Aceites vegetales, té verde, manzanilla... Productos caseros que ayudarán a hidratar y nutrir la piel para que ésta luzca perfecta.

No es ningún secreto que las mujeres, aunque también los hombres, nos preocupamos por nuestra apariencia. Vernos bien (y que nos vean bien) es importante y no es algo que digamos nosotros, sino que lo demuestran las estadísticas. Según un estudio de Statista, el 35’4% del presupuesto para belleza se destina a productos para el cuidado de la piel, el 23’3% a productos para el cabello, el 16’6% a maquillaje y el resto a productos de higiene personal y cosméticos orales.

Este estudio demuestra que los cosméticos representan una partida importante de la economía de las personas. Sin embargo, muchas veces podemos cuidar nuestra piel sin necesidad de comprar productos de belleza o acudir a centros de spa y bienestar. Siguiendo estos sencillos trucos caseros conseguirás lucir un rostro hidratado, limpio y radiante.

Lavar el rostro con miel.

La miel es un producto natural con incontables propiedades beneficiosas para la piel. Posee enzimas que ayudan a limpiar el cutis y eliminar toxinas, también contienen propiedades hidratantes por las vitaminas y minerales que tiene. Es ideal para pieles con acné, pues entre sus sustancias se encuentra el peróxido de hidrógeno que reduce las impurezas y frena la proliferación de bacterias en la piel.

La miel se puede aplicar en el rostro como loción limpiadora, sustituyendo al clásico jabón. No hace falta aplicarla en exceso, con una pequeña cantidad será suficiente para restregar por todo el rostro y al cabo de un par de minutos aclarar con agua. Los efectos serán visibles al instante con un cutis mucho más suave y limpio.

6 secretos de belleza para una piel radiante

Cepillar la piel en seco.

Conocida como body brushing, esta técnica es muy beneficiosa para la eliminación de células muertas y toxinas de la piel. Estos restos suelen quedarse en la superficie de la dermis, obstruyendo los poros y favoreciendo la aparición de granitos. Por ello, es recomendable realizar una vez al mes un cepillado corporal con el que eliminar todas las toxinas.

Se debe realizar antes del baño y con un cepillo especial que se vende en farmacias. Realizando pequeños masajes circulares, recorreremos toda la piel del cuerpo con el cepillo eliminando las células muertas a su paso. Al mismo tiempo el cepillado tiene efectos drenantes, activa la circulación sanguínea y favorece la reducción de la piel de naranja. 

6 secretos de belleza para una piel radiante

Té verde para eliminar las ojeras.

Las bolsas de los ojos suelen ser un problema común que tiene su origen en diversos factores: falta de sueño, cansancio, estrés, etc. Sin embargo, son más fáciles de combatir de lo que parece, tan sólo hacen falta dos bolsas de té verde. El té es una sustancia diurética que ayuda a absorber los líquidos que residen bajo la piel, con lo que ejerce un efecto anti-inflamatorio. 

El proceso consiste en hervir dos bolsas de té y posteriormente enfriarlas con agua fría. Este último paso es importante porque si las aplicamos en caliente no ejercerán el efecto anti-inflamatorio deseado, sino todo lo contrario, tendrán un efecto dilatador. Por lo tanto, una vez estén bien frías se aplicarán sobre los ojos durante diez minutos. Transcurrido este tiempo se retirarán suavemente y se secarán los ojos con discos de algodón aplicando ligeros toques. Los ojos lucirán en todo su esplendor al instante.

6 secretos de belleza para una piel radiante

Exfoliar los labios con azúcar.

Los labios tienen más importancia de la que se les suele conceder, por lo que también es muy importante cuidarlos. Durante el invierno éstos tienden a resecarse y agrietarse, por ello es aconsejable realizar cada cierto tiempo una exfoliación que elimine las pieles muertas y los regenere. No hace falta acudir a ningún centro de belleza para ello, pues es muy sencillo de hacer en casa. 

En una cuchara sopera se aplica un poco de aceite de coco o vaselina y una pizca de azúcar. Poco a poco y con los dedos se va aplicando la sustancia sobre los labios con movimientos circulares, al instante se apreciará cómo se van desprendiendo las pieles muertas y los labios van quedando más suaves y limpios de impurezas. Tras el proceso habrá que hidratarlos con un poco de crema de cacao.

6 secretos de belleza para una piel radiante

Manzanilla para iluminar el rostro.

Es bastante habitual que en temporadas de mucho trabajo o estrés el cutis luzca cansado y sin brillo. Esto se puede combatir con un elemento tan común como la manzanilla. Al igual que es beneficiosa para los problemas estomacales, la manzanilla también es positiva para la apariencia de la piel.

El procedimiento es rápido y fácil. Hay que hervir dos bolsas de esta infusión y dejar que el líquido repose en el frigorífico durante 15 minutos. Una vez se haya enfriado se aplica sobre el rostro como lo haríamos con un tonificador facial. Es decir, con unos discos de algodón con los que restregar toda la sustancial por el cutis. Después tan sólo hay que dejar que esté lo absorba y el efecto será inmediato. Se realizamos el proceso por la noche mucho mejor, ya que daremos más tiempo a la piel para absorber las propiedades de la manzanilla.

6 secretos de belleza para una piel radiante

Usar aceites vegetales para hidratar la piel.

Los aceites vegetales son una alternativa cómoda y económica frente a las cremas y cosméticos faciales. Si son puros pueden llegar incluso a ser más beneficiosos que éstos, ya que se trata de ingrediente cien por cien naturales que aportan todo tipo de nutrientes a la dermis. Aceites como el de rosa de mosqueta, el de coco o el de almendra tienen propiedades antioxidantes, hidratantes y, en ocasiones, terapéuticas.

Se pueden comprar en herboristerías o, si te atreves, hacerlos tu misma en casa. Lo más importante es asegurarse de que permanezcan puros para que no pierdan las sustancias beneficiosas. Se pueden aplicar por todo el cuerpo, no sólo en la cara, eso sí, si tienes la piel grasa no hay que abusar de ellos porque pueden acentuar el problema.

6 secretos de belleza para una piel radiante