La primavera viene acompañada de alergias, pero sus molestos síntomas son difíciles de combatir con ingredientes que puedes encontrar por casa. ¿Quieres saber cuáles son?

Hoy se estrena la primavera y, como bien sabes, ésta la sangre altera. Energía, optimismo y felicidad se convierten en protagonistas. Lo hacen por una razón científica. De acuerdo con la revista ‘Muy interesante’, la llegada de la estación de la flor libera la hormona del amor, pero también la del placer, el estado de ánimo y la motivación. Primavera, por tanto, equivale a sonrisas, bienestar, positividad y satisfacción. El tiempo, además, empieza a mejorar y el frío enseña su mano para decir adiós. ¡Los planes se multiplican! ¡Achís! Remedios caseros para las alergias

Sin embargo, para el 30% de la población mundial, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, esta estación también es sinónimo de estornudos, congestión y secreción nasal, picor de ojos y nariz, malestar en la garganta o tos, entre otros. En definitiva, época de alergias. Y es que en este periodo, plantas y árboles producen, con mayor frecuencia, el polen y lo emiten a la atmósfera. El sistema inmunitario de algunas personas actúa, y lo hace de forma defensiva liberando histamina. Entonces, aparecen los indicios de reacción alérgica. ¡Achís! Remedios caseros para las alergias

¿Eres de ese 30% o lo son alguno de tus hijos? En ese caso, más de una vez, los antihistamínicos médicos habrán sido vuestra salvación. No obstante, has de saber que existen muchos otros remedios caseros para combatir los síntomas de la alergia primaveral. Por ello, hemos seleccionado los más fáciles de hacer o conseguir, sin olvidar, a pesar de todo, pasar por la consulta de tu doctor.

  1. Eucalipto. Basta con hervir sus hojas para inhalar el olor que desprenden, el cual actúa de expectorante y descongestivo. Una fuente de alivio muy eficaz para combatir el malestar causado por las alergias, sobre todo la congestión nasal. Además, hay quien opta por elaborar un aceite concentrado con base de eucalipto para, una vez acabado, extender sobre el pecho y desobstruir las vías respiratorias. Es decir, el equivalente natural del conocido ‘Vicks Vaporub’¡Achís! Remedios caseros para las alergias
  2. Miel de abeja. Ni más ni menos que una ‘vacuna’ natural. ¿Por qué? Porque la miel contiene pequeñas dosis de polen. Con un par de cucharadas al día, lograrás que el cuerpo se acostumbre al alérgeno y, en consecuencia, deje de pensar que éste es una amenaza cuando llega la primavera. En ese sentido, los expertos recomiendan, además, el consumo de miel local para protegerse contra el polen de su zona. 
  3. Té de menta o té verde. Las infusiones son, por norma general, muy buenas para combatir los síntomas de la alergia. Aquí, te presentamos dos ideas. Por un lado, el té de menta, que se puede tomar e inhalar su olor, y el té verde, por otro. Ambos son capaces de frenar la producción de histamina y aliviar, entonces, la congestión nasal y los estornudos. Asimismo, también puedes echar unas gotas de miel y beneficiarte, además, de esa ‘vacuna’ natural. 
  4. Piña. Esta fruta es fuente de bromelina, esa enzima que puede mitigar la irritación nasal y su congestión y puede actuar como antiinflamatorio para las fosas de la nariz. Asimismo, tiene un alto contenido en vitamina C, un compuesto que previene con éxito los constipados, aparte de reducir la reacción del cuerpo cuando los alérgenos ya han actuado. 
  5. Solución nasal. Un buen remedio casero para la alergia es elaborar tú misma esa solución capaz de acabar con la mucosidad y destapar la nariz. Para hacerla, sólo debes mezclar media cucharadita de sal y otra media de bicarbonato de sodio (si tienes) en 250 mililitros de agua tibia. Una vez acabado, basta con echar un par de gotas en cada fosa nasal y dejar que hagan su trabajo. ¡Achís! Remedios caseros para las alergias
  6. Manzana. En concreto, la piel de la manzana. Ésta última contiene quercetina para hacer que las células ganen resistencia para poder plantar cara a los alérgenos. Sus propiedades son muy buenas para muchas otras cosas, pero los expertos recomiendan su consumo cinco días a la semana cuando de prevención de alergias se trata.   
  7. Semillas de hinojo. El picor, hinchazón, lagrimeo y enrojecimiento de los ojos son algunos de los síntomas más comunes de las reacciones a la primavera. También muy molestos. El hinojo, en ese sentido, es conocido como una planta perfecta para hacer de remedio natural en las infecciones oculares. Necesitarás, en ese caso, verter media cucharadita de semillas de hinojo en 100 mililitros de agua hirviendo y dejar reposar la mezcla durante 10 minutos. Finalmente, escurrir, dejar enfriar y, con una bañera ocular, dejar reposar sobre el propio ojo por un minuto.
  8. Ortiga. Una infusión de ortiga es una buena solución para combatir las alergias, porque sus hojas pueden frenar el efecto de la histamina y, por consiguiente, aliviar la mucosidad, la congestión nasal, la tos o el picor de garganta. ¡Achís! Remedios caseros para las alergias

Más allá de estos remedios caseros y naturales para la prevención o alivio de los síntomas de las alergias, existen otras maneras de poder combatirlos. En esta línea, desde AR Hotels & Resorts, recomendamos que no te olvides las gafas de sol en casa cuando llegue la primavera, te tapes la boca y la nariz con algún pañuelo más veraniego o untes la entrada de la nariz con vaselina para que quede pegado el polen y no entre en las fosas. 

Para finalizar, es aconsejable, además, dejar las ventanas cerradas, sobre todo a primera hora de la mañana; tapar con un plástico la ropa tendida para que el polen no afecte demasiado sobre ella, y cambiarse de ropa al llegar a casa. Estos tips, unidos a los remedios anteriores, son suficientes para prevenir y combatir la alergia con éxito. ¡Que nada te impida disfrutar de la maravillosa primavera!