Las bicicletas de carretera de carbono son las más populares actualmente. Te descubrimos todos sus secretos por si estás pensando en comprarte una.

En la actualidad existen dos materiales top en la fabricación de bicicletas: el aluminio y la fibra de carbono. Aunque antiguamente las bicis también se elaboraban con titanio y acero, hoy en día están en desuso y cada vez son más difíciles de encontrar. La fibra de carbono es el elemento por excelencia en todo lo que se refiere a material ciclista pero aún es poco accesible por sus altos costes. Aún así, tiene muchos beneficios que te descubrimos a continuación.

Bicicletas de carretera de carbono características y marcas
Características de las bicicletas de carbono.

Aunque el principal inconveniente de las bicicletas de carbono es el precio, lo cierto es que cuando se conocen todas sus ventajas se entiende su elevado coste:

  • Amortigua los impactos y el traqueteo: El carbono es un material más elástico que el aluminio y, por lo tanto, absorbe mejor los vaivenes, golpes y vibraciones de la carretera. Esto se aprecia sobre todo en las bicicletas de montaña pero también en las de carretera, pues el traqueteo se transmite al cuadro de carbono y éste lo amortigua.
  • Diseño más flexible y novedoso: La fibra de carbono es moldeable y permite jugar con las formas de los cuadros de las bicicletas, por lo que con este componente se consiguen modelos mucho más originales. En cambio, los diseño en aluminio son más predecibles porque el material da mucho menos juego en el diseño.
  • Dureza y consistencia: La rigidez del carbono es un arma de doble filo porque, por un lado se consiguen bicicletas más fuertes y la fuerza que se transmite al pedal es mayor (un aspecto que gusta a los ciclistas), pero por otro lado es un material más frágil y más fácil de romper y, aunque se pueda arreglar, el resultado nunca será el mismo.
  • Ligereza y agilidad: Por lo general, las bicicletas de carretera de carbono pesan mucho menos que las de aluminio. Al ser más ligeras aportan mayor agilidad al ciclista y hacen que en carrera éste pueda centrar su fuerza en las piernas. Los cuadros de carbono suelen pesar alrededor de 500 gramos de peso, mientras que los de aluminio los sobrepasan considerablemente.
  • Individualidad y características propias: El carbono es un material moldeable que permite adaptar las características de la bicicleta a los gustos o costumbres de cada uno. Por ejemplo, se puede conseguir que la bicicleta ofrezca mayor rigidez en unos puntos y en otros menos. También permite repartir el peso por zonas para mayor comodidad del ciclista.

Bicicletas de carretera de carbono características y marcas
Inconvenientes del carbono.

A pesar de que es el material del presente y del futuro en el ciclismo, la fibra de carbono también presenta algunos inconvenientes que se deben subsanar con el tiempo:

  • La duración: El carbono es mucho más frágil que el aluminio, por lo que la durabilidad de la bicicletas es inferior. Con el paso del tiempo las fibras tienden a romperse y si encima no la cuidas ni le das un buen uso, este proceso inevitable se acelerará. Además, el carbono es más ruidoso y suele provocar crujidos.
  • El coste: El elevado precio es el principal inconveniente de las bicis de carbono. De hecho muchas veces no se corresponde con la realidad, puesto que algunas suelen traer problemas de montaje. Si estás decidido a comprar una bicicleta de fibra de carbono vete a la gama más alta, sino mejor que te decantes por una de aluminio.
  • El corto periodo de garantía: En la mayoría de bicicletas de aluminio las marcas dan garantía de por vida, mientras que en las de carbono no. Generalmente la garantía en este tipo de bicis es de cuatro o cinco años, por lo que en determinados casos no compensa la inversión económica que se realiza al comprarla. Todo dependerá del uso que se le dé.

Bicicletas de carretera de carbono características y marcas
Mejores marcas de bicis de carbono.

Bicicletas de carretera de carbono características y marcas

  • Trek: La bicicleta Madone es la estrella del catálogo de la firma Trek. Como ellos mismo la describen es una mezcla entre potencia, aerodinámica, integración y calidad. Calidad de conducción es el calificativo que mejor define a este vehículo que tiene un coste de 13.000 euros.
  • Scott: Esta marca está muy presente en el pelotón internacional ciclista y, concretamente el modelo Foil con el que varios profesionales han conseguido victorias en el Tour y en la carrera Milán-San Remo. Esta bicicleta es aerodinámica sin perder ni un ápice de comodidad y, además, cuenta con bastante rigidez lateral. Estéticamente es muy atractiva gracias a su innovador diseño y a que todos los componentes son de carbono.

Bicicletas de carretera de carbono características y marcas