Si te has quedado sin vacaciones pero no te resignas a pasar un verano aburrido, te proponemos 10 planes de ocio en familia para que escapes de la rutina.

Aunque para muchos el verano es sinónimo de vacaciones, hay otros que no tienen esa suerte. La época estival es la etapa del año en la que más trabajo tienen sectores como el hotelero, la restauración o el del ocio. Sin embargo, es posible escapar de la rutina a pesar de que no se disponga de vacaciones.

Más allá del verano, cualquier parte del año es buena para realizar un plan de ocio en familia. Las planes para salir de la rutina en domingo te ayudan a olvidarte de los problemas cotidianos, vivir experiencias nuevas y volver a conectar con las pequeñas cosas que nos hacen felices: compartir tiempo con nuestros seres queridos. Las ofertas para familias en AR Hotels & Resorts son un ejemplo perfecto: una tarifa especial de alojamiento en la que los niños no pagan, y toda la familia al completo puede disfrutar de un día de relax en Calpe

Además, suma estos 10 planes para fin de semana en familia y disfrutarás de tu escaso tiempo libre como si estuvieras de asueto.

 

¿Qué hacer en familia un domingo?

Excursiones de altura

En verano la vida en la ciudad puede resultar agobiante, así que no hay nada mejor que escabullirse a la sierra durante un día libre. El monte da muchas posibilidades de divertimento: practicar senderismo, hacer una barbacoa en familia, realizar escalada... Excursiones con niños que también resultan divertidas a los adultos, y te harán olvidar durante un rato las preocupaciones.

A remojo

El calor sofocante del verano nos hacen pensar en playas y piscinas, pero existen otras alternativas para refrescarnos. Si buscas planes en familia para el fin de semana, ir a pasar el día a un río o pantano es una alternativa para evitar la muchedumbre que encontramos en las costas. Además, podemos practicar deportes como el piragüismo, el rafting o el paddle surf que seguro nos dejarán con ganas de más.

Parques temáticos

Son un clásico del verano, pues gustan a grandes y pequeños. Bien sean acuáticos o de atracciones, los parques temáticos son una forma amena de salir de la rutina y pasar un día diferente. Montañas rusas, coches de choque, norias, toboganes… Un poquito de adrenalina para el cuerpo nunca viene mal.

Animales

Hay pocos niños que no se sientan atraídos y fascinados por los animales. Por eso visitar un parque de animales como el Bioparc es una opción 100% recomendable. Un día rodeados de naturaleza y de grandes mamíferos como elefantes, leones o jirafas harán las delicias de los más pequeños. Será una experiencia que no olvidarán jamás y seguro que contarán a sus compañeros de colegio.

Granja escuela

¿Quién ha dicho que los campamentos y las granjas escuelas son sólo para niños? El sector se ha renovado en los últimos años y ofrece atractivas experiencias para compartir en familia. Padres e hijos podrán realizar las actividades típicas de las granjas como plantar frutas y verduras, cuidar de los animales o dar paseos por el bosque. Vivencias únicas que estrechan vínculos entre los miembros de la familia.

Deporte en la playa

Para los que se encuentran en una ciudad de costa practicar deporte en familia es una opción que fortalece los lazos familiares. En playas grandes como la Playa de la Fossa, una de las mejores playas de Calpe, se realizan actividades deportivas para todos los públicos: clases de yoga, zumba, partidos de voleibol, etc.

Fiestas patronales

Muchos pueblos y ciudades celebran durante la época estival sus fiestas patronales. A lo largo de los días que dura la festividad se llevan a cabo multitud de actividades orientadas para los más pequeños, pero también para los adultos. Concursos de paellas, castillos hinchables, verbenas, talleres infantiles… Son tan sólo algunos ejemplos de lo que podemos hacer durante las fiestas de pueblo.

Tren turístico

¿Hay algo más característico del verano que los trenecitos turísticos? A los niños les encanta, así que siempre es una buena alternativa para mantenerlos entretenidos. Para los mayores también resulta interesante, ya que pueden disfrutar de un pequeño tour turístico por la ciudad en el que contemplar los sitios más emblemáticos.

Conciertos infantiles

Una de las claves para las vacaciones en familia es combinar diversión y aprendizaje. La música ayuda a los niños a desarrollar su sistema motriz, así como la inteligencia. Por eso, siempre es recomendable adentrarse en el mundo de la música a través de conciertos infantiles o espectáculos musicales. Durante el verano muchos teatros acogen representaciones de estas características, que seguro que no les dejará indiferentes.

Teatro itinerante

Durante el verano, muchas compañías de actores se dedican a recorrer las ciudades de España presentando sus obras. Los espectáculos son para todos los públicos, aunque pueden presentarse en diversas modalidades: comedia, cuentacuentos, payasos, monólogos, etc. Si apostáis por esta actividad pasaréis una tarde diferente que recordaréis durante mucho tiempo.