Como salidos de un cuento, en la geografía española encontramos pueblos idílicos que ni los mejores escritores podrían imaginar. Perfectos para una escapada de fin de semana, aquí os dejamos nuestra selección de los 10 lugares con encanto que debéis visitar este verano.

Castillos romanos, calas de aguas cristalinas, edificaciones árabes… En el mapa español abundan las localidades con estas características. Los pueblos de España muestran nuestra historia y nuestro rico patrimonio cultural y la buena conservación de éstos supone un atractivo para turistas, tanto nacionales como extranjeros. Poder visitar antiguas fortalezas de reyes o perderse por estrechas calles empedradas hace que merezca la pena visitar estos 10 lugares con encanto:

1. Baeza (Jaén).

Ha sido seleccionado por la Guía Repsol como el pueblo con más encanto de nuestro país. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pasear por su calles es como trasladarse hasta la Edad Media. A cada paso que demos tropezaremos con un palacio, una muralla o alguna iglesia. Aparte de su arquitectura, el otro elemento que hace imprescindible la visita a Baeza es su aceite de oliva; no podremos irnos del pueblo si cargar con unas cuantas botellas.

2. Luarca (Asturias).

Este pueblo pesquero del norte de España tiene una peculiaridad que le diferencia del resto y es que no se ha extendido a lo ancho, sino a lo alto. Luarca se encuentra encaramado en un acantilado que da al Mar Cantábrico y está dividido en dos por el río Negro. Su puerto pesquero, el faro y las casas de indianos que datan del siglo XIX son algunos de los atractivos turísticos que no te puedes perder.

3. Besalú (Gerona).

De aspecto medieval, a Besalú se accede a través de un puente romano, una señal de lo que encontraremos en su interior. Paseando por sus calles tendremos la sensación de que al girar una esquina nos vamos a cruzar con algún estoico caballero o una dama de noble cuna. Tal es así que los productores de la exitosa serie Juego de Tronos se han fijado en la localidad y rodarán parte de su sexta temporada allí. El barrio de la judería y la Plaza Mayor son algunos de los enclaves de visita obligatoria en Besalú.

4. Calpe (Alicante).

Esta localidad de la Costa Blanca ha sido elegida entre los usuarios del portal Escapada Rural como una de las favoritas para hacer turismo rural Calpe aúna mar y montaña, lo que lo convierte en el sitio idóneo para quienes buscan un turismo activo. El imponente Peñón de Ifach domina la costa, siendo uno de los principales atractivos de esta localidad alicantina.

5. Albarracín (Teruel).

Un clásico de la geografía española. Pocos son los que no han oído hablar en alguna ocasión de este pueblo del interior de Teruel que destaca por su casco histórico de calles empedradas y en cuesta. Albarracín es una villa de origen medieval emplazada en un valle que la hace todavía más hermosa de lo que ya es por sí sola.

6. Ronda (Málaga).

Otra habitual en las listas de lugares con encanto, esta población es una de las más antiguas del país, lo que se percibe en sus calles y en su arquitectura. El poblado está dividido en dos mitades: al sur la zona de reminiscencias árabes y al norte la parte más contemporánea. Entre los monumentos a destacar de Ronda encontramos el Puente Nuevo, una construcción imponente que se eleva sobre el río Tajo.

7. Valldemossa (Mallorca).

El encanto de la sierra de Tramonta luce en todo su esplendor en esta aldea del interior de Mallorca. En una isla en la que la principal atracción turística son las calas y los pueblos junto a la costa, encontramos esta pequeña villa de calles adoquinadas en la que el compositor Chopin encontró la inspiración para muchas de sus obras. El monasterio de La Cartuja confiere un halo de solemnidad a la localidad de Valldemossa.

8. Tabarca (Alicante).

Esta isla ubicada a 22 kilometros de Alicante es un paraíso propiamente dicho. Tan sólo 50 afortunados residen a lo largo del año en esta isleta que en verano cobra vida. El faro y la Torre de San José, así como las cristalinas aguas de sus calas son un reclamo para visitar esta población a la que se puede llegar en ferry desde Santa Pola.

9. Morella (Castellón).

Romanos, árabes, celtas, íberos… Todos ellos pasaron por Morella y dejaron su huella de una forma u otra, lo que convierte a este pueblo de la provincia de Castellón en uno de los más pintorescos de España. Un majestuoso castillo domina el skyline de esta localidad que está rodeada por una muralla de 1.500 metros y que, junto al resto de atractivos del pueblo, ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico.

10. Fuenterrabía (Guipúzcoa).

Carlos V mandó construir un fastuoso castillo en esta localidad en la que pasaba largas temporada y ahora éste destaca sobre el resto de construcciones del pueblo. Junto al Mar Cantábrico y haciendo frontera con Francia, Hondarribia (como se llama en euskera) aúna el atractivo de un pueblo pesquero con la majestuosidad de la Edad Media que aportan sus callejones estrechos.

Seguro que se nos quedan muchos en el tintero, pero sin duda esta es una buena lista para empezar a recorrer la geografía española y descubrir todos los encantos que tienen nuestros pueblos. ¿Ya has elegido cuál vas a visitar este verano?