuando visites el spa del hotel AR Diamante Beach, pues allí podrás conocer nuestro particular buffet, una “barra libre” de aguas saborizadas, como broche final a tu circuito o tratamiento. Esto es muy habitual en Asia, donde es frecuente servir aguas de sabores en varios momentos del día para reponer fuerzas y eliminar toxinas.

La importancia del agua

Todos sabemos que hidratarse es fundamental y que el agua es el principal elemento para todos los seres vivos. El cuerpo humano, concretamente, está compuesto en un 70% por agua (el cerebro está formado por un 70% de agua; la sangre, por un 80%, y los pulmones, por un 90%) y necesita mantener esa proporción siempre, para lo que tiene que incorporar alrededor de un 3% de su peso al día (lo que da el famoso litro y medio o entre 6 y 8 vasos). Esto es fundamental para hacer funcionar adecuadamente el corazón, activar la energía, reducir el riesgo de cáncer, regular el tránsito intestinal y, en resumidas cuentas, evitar la deshidratación, algo extremadamente peligroso, ya que si una persona pierde más de un 20% de agua puede, incluso, llegar a morir. Muchos no cumplen con estas proporciones. Ingerir frutas o aguas saborizadas puede ser una forma más atractiva (y beneficiosa) de hacerlo. Puedes hacerlo en nuestro hotel con spa en Calpe.

Hidratados tras un día de spa

Tras una sauna o un masaje se pierden líquidos y sales minerales, por eso nuestras aguas saborizadas están disponibles durante todo el horario del spa del hotel AR Diamante Beach y se adaptan a las distintas épocas del año: en verano son frescas y deliciosas, y cuando comienza a apretar el frío se sirven calentitas para reconfortar el cuerpo. Además, se cambian a diario para que los clientes alojados en el hotel puedan tener la oportunidad de degustarlas todas.

Hidratan sin aportar demasiadas calorías (porque, al contrario de las industriales, estas no contienen ningún tipo de azúcares ni de colorantes) y de paso aportan las vitaminas de las frutas que incluyamos. Sacian el apetito, refrescan (o hacen entrar en calor), aumentan las defensas y ayudan a mantener la piel joven y suave, las aguas saborizadas tienen virtudes generales, pero cada una de ellas posee, además, un beneficio particular.

  • ESTIMULANTE: menta y limón.
  • DIGESTIVA: canela y limón.
  • REFRESCANTE: limón.
  • DETOXIFICANTE: infusión détox y limón.
  • RELAJANTE: lavanda, limón y azúcar.
  • DIGESTIVA: menta, limón y canela.
  • NARANJA: eleva el espíritu.
  • ANTIOXIDANTE: té blanco y limón.

Frutas (cítricos, frutos rojos, piña, papaya, mango...), especias (pimienta, canela, jengibre, vainilla…) infusiones (té rojo, blanco o verde, roiboos…), hierbas aromáticas (menta, hierbabuena, cilantro, salvia, lavanda…) o vegetales (pepino, zanahoria, remolacha...), los ingredientes naturales se combinan para conseguir diferentes efectos terapéuticos y de belleza.

La de limón y canela, por ejemplo, alivia los dolores y las inflamaciones de las articulaciones, es un buen remedio para plantarle cara a los resfriados y la tos, previene la aparición de arrugas y tiene un efecto detox (genial para la vuelta del verano). En ella, la canela, una especia muy usada en aromaterapia, actúa como agente microbiano con propiedades anticáncer y reguladoras de los niveles de azúcar en sangre, mientras que el limón aporta una alta dosis de vitamina C, estimula el funcionamiento del sistema inmunológico, promueve la desintoxicación general y limpia el cuerpo, además de favorecer el tránsito intestinal, atenuar las cicatrices y ser un buen aliado en la pérdida de peso.

El agua con infusión de té rojo y limón es también diurética y favorece la digestión; reduce los niveles de colesterol y ayuda a adelgazar gracias a las propiedades depurativas y desintoxicantes del té rojo, un verdadero devorador de grasa, que es recomendable tomar especialmente después de haber consumido alimentos ricos en grasas saturadas.

Si lo que buscamos es una hidratación total, podemos, además de ingerir estas aguas, completar sus efectos con el programa “Rejuvenecer en el Mediterráneo”, un tratamiento corporal que empieza con un circuito spa degustación, seguido de una exfoliación de lavanda procesada artesanalmente por nuestros terapeutas que, unido con aceite de almendras de primera prensada en frío, deja la piel suave y tersa. Después, se da paso a una envoltura de barro con efectos calmantes y nutritivos. El resultado es espectacular.

“Emborráchate” en nuestro buffet y comprueba todos los beneficios de estas aguas saborizadas, muy fáciles de hacer en casa. ¿Quieres saber más sobre los tratamientos del spa del hotel AR Diamante Beach?