Masajes, sauna, hidroterapia… Todo lo que debe reunir un spa para pasar un fin de semana perfecto.

La industria de los spas ha sufrido una evolución constante en los últimos años, en la última Cumbre Global de Spa y Turismo de Salud se presentó un estudio en el que se afirmaba que desde 2007 el número de spas ha incrementado un 47% en todo el mundo y en total se calcula que hay 105.591 spas. Sólo en Europa este sector genera 29.800 millones de dolares, un 62% más que hace siete años.

En general, los spas gustan porque cuando pensamos en ellos nos vienen a la mente imágenes relacionadas con la relajación, la desconexión, el descanso, la tranquilidad… Pero para que un spa llegue a transmitirnos todos esos sentimientos tiene que reunir una serie de requisitos que lo hagan idóneo para pasar un fin de semana de relax.

Qué debe tener un spa para un fin de semana relax
¿Qué debe ofrecer un buen spa?

Cada centro de aguas termales tiene unas características distintas, pero sí que hay una serie de pautas que deben reunir todos. Por lo general, cualquier spa debe estar dividido en dos zonas: el área colectiva y el área individual. La parte colectiva suele ocupar un 40% del espacio total y en ella se realizan los tratamientos generales; mientra que el área individual ocupa el 60% restante y en dicha zona se llevan a cabo los tratamiento personalizados.

En el área colectiva se encuentra lo que se conoce como circuito de spa. Es decir, son una serie de tratamientos que se desarrollan unos seguidos de otros y que suelen estar relacionados con los baños y las aguas termales. Algunos de los tratamientos más comunes en esta parte son los siguientes:

  • Duchas de hidroterapia: Existen muchas modalidades, pero las más comunes son las escocesas, las aromáticas, las circulares y las de cubo. Cada una de estas tiene una función, por ejemplo la ducha escocesa es buena para activar la circulación ya que alterna chorros de agua fría y caliente.
  • Zonas de descanso: Son áreas habilitadas para la relajación. En ellas se instalan tumbonas donde descansar. En estas zonas se cuidan muchos aspectos como la temperatura ambiente, que suele ser templada, y la música de fondo, que suele tener una función relajante y de desconexión.

Zonas de descanso: Son áreas habilitadas para la relajación. En ellas se instalan tumbonas donde descansar. En estas zonas se cuidan muchos aspectos como la temperatura ambiente, que suele ser templada, y la música de fondo, que suele tener una función relajante y de desconexión.

  • Sauna y baño de vapor: Las saunas son cabinas cerradas que reúnen una temperatura de uno 80 grados y que son buenas para eliminar toxinas y las células muertas de la piel mediante la sudoración. Otros aspectos positivos son la mejora del sistema cardiovascular, la eliminación de celulitis y la función desestresante. Los baños de vapor tienen las mismas funciones pero se diferencian en la humedad, ya que las saunas son calor seco.
  • Piscinas de chorro: son grandes piletas en las que encontramos chorros con forma de cuello de cisne, tumbonas de agua, pasillos con corrientes, cascadas, etc. En esta categoría también se pueden incluir las piscinas diferenciadas, una de agua fría y otra de agua caliente, así como jacuzzis.

Qué debe tener un spa para un fin de semana relax

En el área colectiva un aspecto que cobra suma importancia es la higiene, ya que por estas zonas pasan muchas personas y existe un alto riesgo de contagio. Por eso, deben ser tratadas con especial mimo, siendo desinfectadas y limpiadas diariamente.

En cuanto a la zona individual, está formada por distintas cabinas donde se llevan a cabo tratamientos personalizados. Hay cabinas individuales pero también para dos personas, de manera que las parejas puedan someterse a tratamientos conjuntos. Los tratamientos más comunes en este área son los siguientes:

  • Masajes: La finalidad de los masajes es la de relajar el cuerpo, activar la circulación, aliviar el dolor y recuperar movilidad. Existen muchos tipos de masajes pero los más comunes son los aromáticos, los antiestrés y los terapéuticos.

Qué debe tener un spa para un fin de semana relax

  • Tratamientos corporales: Son métodos con los que se pretende mejorar algún aspecto del cuerpo. Por ejemplo, los tratamientos anticelulíticos que pretenden eliminar la celulitis de determinadas partes o los tratamientos hidratantes que, como su nombre indica, tienen la función de hidratar el cuerpo mediante sustancias como el chocolate o las algas.
  • Tratamiento de limpieza facial: En ellos se somete al rostro a una limpieza profunda para eliminar imperfecciones. Suelen dividirse en varias fases (limpieza, exfoliación, extracción e hidratación) y su principal función es la de purificar la piel y mejorar el aspecto de ésta.

Qué debe tener un spa para un fin de semana relax

  • Baños: A medio camino entre la hidratación y la relajación, los baños tienen propiedades que acentúan ambos aspectos. Consisten en sumergirse en una bañera de agua templada con diferentes sustancias como aceites aromáticos, aloe vera, vainilla, etc. Además del bienestar físico, también mejora el bienestar mental y espiritual.

Cualquier spa que reúna estos elementos será una buena opción para pasar un fin de semana de relax y desconexión. Si buscas una buena alternativa cerca de casa, el spa del hotel AR Diamante Beach es la opción perfecta, ya que está considerado como el spa más completo de la Costa Blanca. ¿A qué esperas para probarlo?

Qué debe tener un spa para un fin de semana relax