Desde sus inicios en la industria armamentística a su posterior reconversión en productor de bicicletas. Descubrimos la historia de Orbea, firma española de bicis por excelencia.

En el País Vasco siempre ha habido una gran tradición ciclista. Desde principios del siglo XX agrupa la mayor parte de la industria de la bicicleta en España, que en el resto del país es casi inexistente. Tres grandes marcas han sido las que han dominado históricamente el sector: GAC, BH y Orbea, de las cuáles en la actualidad sólo perduran las dos últimas.

La historia de Orbea es la de cómo una empresa puede reinventarse y convertirse en referente internacional del sector. Estudiada como caso de éxito empresarial en universidades como la del País Vasco y San Sebastián, Orbea es líder en el mercado nacional y se encuentra entre las diez marcas más populares a nivel mundial.

Orbea: una marca con trayectoria


Historia de la marca.

Fue en el año 1840 cuando los hermanos Orbea (Casimiro, Petra, Mateo y Juan Manuel) decidieron crear una empresa armamentística dedicada a la fabricación de revólveres y cartuchos. Hasta el término de la I Guerra Mundial la empresa funcionó muy bien llegando a exportar más de 725.000 unidades de armas; sin embargo, tras el conflicto bélico, la empresa se vio afectada por la crisis de superproducción del sector y terminó rompiéndose la compañía en el año 1926. Del negocio Orbea inicial surgieron dos empresas: ‘Hijos de Orbea’, que continuó ligada al sector armamentístico, y ‘Orbea y compañía’, que se dedicó a la fabricación de bicicletas.

Tras una primera etapa bastante exitosa, en el año 1969 Orbea y compañía atravesó una crisis que la dejó al borde de la quiebra. Por ello, en 1971 el propietario Esteban Orbea decidió ceder la marca para que los trabajadores se establecieran como una cooperativa, forma de gestión que continúa en la actualidad. A día de hoy Orbea cuenta con tres planta de producción, una en Mallabia (Vizcaya), otra en Portugal y otra en China, y vende en más de 35 países. Además, son distribuidores oficiales a nivel mundial de Orca, la marca líder en neoprenos para triatlon.


Productos y especialización.

La marca Orbea comercializa y produce multitud de accesorios para ciclistas, siendo los más populares las bicicletas de montaña y de carretera. Desde la firma siempre han apostado por la innovación y la inclusión de nuevas tecnologías en sus productos, siendo la introducción de la fibra de carbono en sus bicicletas uno de sus avances más importantes. Este material hace que las bicicletas sean más ligeras y de una conducción y manejo más suave. También se ha experimentado con la manufactura de bicicletas eléctricas, de las que actualmente tienen cuatro modelos en el mercado.

Al margen de las bicis, Orbea también fabrica equipamiento ciclista, cascos y recambios, y a través de la marca Orca comercializa equipación para triatlones como neoprenos, equipamiento de natación y trajes. Las bicicletas para niños, así como las urbanas también están incluidas en su amplio catálogo de productos.

Orbea: una marca con trayectoria


Vertiente deportiva.

Orbea se quiso posicionar desde sus inicios en el ámbito deportivo apostando por el patrocinio de equipos ciclistas profesionales. Primero comenzaron con el patrocinio individual de ciclistas como Ricardo Montero y Mariano Cañardo allá por los años 30. En la década de los 70 creó su primer equipo ciclista con Miguel Mari Lasa y en los 80 se asentó en el mundo del ciclismo profesional con el Grupo Deportivo Ordea-Canena con integrantes como Perico Delgado y Marino Lajarreta.

En el año 2000 consiguió ascender a la categoría continental (categoría profesional) y en el año 2007 pasó de ser un equipo filial del Euskaltel-Euskadi y ser un equipo integrado en la Fundación Euskadi. A nivel internacional Orbea también patrocina equipos en Japón, Estados Unidos, Colombia, Polonia y Costa Rica, entre otros países.

En otras modalidades de ciclismo la marca vasca también ha tenido representación, como es el caso del ciclismo de montaña o el ciclo cross. Desde 2013 cuenta con un equipo de triatlón, el Orbea-Orca Triathlón Team, al que suministra material al mismo tiempo que financia.


El futuro de la marca.

Tras 165 años de existencia y varias crisis a sus espaldas, Orbea sigue afrontando el futuro con moderado optimismo. Se enfrenta a varios retos como seguir manteniendo su volumen de producción (entre 150.000 y 200.000 unidades según un estudio conjunto de la Universidad del País Vasco e Innobasque), afrontar la competencia que llega desde países con bajos costes de producción (Brasil, India y China) y resistir frente a la nueva tendencia de venta de bicis online personalizables.

Sin embargo, se abren también nuevas vías de mercado gracias a la expansión que está teniendo el ciclismo como medio de transporte en las ciudades. La habilitación de carriles bici y la subida constante del precio de la gasolina hace que cada vez sean más las personas que opten por desplazarse en bicicleta, lo que supone la apertura de un nuevo mercado de bicicletas urbanas de gama media-alta.

A pesar de que el futuro pueda ser incierto, Orbea lo afrontará como siempre ha hecho gracias a su espíritu innovador, entusiasta y creativo.

Orbea: una marca con trayectoria