Los meses más calurosos del año son también los más difíciles para rendir sobre las 2 ruedas, pero una buena alimentación para ciclistas será la clave para pedalear sin problemas. ¡Descubre los consejos básicos!

Muchos kilómetros recorridos cada día, horas y horas sin dejar de pedalear. Ni siquiera el calor te frena. Sin embargo, las altas temperaturas hacen que tu cuerpo se empape de sudor. Pierdes más agua, más vitaminas y más minerales. Una época en la que se hace más difícil rodar, pero en la que tú tampoco quieres parar. Entonces, una buena hidratación y alimentación para ciclistas será la clave para seguir con tu pasión.

De lo contrario, los deportistas como tú pueden sufrir algunas alteraciones, como hipertermia, deshidratación, fatiga o hipoglucemia. Unos problemas que se deben a la disminución del flujo de sangre, la reducción de azúcares y la pérdida de líquidos. El rendimiento, en estos casos, cae, pero tiene solución. Solución que llega de la mano de una completa y variada nutrición para darte todas las fuerzas que necesitas.

alimentacion para ciclistas

Alimentación para ciclistas en verano: qué hay que comer

El equilibrio en la dieta y el control del gasto energético son los requisitos fundamentales de una buena nutrición deportiva. Un ciclista, por tanto, ha de consumir alimentos ricos en hidratos de carbono, en agua, en vitaminas y en minerales. Además, son muchos los expertos que recomiendan la ingesta de estos en crudo con el fin de aprovechar todos sus nutrientes.

La dieta de los ciclistas debe integrar refrescantes frutas y verduras para combatir las altas temperaturas, aceite de oliva, carne blanca y pescado al horno o a la plancha, zumos de frutas, cereales y mucha agua. Al mismo tiempo, un deportista de los pedales debe evitar el consumo de las grasas saturadas de mantequillas o productos lácteos, la carne de cerdo o las carnes rojas con mucha grasa o los dulces ricos en azúcares.

alimentacion ciclista

Algunos alimentos que te ayudarán a rendir en cada salida son, según My Protein, el boniato, los cereales integrales, la pasta, las verduras, las frutas del bosque, el plátano, las alubias, las naranjas, las almendras, el chocolate negro, el salmón, el pollo o los huevos. Además, desde Alimmenta recomiendan el uso de suplementos a la dieta, como bebidas isotónicas, geles deportivos, barritas energéticas, batidos alimenticios o suplementos de minerales, vitaminas y electrolitos.

Plan de alimentación para ciclistas: antes, durante y después de la carrera

La nutrición de los deportistas que hacen un gran esfuerzo en los meses más calurosos del año es importante en 3 fases clave: antes de salir a rodar, durante el pedaleo y después de finalizar el recorrido. La dieta, asimismo, se adapta al tiempo previsto que dure dicha salida, pues no es lo mismo prepararse para una carrera de 90 minutos que hacerlo para otra que supere la hora y media.

1- El antes. Con un plazo mínimo de 3 horas entre la última ingesta y la práctica de ciclismo, hay que consumir alimentos ricos en glúcidos, como las frutas, la miel, el jamón o el queso. Todos ellos capaces de aportar la fuerza suficiente para asegurar un rendimiento óptimo arriba de las 2 ruedas.

Los amigos de Brujulabike cuentan el plan que, durante el Tour de Francia 2016, siguieron los corredores del equipo Sky. Y sí, antes de salir a pedalear, Chris Froome comía avena con aceite de coco, tortilla con arroz, smoothie de fruta fresca, zumo de fruta y verduras y rebanadas de pan con mermelada. ¡La energía que le hizo ganador!

alimentacion ciclismo

2- Durante la carrera. Es importante hacer paradas, sobre todo para beber. Para ello, el ciclista debe planificarse para saber en qué momento de la carrera ha de comer o hidratarse. En este sentido, es recomendable tomar alguna bebida energética cada 20 minutos o los batidos alimenticios cada hora.

En este punto entra en juego el factor tiempo. Si las salidas no superan los 90 minutos y el deportista ha comido antes, los alimentos sólidos no serán necesarios, pero sí lo será recuperar los litros perdidos bebiendo agua cada 15 o 20 minutos. En cambio, para excursiones de más 1 hora y media, el avituallamiento es indispensable: frutas desecadas, barritas y bebidas isotónicas.

3- El después. Tras el esfuerzo realizado, toca reponerse. La mejor manera de hacerlo es con una barrita acompañada de una bebida energética o agua con gas. Los zumos de frutas, el yogur o el pan de cereales son también una buena solución para recuperar fuerzas. La cena, por su parte, ha de incluir arroz o pasta, verduras cocidas o ensalada y carne o pescado.

Hasta aquí, los mejores consejos de alimentación para ciclistas en verano. Ahora solo te queda escoger el lugar donde saldrás a pedalear. Si te decides por la Costa Blanca, alucinarás con la cantidad de terrenos, pero también con el hotel para ciclistas en Calpe que tiene un buffet elaborado para deportistas como tú. ¿Quieres conocer más? ¡Consulta todo lo que necesites y descubre sus ofertas pensadas para ti!