Empieza el año nuevo chino y este año está representado por el Gallo de Fuego, ¿qué deparará este ciclo? ¿dónde tiene su origen ésta celebración?

La celebración de año nuevo es un acontecimiento muy especial para cualquier país o religión del mundo. Después de la celebración occidental, comienza la celebración oriental. El año nuevo chino.

Este año el calendario lunar fechó el año nuevo el 28 de enero ya que, como marca esta cultura, se inicia con la primera luna nueva del año y termina con la primera luna llena. 15 días desde que comenzó, hasta el 11 de febrero que se cerrará la entrada del nuevo ciclo. 

En todo este periodo de celebración, dedican tiempo a purificarse, a cerrar cosas pendientes, limpiar sus casas, comprar ropa nueva, pagar deudas… Todo ello para poder tener un nuevo comienzo completo. Año Nuevo Chino 2017: ¡Comienza el año del gallo!

Esta es una de las curiosas tradiciones que tienen los chinos, aunque otros lugares del mundo como Vietnam, Corea, etc, también se rigen por el calendario lunar y sus tradiciones. 

Si hablamos de todas las curiosidades que definen el Año Nuevo Chino es mejor comenzar por el principio. 

El año nuevo chino, también conocido por la ‘Fiesta de la Primavera’, se rige por el calendario lunar, que a su vez se rige por energías a través de la posición de la luna, y de otros elementos que definen el carácter de cada año. 

El primero hace referencia al zodíaco, al igual que en la cultura occidental tienen 12 signos aunque están representados íntegramente por animales:

  1. La rata
  2. El buey
  3. El tigre
  4. El conejo
  5. El dragón
  6. La serpiente 
  7. El caballo 
  8. La cabra 
  9. El mono 
  10. El gallo 
  11. El perro 
  12. El cerdo

Además de esta, la principal diferencia y curiosidad relacionada con el zodíaco Chino es que no se rige por meses si no por años. Esto tiene que ver con la siguiente curiosidad. Año Nuevo Chino 2017: ¡Comienza el año del gallo!

El Yin Yang representa dos energías contrarias que se complementan a la perfección. Refleja el equilibrio y la dependencia en armonía. En él existe un ciclo binario que se une a los 5 elementos en los que se divide el mismo. 

Estos elementos tienen origen y representación en los principales planetas del sistema solar para los chinos y suponen en los animales nombrados anteriormente, los determinantes en las características de cada uno. 

  • Metal → Venus
  • Madera → Júpiter
  • Agua → Mercurio 
  • Fuego → Marte
  • Tierra → Saturno

Con la unión del Yin Yang y estos elementos se crea un ciclo de 10. Los años impares pertenecen al Yin, los pares al Yang. Al dividirse, cada uno de los signos del zodíaco ocurre siempre o en el Yin o en el Yang. Por ejemplo, el dragón siempre será el Yang, la serpiente siempre el Yin. 

Esto crea un ciclo de 60 años, que comienza con Madera Rata y termina en Agua Cerdo. El ciclo actual comenzó en 1984 y terminará en el 2044. 

A todo esto se le suma otro elemento que termina de definir a cada uno de los signos, el Feng Shui. Es un arte que busca fomentar el bienestar y la armonía de cada individuo con su entorno y lo hace a través de los colores. Estos se relacionan directamente con los elementos. 

  • Azul / Negro→ Agua 
  • Amarillo / Marrón → Tierra
  • Verde → Madera
  • Blanco / Oro / Plata → Metal
  • Rojo / Naranja / Rosa → Fuego

El origen de la celebración 
El Año Nuevo Chino tiene su origen en con Nian, un monstruo que habitaba en el fondo del mar y que salía la víspera de la celebración a la superficie para comerse a todo ser vivo que se cruzase por su camino. Año Nuevo Chino 2017: ¡Comienza el año del gallo!

Ese día todo el mundo permanecía en sus casas, por miedo a encontrarse con el monstruo, hasta que un hombre decidió esperarlo para enfrentarse a él. 

Con explosiones y luces consiguió deshacerse de la bestia, y al día siguiente cuando todos quisieron saber quién había sido el valiente, no lo encontraron. 

Desde entonces se cree que fue un Dios el que les dió las claves para ahuyentar a Nian y también desde entonces se celebra la víspera de año nuevo con pirotecnia, fuegos artificiales y luces coloridas, para espantar a Nian. En los hogares se materializa este ritual colocando peces de color rojo en las casas. 

En la celebración hay costumbre de dedicar los días a estar con la familia y los amigos. El concepto de familia unida es muy importante en China y esta ocasión es perfecta para rendirle culto.

Tanto es así que además de la celebración principal de la noche de año nuevo, en la que se hace una gran cena que se comienza a preparar con una semana de antelación; se homenajea y reza por padres, antepasados y niños en los días posteriores. 

En esta cultura creen que cuanta más gente y alboroto haya en la cena, mayor prosperidad traerá a la familia. 

La cena que se prepara se compone indispensablemente de pescado de agua dulce que simboliza prosperidad, ‘niangao’ que es un pastel dulce de arroz glutinoso que representa mejor vida cada año, y las empanadillas chinas o gyozas como se conocen en la cocina occidental. Estas se preparan entre toda la familia y comparten con ella el protagonismo de la cena. Año Nuevo Chino 2017: ¡Comienza el año del gallo!

Además otra tradición curiosa es que son los mayores de la mesa los que deben dar el primer bocado, abriendo así la celebración. Toda la familia cena alrededor de una mesa circular que representa la perfección y la eternidad,

La cena dura hasta medianoche, y en este momento se abren las puertas y ventanas de los hogares para que salga todo lo malo. Por ser una cultura basada en la superstición se prohíbe hablar de cosas del pasado para evitar la mala suerte, y solo se permite hablar del futuro. 

Otros rituales basados en estas creencias son decorar las casas con peces (además de los rojos) para atraer la abundancia, en las puertas se colocan los ‘guardianes’ para proteger a los que allí viven de los malos espíritus y las paredes y fachadas se tiñen de rojo para proclamar a la buena suerte. 

El año del Gallo 
Con todo lo anterior el nuevo año que ha entrado tiene sus significados. El 2017 es el año del Gallo. Este animal simboliza el metal y el fuego, es signo de madrugada y despertar. 

2016 ha sido para ellos el año del mono, año referente a lo inesperado, de carácter positivo por pertenecer a la polaridad del Yang. 
 
Según cuentan, este año es un año que estará caracterizado por los cambios inesperados y situaciones difíciles. Un año que generará intensidad, austeridad, estructuración en los proyectos, etc. 

El fuego es un elemento que intensificará las situaciones y se contrarresta con un fin de año más relajado. Este año depara grandes avances tecnológicos, descubrimientos y nuevos personajes en el panorama social, político y económico. 

Por la misma razón de ser el año del fuego, los colores representativos serán el rojo, el naranja y el rosa, que deberán de contrarrestarse con tonos terrosos: amarillo, ocre y marrón. 

Para armonizar los flujos de energía es recomendable que se haga uso de colores como el verde, el amarillo o el azul (madera, tierra, agua) que depararán fortuna y buena suerte. Año Nuevo Chino 2017: ¡Comienza el año del gallo!

La esencia de la cultura oriental es la base en las energías y tanto en el ámbito personal, como en el profesional y dentro del hogar se deberá buscar el equilibrio del Yin y el Yang.