Si estás iniciándote en el ciclismo en carretera, aquí te damos una serie de consejos y cuestiones a tener en cuenta para empezar con buen pie.

En el mundo del ciclismo existen distintas categorías y modalidades de práctica: montaña, ciclocross, triatlón, etc. El ciclismo de carretera, también conocido como ciclismo en ruta, es el más practicado de todos. Un dato que se refleja en el informe anual de AMBE (Asociación Nacional de Marcas del Sector del Ciclismo) que especifica que junto a las de montaña, las bicis de carretera fueron las más vendidas en 2014.
 
Para iniciarse en este deporte la modalidad de ciclismo en ruta es la más aconsejada, ya que la superficie es más cómoda y puedes ir regulando la intensidad según tus progresos. Aun así, igual que en cualquier deporte, cuando se empieza la práctica de ciclismo de carretera merece la pena tomar una serie de precauciones y tener en cuenta unas pautas.
Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera

Pautas básicas para el ciclismo de carretera.

Para iniciarse en el ciclismo en ruta es recomendable tener en cuenta esta serie de consejos:

Elegir una bicicleta adecuada: En el ciclismo, como es lógico, la bicicleta es el elemento fundamental. Condiciona mucho la práctica de este deporte, por lo que la constancia y la satisfacción pueden depender de si hacemos la elección correcta de bicicleta. ¿En qué debemos fijarnos antes de compra una bici? Sobre todo en que ésta se adapte a nuestras medidas y a la talla. Para ello tendremos que medir la distancia de entrepierna (apoyarse sobre una pared con las piernas abiertas 10 centímetros y medir desde la ingle hasta el suelo). La cifra obtenida se multiplica por 0’66 y así se obtiene la talla del cuadro.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera

Equipamiento homologado: El equipamiento ciclista también juega un papel importante para que nos sintamos cómodos sobre la bici. Vale la pena invertir un poco de dinero y comprar una buena equipación, que no hacerlo y sentirse incómodo durante la práctica del ejercicio. Los elementos esenciales para el ciclismo en ruta son el maillot, el culote, los guantes, el casco, las zapatillas y las gafas. Con todo ello iremos lo suficientemente protegidos como para no sufrir ningún percance y poder disfrutar de la práctica de este deporte.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera

Herramientas básicas: Cuando se sale a rodar o a entrenar es bastante habitual sufrir algún contratiempo como, por ejemplo, un pinchazo. Por ello, se recomienda llevar encima un conjunto de herramientas de reparación para estas situaciones. Normalmente se puede comprar en cualquier tienda especializada y suelen ser los mismos elementos que poseen en un taller pero de menor tamaño. El conjunto se puede guardar bajo el sillín o en uno de los porta bidones.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera

Adaptación de la alimentación: Aunque no es necesario seguir un régimen estricto como si fuéramos deportistas profesionales, sí que es aconsejable seguir una serie de pautas alimentarias los días que se vaya a salir a pedalear. Para evitar malas digestiones o pesadez durante la práctica de ciclismo es recomendable comer alimentos ligeros previamente y, sobre todo, que contengan hidratos de carbono para obtener energía. Además, es esencial cuidar la hidratación y llevar encima bebidas isotónicas durante el entrenamiento.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera
 
De todas las pautas mencionadas la más importante es la de la bicicleta porque, como ya comentamos, es la que va a condicionar nuestra experiencia en el ciclismo. Por ello, queremos hacer un poco más de hincapié en este aspecto.
 

Tipos de bicicletas para el ciclismo de carretera.

Las bicicletas de carretera reúnen una serie de características que las diferencia del resto. Las principales son las siguientes:

  • Manillares con cuña hacia detrás
  • Varios platos
  • Diversas marchas
  • Ruedas finas
  • Cuadros de aluminio o de carbono

 
Las bicicletas de carretera se pueden dividir en cuatro tipos:

1. Forma: Son bicicletas que no están indicadas para la competición, sino para circular por vías urbanas. El manillar es plano, lo que las hace más cómodas y aportan una postura confortable para el usuario.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera

2. Fixie: Son bicicletas vintage. Es decir, bicis con aires antiguos o directamente bicicletas restauradas. No están aconsejadas para la práctica de deporte porque no tienen marchas ni frenos. Es habitual emplearlas para dar paseos sobre terreno llano en el que se puede frenar con el pie.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera

3. Carretera: Son las propias de la práctica de esta modalidad de ciclismo. Pueden estar hechas con materiales típicos como el titanio, el aluminio o el carbono, o con otros más especiales como la madera o el bambú. Presentan una postura aerodinámica que favorece el entrenamiento y la competición. Tienen varias marchas, así como diversos platos.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera

4. Contrarreloj: Se usan para las pruebas de contrarreloj y para competiciones de triatlón. Suelen ser bastante caras, ya que tecnológicamente son las más avanzadas del sector. Están hechas de carbono, tienen cuadros con cableado interno y sus ruedas son de perfil gordo.

Todo lo que tienes que saber sobre el ciclismo de carretera


Si te ha entrado la curiosidad y quieres saber cuáles son las mejores marcas de bicicletas del 2015, te interesa leer este artículo.