¿Quieres que tus empleados empiecen el año con buen pie y muy motivados? ¡Pon en práctica estas 7 actividades motivacionales para empresas!

La mejor manera de que tanto las empresas como los trabajadores afronten los retos del nuevo año con ganas y de una manera positiva es a través de una jornada de actividades motivacionales para empresas. Dedicar un día a estimular a tu equipo de cara a los desafíos laborales que están por venir es la forma más segura de conseguir el éxito en todo aquello que hagan.

Grandes multinacionales como Danone o Unilever realizan este tipo de ejercicios con sus plantillas. Así que si quieres seguir la senda de estas grandes empresas te sugerimos que apliques las siguientes actividades motivacionales con tu equipo de trabajo:

7 actividades motivacionales para empresas

Bueno y malo.

Este ejercicio consiste en reunir a tus empleados y darles un papel en blanco y un bolígrafo. Cada uno debe dividir la hoja en dos columnas, en una de ellas tienen que anotar los aspectos buenos de su trabajo y en la otra los negativos. Se deben insertar todas las hojas en una urna y después un portavoz tendrá que sacarlas una a una e ir leyendo en voz alta las anotaciones. Se creará así un debate sobre los aspectos positivos y negativos de la empresa del cual se deberán extraer conclusiones.

7 actividades motivacionales para empresas

Cualidades.

La siguiente actividad va en consonancia con la anterior pero en este caso se focaliza en las personas. En diferentes tarjetas se debe escribir el nombre de cada uno de los empleados, después se deben repartir aleatoriamente entre todos para que a cada uno se le asigne una persona determinada. En la tarjeta hay que escribir las cualidades de dicha persona, tras esto cada uno deberá dirigirse a la persona que le ha tocado y leerle lo que ha escrito. Esta es una forma de fomentar la comunicación entre trabajadores y resaltar las virtudes de cada uno.

El ovillo.

En este juego los participantes se tienen que situar de pie formando un círculo. A la primera persona en entrar en acción se le dará un ovillo de lana; ésta tendrá que presentarse brevemente (nombre, puesto de trabajo, hobbies…) y cuando termine tendrá que lanzar el ovillo a otro de sus compañeros. Así sucesivamente hasta que el ovillo pase por las manos de todos los trabajadores y se forme así una telaraña. Cuando el último de los participantes haya concluido su presentación tendrá que repetir la del compañero anterior y devolverle la bola, y así progresivamente hasta que se deshaga la telaraña. Con ello se rompe el hielo entre compañeros y se fomenta la atención.

7 actividades motivacionales para empresas

El nombre de pila.

Esta actividad está dirigida a empresas con una plantilla muy amplia. Consiste en reunir en una sala a todos los trabajadores. Cada uno de estos deberá escribir en una tarjeta su nombre completo (apellidos incluido) y sujetarla durante unos minutos en su camiseta. Se dará un tiempo determinado para que la gente lea los nombres completos de cada uno de sus compañeros. Después, colocándose en un círculo, cada participante tendrá que pasar su tarjeta hacia la izquierda durante unos segundos hasta que el moderador detenga el intercambio. Tras esto cada jugador deberá entregar la tarjeta que le haya tocado a la personas que cree que corresponde. Este juego fomenta las relaciones entre empleados y estimula la memoria.

Representación teatral.

Para ejercitar el trabajo en equipo, un buen ejercicio es dividir a tu plantilla en grupos de seis y que cada grupo redacte y represente una obra de teatro. Debe ser una pieza ambientada en la realidad laboral, en la que cada componente desarrolle un papel que se adapte a su forma de ser. Una vez finalizada la representación se deberá hacer balance de la obra. Primero los espectadores (el resto de trabajadores de la empresa) deberán dar sus opiniones sobre el tema de la pieza y el papel de sus compañeros. Después, los propios actores deberán comentar cómo se han sentido en el papel y trabajando codo con codo junto a sus compañeros de equipo.

7 actividades motivacionales para empresas

Los puntos débiles.

En este ejercicio cada participante tiene que escribir en una pequeña hoja de papel sus puntos débiles o defectos. Se insertarán todos los papeles en una urna y después uno a uno cada participante irá extrayendo una hoja y explicando en voz alta lo que pone en ella. Los papeles son anónimos, por lo que no se sabe de qué persona son los defectos. En común el grupo deberá aportar ideas para superar dichos puntos débiles y se verá como éstos no suelen ser tan graves como parecen.

Representación animal.

Un varias tarjetas, tantas como participantes haya en esta dinámica de grupo, se deben escribir los nombres de animales, tanto hembras como machos (por ejemplo, gato y gata). Cada persona deberá escoger un papel y cuando estén todos repartidos habrá que representar al mismo tiempo el animal que les haya tocado. Cada uno tendrá que buscar a su pareja animal y situarse juntos sin decir qué animal son. Cuando todos estén emparejados, se volverá a representar al animal y los compañeros deberán adivinar de qué especie se trata.