Además de imponentes paisajes, Asturias también tienen rutas inolvidables para recorrer encima de la bicicleta. Ahí van cuatro ejemplos de ello.

Asturias es una de las comunidades más emblemáticas de nuestro país. Su ubicación entre mar y montaña la hacen especialmente atractiva por los parajes que encontramos en ella. Con una extensa historia (los primeros hallazgos de civilizaciones datan del paleolítico) y con una amplia cultura con el dialecto asturiano como leitmotiv, Asturias enamora a todo aquel que la visita.

Cuna de deportistas como Fernando Alonso o David Villa, Asturias es la tierra perfecta para practicar cicloturismo junto a la Costa Blanca. Puertos de montaña, senderos junto al mar, rutas de interior… Son muchos los itinerarios ciclistas que se pueden realizar por esta comunidad, por eso aquí queremos destacar algunas rutas.

4 rutas en bici por Asturias que no puedes perderte

Ruta del Río Nalón.

La zona del bajo Nalón es el área que conforma la desembocadura del río con mismo nombre. Este terreno configurado por un total de 38 kilómetros es ideal para hacer una bonita escapada cicloturista de poca dificultad. Partiendo desde Pravia tomaremos el camino que va en dirección a la localidad de Cabos y que presenta una ligera pendiente que es bastante accesible. Tras este tramo llegaremos a la parte más complicada del recorrido, el ascenso hasta Monteagudo que tiene un 9’56% de inclinación. 

Desde lo alto del mirador de Monteagudo se puede contemplar el Puerto de San Esteban, la desembocadura del río Nalón y de San Juan de la Arena. Por ello, es el lugar perfecto para hacer una pequeña parada para recuperar fuerzas y poder afrontar el resto del trayecto. Tras el descanso emprenderemos el descenso en dirección a Somao, Muros de Nalón y el mirador de Espíritu Santo, donde si se desea se puede hacer otra pequeña parada. Continuamos la ruta hacia el Puerto de San Esteban que nos lleva hasta la mismísima desembocadura fluvial. Desde allí se puede rehacer la ruta inicial o bien cruzar el puente que atraviesa el río y que a través de Soto del Barco nos conducirá de nuevo hasta Pravia.

4 rutas en bici por Asturias que no puedes perderte

Ruta de la Sidra.

La sidra es la bebida típica asturiana y, como tal, tiene un recorrido en su honor que nos lleva por las poblaciones más emblemáticas donde se elabora dicho producto. Esta ruta de carácter circular parte de la localidad de Nava, donde tomaremos la carreter AS-335 que conduce hasta Camás y Pruneda. Este primer tramo nos lleva a través de bosques y zonas de vegetación espesa, en cambio ofrece excelentes vista del río Piloña que compensa lo abrupto del paisaje.

Tras este trozo comenzará el ascenso que se inicia muy levemente pero cuya subida se acusa a la llegada a Porreño. Aquí se puede hacer una breve parada de avituallamiento y después de ésta se realizará el descenso hasta Amandi, donde pasaremos por delante de la famosa iglesia San Juan, de orígen románico. De allí nos dirigimos hasta Villaviciosa, localidad conocida por la producción de sidra, donde visitaremos las numerosas iglesias que datan de los siglos XII y XIII. Una vez finalizada la visita iniciaremos el trayecto de regreso hacia Nava por donde hemos venido. En total 45 kilómetros a realizar en un día entero para poder realizar las diversas paradas turísticas.

4 rutas en bici por Asturias que no puedes perderte

Ruta de ascenso al Monsacro.

El Monsacro es un monte de unos 1.000 metros de altura idóneo para la práctica de ciclismo. Existen diferentes rutas para realizar su subida pero una de las más populares es la que sale de Oviedo y pasa por Bueño. Desde allí hay que dirigirse al Valle de Riosa donde comenzará el ascenso pausado pero continuo. Pasaremos por municipios como Las Mazas, La Ará o La Vega. 

A esta altura circularemos en paralelo con la ruta que lleva hasta El Angliru, uno de los puertos de montaña más famosos del principado. Durante este tramo estaremos acompañados por unas vistas espectaculares sobre prados y valles que amenizarán la subida. Así aterrizaremos en Viapará, punto donde haremos un receso para recuperarnos del esfuerzo. A partir de ahí afrontaremos la parte más dura con la subida hasta las paredes calizas del Monsacro. Habrá tramos que no podremos recorrer con la bici y tendremos que hacerlos a pie, sin embargo la mayor parte del itinerario se puede realizar en bicicleta.

Ese será el punto máximo que alcanzaremos en esta ruta, pero se puede subir hasta las capillas Magdalena y Santiago. Iniciaremos la bajada que nos llevará hasta la carretera AS-31 por la que circularemos hasta desviarnos por La Collada y Santa Eulalia, y de ahí hasta Oviedo.

4 rutas en bici por Asturias que no puedes perderte

Ruta de Mieres.

Este itinerario es perfecto para aquellos que están empezando en el cicloturismo porque es prácticamente lineal y no tiene mucha dificultad. Es una ruta para disfrutar de los paisajes, más que para practicar deporte, pero no por ello deja de ser entretenida, al contrario. Salimos de El Entrego y vamos recorriendo tranquilamente la senda verde llamada Carrocera. Son seis kilómetros que tienen una ligera subida bastante fácil de realizar. 

Continuaremos por El Plano hasta Saus, aquí tomamos otra senda verde conocida como ruta del Trole que atraviesa Tuilla y nos conduce hasta el río Candín, en el que podemos hacer una parada para descansar. Retomamos el trayecto para dirigirnos hacia La Felguera, donde haremos un pequeño ascenso hasta La Trapa y Santirso de tres kilómetros. De ahí hasta Mieres hay otros tres kilómetros en descenso que se recorren en muy poco tiempo con la satisfacción de llegar a la meta. 

4 rutas en bici por Asturias que no puedes perderte